Arcioni cede a la presión social, deroga la Ley de Zonificación y convoca a plebiscito provincial - Política y Medios
25/01/2022 - Edición Nº5107

MARCHA ATRÁS

Arcioni cede a la presión social, deroga la Ley de Zonificación y convoca a plebiscito provincial

El repudio entre los chubutenses había convocado a numerosas marchas con serios incidentes, e incluso contaba con el apoyo de concejales y hasta intendentes de diferentes localidades.

La rebelión social iniciada en Chubut tras la aprobación de la Ley de Zonificación de la Actividad Minera culminó con la marcha atrás del gobierno de Mariano Arcioni; que comenzaba a acumular críticas a nivel nacional, no sólo por la decisión, sino por las feroces represiones ocurridas en medio de las movilizaciones en contra-que tuvieron picos de alta violencia-.

“Respeto profundamente a quienes se han manifestado pacíficamente estos días y quiero pedirles de abrir una ventana de tiempo durante la cual nos demos una oportunidad”, escribió el gobernador esta tarde en sus redes sociales.

En ese sentido, precisó que se refería a la chance de “pensar cómo damos trabajo a quienes no lo tienen, cómo generamos inversiones para industrializar nuestra producción, con qué recursos mejoramos nuestra educación, nuestra seguridad y nuestra salud”, en referencia a la crisis socioeconómica de fondo que arrastra desde hace tiempo la provincia patagónica.

A continuación, anunció una decisión que sin dudas será celebrada como una victoria entre la militancia ambientalista y política que resistió la habilitación de la megaminería: “Hemos decidido: Derogar la ley. Impulsar un plebiscito a nivel provincial para escuchar a todas las voces del pueblo”.

Hacia el final, aclaró que en esta etapa abrirá “un nuevo proceso de diálogo social con todos los actores involucrados en este proyecto, ya sea que estén a favor o en contra”.

La intención de acercar la provincia al extractivismo como una salida a la pantanosa crisis económica que atraviesa (y en cierta medida heredó) la administración de Arcioni, sobrevuela desde hace años registrando un notorio rechazo en la sociedad civil y sus organizaciones.

En la última semana, el repudio se cristalizó en manifestaciones numerosas a lo largo de Chubut, que incluyeron graves destrozos en edificios institucionales y una respuesta feroz de las fuerzas policiales.

En las redes sociales, al reclamo virtual extendido en sectores sociales y políticos comprometidos con la causa ambiental, rápidamente se le plegó la denuncia de escenas de persecución y represión expuestas en diferentes videos.

Las movilizaciones se realizaron el pasado miércoles -día de la aprobación de la Ley de Rezonificación- y jueves -día en que el mandatario provincial la promulgó-. Como saldo, la Casa de Gobierno y otros edificios públicos de Rawson fueron destrozados e incendiados; mientras que al menos 30 personas resultaron heridas y unas 7, detenidas.

El propio jueves, el Concejo Deliberante de Puerto Pirámide sesionó para aprobar un proyecto que declaraba “persona no grata” a los 14 legisladores provinciales que votaron a favor de la iniciativa.

En tanto, la resistencia contra el extractivismo incluso llegó desde la Municipalidad de Trelew, donde el intendente Adrián Maderna se sumó a los reclamos de sus ciudadanos.

“Trelew tiene una historia de lucha y compromiso. Jamás fue un pueblo silencioso ante las injusticias. Con mucho respeto estuve presente y acompañé la marcha. Es un pueblo entero movilizado. Escuchemos”, publicó en Twitter este lunes por la noche, citando un video que mostraba la imponente movilización del día.

El costo político de semejante repudio se hizo sentir, provocando la vuelta atrás en la decisión tomada, para llamar a una consulta popular mediada por un diálogo intersectorial. Por ahora, el alivio del gobierno de Mariano Arcioni no llegará de la mano de una megaminería aprobada de espaldas a la sociedad.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias

Más Noticias