Por primera vez, una mujer presidirá el Concejo Deliberante de Azul  - Política y Medios
26/01/2022 - Edición Nº5108

ACTUALIDAD

Por primera vez, una mujer presidirá el Concejo Deliberante de Azul 

En diálogo con PolíticaYMedios, María Inés Laurini aseguró: "Esto es el resultado no sólo de la lucha, los debates y las discusiones que las mujeres que damos al interior de nuestros espacios políticos, sino de una lucha que las mujeres vienen llevando a lo largo de la historia”.

Por: Miguel Di Spalatro

 

Azul, ciudad ubicada a 300 kilómetros de la Capital, celebra este jueves sus 182 años. En su larga historia, nunca una mujer había llegado la presidencia del Concejo Deliberante. Sin embargo, la “tradición” se rompió el pasado 9 de diciembre cuando María Inés Laurini fue designada para ocupar ese cargo. 

La primera mujer presidenta del cuerpo deliberativo de Azul llegó al concejo en el 2017. Peronista de origen, Laurini se sumó a la militancia de resistencia en el 2015, cuando el macrismo ilusionaba a los desprevenidos ciudadanos de clase media y los medios de comunicación demonizaban los años de gobierno kirchnerista en los que se había duplicado el ascenso social. 

La reconstrucción de la fuerza militante que venía de una derrota inesperada fue la primera tarea que un grupo de nuevos dirigentes, entre ellos Laurini, se dieron en aquellos dos primeros años para enfrentar la desazón que había producido el salto dado por Hernán Bertellys que, elegido intendente por el Frente para la Victoria, a los pocos meses de asumir se pasó a Cambiemos. 

Para evitar a los saltimbanquis de la política, reconstruir al peronismo y al propio frente, fue de ese grupo de dirigentes jóvenes que salieron los candidatos para las legislativas de 2017. Se lograron cuatro bancas, una de las cuales ocupó María Inés. 

En tanto este año Laurini, encabezó la boleta de Concejales del Frente de Todos que con el 25,95 % de los votos se posicionó como la primera fuerza de la oposición con seis concejales en un recinto atomizado con la incorporación de una nueva fuerza y la división de Juntos. 

El apellido Laurini tiene peso propio en Azul. Su padre, el profesor Mario Laurini, fue candidato a Intendente de Azul en 1983 cuando el país recuperaba la democracia.  Un año más tarde fue electo concejal y desde el bloque justicialista se destacó siempre por su capacidad de oratoria. Durante su juventud había sufrido persecuciones por defender sus ideales.  Fue el fundador de la Casa Peronista de Azul y durante el mandato de Oscar Raúl Bidegain al frente de la Provincia de Buenos Aires se desempeñó como Inspector Jefe de Educación.  Fue dejado cesante por el gobierno militar y sufrió persecuciones.

Mario e Isabela Schroeder, su compañera y mamá de María Inés, llegaron hace muchos años a Azul procedentes de Guatraché, ciudad de la provincia de La Pampa. Ambos abrazaron las causas populares y forjaron una familia militante.

Entrevistada por PolíticayMedios, la flamante primera mujer presidenta del Concejo Deliberante de Azul explicó cómo fue el proceso para arribar a ese cargo: “Yo llego a ser la primera presidenta del Concejo Deliberante de Azul por cómo se reconfiguró el escenario político después de las elecciones del 14 de noviembre”. 

“Por un lado, se encuentra la virtud del Frente de Todos, que consolidó su fuerza y logró renovar las tres bancas que ponía en juego, constituyéndose un bloque de 7 concejales, que es la primera minoría en el Concejo. Por otro lado, la fuerte interna que hay en el espacio Juntos, con lo que el ferrarelismo -división de Juntos opositora al intendente Bertellys- queda con un bloque de tres bancas”, explicó Laurini y agregó: “Además, la incursión de una nueva fuerza en el escenario político constituida por Podemos”. 

“En lo personal, es un desafío inmenso, cambia totalmente el rol” confiesó la nueva Presidenta. “Queremos recuperar en Azul la institucionalidad del poder legislativo, que retome su sentido y razón. Hasta hoy era un escenario en donde se ponían en puja las discusiones entre oficialismo y oposición y que muchas veces las terminaba dirimiendo el doble voto de la presidencia”

Para Laurini, el objetivo es hacer cumplir las ordenanzas que generan participación ciudadana: “Estas medidas venían con un incumplimiento sistemático por parte de la gestión del intendente Bertellys y su bloque de concejales. Ese es uno de los principales desafíos: reconfigurar el rol institucional del Concejo en el espacio político azuleño”. 

En cuanto a la relación con el gobierno municipal, Laurini confía en el diálogo: “Tenemos que construir la relación con el Ejecutivo. Desde hace tiempo la gestión de Bertellys propuso la figura de un 'enlace parlamentario'. Tenemos que ver de qué manera se juega ese rol político de articulación".

“Lo que está claro - y lo pudimos ver con el tratamiento del presupuesto, la ordenanza fiscal y la ordenanza impositiva- es que se viene una relación de articulación mucho más profunda. Como el Ejecutivo no cuenta con la mayoría absoluta y el doble voto de la presidencia es más necesario el dialogo, buscar puntos de acuerdo, trabajar y sentarse en una mesa en común a exponer, discutir y debatir ideas. Habrá que ceder en algunas posturas para encontrar un equilibrio que sea beneficioso para la ciudadanía. Es la manera en la que tenemos que tratar de ir construyendo. Desde las distintas áreas del Ejecutivo se van a ver obligados a articular de otra manera”.

María Inés afronta además esta responsabilidad desde una perspectiva feminista. Al tomar posesión de la presidencia dijo: “Quiero hacer observar un hecho que es histórico. Me quiero dirigir, en primer lugar, a todas las mujeres presentes en este recinto, de cualquier signo político, es la primera vez que el Concejo Deliberante de Azul va ser presidido por una mujer. Y estoy acompañada, además, en la Secretaria por una joven mujer. Esto es el resultado, no sólo de la lucha, los debates y las discusiones que las mujeres que damos al interior de nuestros espacios políticos, sino de una lucha que las mujeres vienen llevando a lo largo de la historia”.

Hoy Laurini levanta esas banderas en un Concejo Deliberante que además por primera vez tiene paridad de mujeres: “El gran desafío es la capacidad de que el Concejo Deliberante sea un poder que juegue un rol protagónico en el escenario político azuleño”, le dijo a PolíticayMedios mientras repasaba los números del presupuesto municipal que con “recomendaciones” se aprobó este miércoles en la primera sesión extraordinaria que le tocó presidir. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias