El Ojo Parlamentario: otra vez, la pelea por los despachos - Política y Medios
28/05/2022 - Edición Nº5230

CONGRESO

El Ojo Parlamentario: otra vez, la pelea por los despachos

Alberto prorrogó las sesiones ordinarias hasta el 31 de diciembre, pero sólo se trataría el presupuesto. Massa cantó victoria con el armado de comisiones y los liberales las miran desde afuera. Habría cierre de recintos en enero. La ruptura radical tiene peleas por despachos. ¿El que se doble y no se rompe es el PJ?

[Sólo presupuesto]

Alberto Fernández dispuso la prórroga de sesiones ordinarias, pero todavía no se entiende muy bien con qué motivo, porque el Frente de Todos por ahora sólo quiere tratar el presupuesto.

Alcanzaba con un decreto de llamado a extraordinarias con ese expediente para completar el trámite. Pero el presidente esperaba que se traten otras leyes enviadas por el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, como la promoción automotriz, que espera desde agosto.

Pero ni Sergio Massa ni Máximo Kirchner tienen intenciones de iniciar el debate, porque Kulfas no es muy querido por ellos y además le achacan a Alberto no enviar interlocutores válidos para negociar con la oposición. Los esperan para 2022. No se sabe cuáles son.

[Mayoría en comisiones]

Esta semana se supo por qué el 14 de noviembre Massa festejó más que Diego Santilli: con los resultados de las elecciones el Frente de Todos se mantuvo como el bloque más grande de la Cámara de Diputados.

Y eso vale y mucho: le permitió reelegir como presidente, un cargo que mantendrá sin problemas en los próximos dos años, y le garantizó una mayoría al oficialismo en todas las comisiones.

La primera en constituirse fue la de Presupuesto, en la que no tendrá problemas en reelegir Carlos Heller y manejar los temarios a gusto.

Sólo con unos votos de más para Juntos en provincias como Salta, La Rioja y Santa Cruz la presidencia podría haber quedado en manos de Luciano Laspina, del PRO. Y hubiera decidido cuando se trata cada tema. No pasó.

[Milei rompió con Espert]

En 2019 Javier Milei grabó un video de campaña con José Luis Espert, pero después no quiso sumarse a sus listas para competir. Esta semana volvió a desairarlo al negarse a armar un bloque conjunto en la Cámara de Diputados.

Espert lo esperó hasta la hora de la jura, pero su colega presentó una nota junto a Victoria Villarruel, su compañera de lista en la Ciudad.

Milei lo explica en diferencias ideológicas mínimas, como la de su condición de minarquista contra la de liberal clásico de Espert.

Pero su decisión tiene una consecuencia: no podrán integrar comisiones por representar los bloques más chicos del recinto. Si se juntaban y sumaban a alguien más, hubieran tenido varios lugares.

[Otra vez, la pelea por los despachos]

En 2019 Martín Lousteau casi se trompea con un custodio del Senado porque no le habilitaban un despacho de la planta baja, aun cuando había sido electo vicepresidente de la Cámara.

Este año la pelea la protagonizan sus diputados de Evolución, el sector de la UCR que representa y rompió con la conducción de Mario Negri.

Los diputados que ya vienen de antes no quieren abandonar sus oficinas, algunas en el palacio y otras en el edificio anexo.

Las negociaciones seguirán estas semanas entre los emisarios para no sumar leña al fuego. Sergio Massa, a cargo de repartir las llaves, sólo pide que se pongan de acuerdo.

[Obras en el verano]

Alberto Fernández se esperanza en un acuerdo con el Fondo Monetario en enero y el Congreso aprobándolo a los pocos días, pero los pasillos parlamentarios hablan de otro inicio de año con despachos cerrados y refacciones.

Hasta hay una gestión en el Senado para que Juntos avale tratar el presupuesto antes de navidad y vayan todos a pasear a las playas hasta febrero.  

Además de la falta de voluntad de la mayoría de los legisladores, surge otro problema: los empleados tienen vacaciones forzadas en enero y si se las quitan podrían faltar en otro momento del año, cuando más se los necesite.

O sea, serían demasiados problemas por no esperar a febrero y resolver lo que haga falta. Parece la mejor opción.

[El PJ es el que no se rompe]

Seis senadores del Frente de Todos amenazaron con romper el bloque después de las elecciones, liderados por el entrerriano Edgardo Kueider y emisarios de gobernadores como Sergio Uñac (San Juan) y Ricardo Quintela (La Rioja).

También se anotaban senadores opositores en sus provincias como el correntino Carlos Espínola y el jujeño Guillermo Snopek. Y hubo gestiones del jefe de Gabinete Juan Manzur para retenerlos, antes de votar.

Pero el 14 de noviembre dejó mejor parado al Gobierno de lo que esperaban, sin mayoría propia pero con chances de alcanzarlas si mantienen los aliados de 2020.

Por si acaso, el jefe José Mayans empezó a darle protagonismo en las sesiones a Snopek y obligó a los ministros a informar cada tema que quieren tratar. Mientras tanto siguen juntos. Y ven como Juntos se rompe en la Cámara vecina. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias