Aumento de tasas y nuevos impuestos, las medidas antipáticas que nadie quiso lanzar antes de las elecciones - Política y Medios
03/12/2021 - Edición Nº5054

POST LEGISLATIVAS

Aumento de tasas y nuevos impuestos, las medidas antipáticas que nadie quiso lanzar antes de las elecciones

La Nación, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Municipalidad de La Plata promovieron nuevos tributos e importantes incrementos en otros horas después de las elecciones.

Las elecciones legislativas del domingo pasado concluyeron más de dos meses de clima electoral y, con el fin de la campaña, volvió la agenda política que menos simpatía genera entre la ciudadanía.

En las horas posteriores a los comicios comenzaron a sucederse, uno tras otro, anuncios de incrementos de tasas y proyectos para gravar con impuestos nuevas actividades.

Una de las iniciativas impulsadas por el Gobierno Nacional que más resonó fue la gravación de operaciones con criptomonedas, que hasta ahora transcurrían por fuera del monitoreo estatal.

La noticia se conoció este miércoles a través del Boletín Oficial el decreto presidencial que resuelve incluir al mercado de monedas digitales -cuya divisa paradigmática es Bitcoin pero incluye más de 11.000 alternativas- entre los universos comprendidos por el Impuesto sobre los Créditos y Débitos Bancarios (conocido coloquialmente como Impuesto al Cheque).

La medida establece que la compra y venta de criptomonedas quede por fuera de las exenciones impositivas de las que gozan los Proveedores de Servicios de Pago (PSP) -categoría que nuclea la mayoría de las fintech, como Ualá o Mercado Pago-. 

El decreto modifica la Ley de Competitividad, que creó el impuesto al cheque en el año 2001, y busca promover las “Transferencias 3.0” (pagos electrónicos), pero excluye de este criterio las inversiones en criptomonedas, cuyo mercado crece sostenidamente en nuestro país como alternativa de ahorro y búsqueda de rentabilidad.

La normativa señala que “deben actualizarse y armonizarse las exenciones para las cuentas de empresas que brindan el servicio de procesamiento y liquidación de pagos de terceros a través de diversos medios electrónicos” a los fines de “no encarecer la operatoria”.

No obstante, en otro pasaje sostiene que “resulta prudente limitar las exenciones vigentes en el caso de intervenir determinados instrumentos, tales como monedas digitales o similares”.

La noticia no cayó nada bien en la cada vez más amplia comunidad de criptoinversores, cuyo “ecosistema” tiene entre sus principales propuestas de valor la descentralización de la operativa y la no dependencia de entidades jerárquicas como Bancos Centrales; erigiéndose fundamentalmente sobre el intercambio persona a persona (peer-to-peer) registrado y encriptado por millones de dispositivos funcionando alrededor del mundo.

[Larreta y Garro, del discurso anti impuestos a la suba de las tasas municipales]

La emergencia y la influencia creciente de alternativas políticas a la derecha de Juntos por el Cambio, autodenominadas liberales, le marcó la cancha a la oposición en las últimas elecciones.

Como consecuencia, la coalición debió maniobrar integrando en sus listas referentes del liberalismo como el ex ministro Ricardo López Murphy, y también en sus discursos una retórica ‘anti-impuestos’.

Al tradicional libreto orientado a la seguridad, los valores, y consignas en torno a las “instituciones” y la “libertad”, se le sumó la propuesta de bajar impuestos para favorecer la productividad; una constante en cada discurso de los candidatos de Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli (PBA) y María Eugenia Vidal (CABA).

Sin embargo, el intendente porteño presentó en las últimas horas el Presupuesto 2022, ratificando el impuesto de 1,2% a los gastos con tarjeta de crédito y el incremento de un punto en la gravación de Ingresos Brutos para las actividades financieras, dispuestos durante este año.

La crítica a la gestión impositiva del Frente de Todos fue un pilar de la plataforma de campaña de Santilli.

Además, se prevé la actualización con base en la inflación del Impuesto Inmobiliario y las tasas de ABL (Alumbrado, Barrido y Limpieza). También actualizará el pago de Patentes, de acuerdo a la evolución del valor de mercado de los automóviles.

En el proyecto, la administración de Larreta señala que más de la mitad de los gastos serán destinados a gastos sociales e inversión en seguridad “sin aumento de impuestos ni creación de nuevos tributos”.

Recordemos que, tanto el impuesto a las tarjetas como el incremento de un punto a las actividades financieras responden al denominado “presupuesto de contingencia”, consecuencia de la quita del 1,5% de coparticipación por parte del Gobierno nacional durante la pandemia, sobre el cual reitera su reclamo.

Por su parte, en la capital bonaerense, el intendente Julio Garro -que exhibió un acercamiento notable al larretismo durante los últimos meses, y en particular durante la campaña- tomó un camino similar.

El candidato electo de Garro a la legisltaura bonaerense también se posicionó contra la presión impositiva.

El pasado lunes, a horas de los comicios, el jefe comunal elevó al Concejo Deliberante el proyecto de Presupuesto 2022, que incluye la ordenanza impositiva que prevé un aumento promedio del 42% para los vecinos de la ciudad.

La tasa de Servicios Urbanos Municipales (SUM), que incluye el ABL, subirá hasta un 53% para las categorías de inmuebles más altas, mientras que para las más bajas será del 8%

De aprobarse el proyecto en las sesiones venideras del Concejo, donde el intendente cuenta con una mayoría automática, las subas serán efectivas desde el 1 de enero próximo.

En este caso, la composición de representantes de oficialismo y oposición no sufrirá cambios luego del 10 de diciembre ya que, tras las elecciones, Juntos por el Cambio conservará 14 bancas y el Frente de Todos, 10.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias

Más Noticias