Los ‘halcones’ del PRO y los candidatos liberales, juntos en apoyo a una Carta de respaldo al pueblo cubano - Política y Medios
20-04-2024 - Edición Nº5923

¿ALIANZA EN PUERTA?

Los ‘halcones’ del PRO y los candidatos liberales, juntos en apoyo a una Carta de respaldo al pueblo cubano

El documento fue emitido por una ONG que preside Vargas Llosa y cuenta con la adhesión de numerosos dirigentes y líderes de la derecha hispanoamericana. ¿Un hecho casual?.

Este martes, la Fundación Libertad, a través de su filial internacional (FIL) emitió una ‘Carta de respaldo al pueblo cubano’, en el marco de las vísperas de las manifestaciones del próximo 15 de noviembre.

“El premio Nobel Mario Vargas Llosa, junto a un distinguido grupo de presidentes, gobernadores, ministros, políticos de alto nivel, académicos y periodistas, de todo el mundo, manifiestan su respaldo a las protestas pacíficas del 15N en Cuba”, expresó la ONG en horas del mediodía a través de redes sociales.

Entre los representantes argentinos, se pudo divisar a los ‘halcones’ del PRO, Mauricio Macri y Patricia Bullrich, y a los candidatos liberales, Javier Milei (La Libertad Avanza), José Luis Espert (Avanza Libertad) y Ricardo López Murphy (UCR-Juntos).

De esta manera, los máximos exponentes de la derecha argentina enviaron un mensaje, solapado entre diferentes dirigentes, presidentes y ex presidentes conservadores de países hispanoamericanos.

Entre otros, acompañaron: Luis Alberto Lacalle (Uruguay); Lenin Moreno (Ecuador);  Ernesto Zedillo (México); Jorge Quiroga (Bolivia), Alfredo Cristiani (El Salvador); la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el presidente del Partido Popular de España, Pablo Casado.

Los rumores de alianza de los sectores más ‘duros’ del PRO con dirigentes de la ultraderecha autoproclamada liberal vienen creciendo desde los intentos de líderes y candidatos como Mauricio Macri y María Eugenia Vidal de enaltecer los puntos en común con este novedoso actor político que viene a disputarle por derecha al electorado.

Tanto hizo mella la aparición de partidos como La Libertad Avanza, encabezado por Javier Milei, o Avanza Libertad, cuyo referente es Jose Luis Espert; que desde Juntos pusieron especial énfasis en integrar figuras reconocidas en la ideología del liberalismo económico a sus listas: el radical Ricardo López Murphy es tan sólo el ejemplo más paradigmático de esta tendencia.

No obstante, la performance de Milei en las PASO vino a empoderarlo en la escena política, siendo una suerte de revelación en ciertos sectores sociales, a través de un discurso anti sistema y duro en proporciones similares con el 'larretismo' y el peronismo.

No obstante, tiempo atrás la ‘cenicienta’ de la coyuntura política había advertido en un programa televisivo que “con los halcones del PRO” era posible un diálogo; frase que coronó con un abrazo con la presidenta del partido, Patricia Bullrich.

Más cerca en el tiempo, el economista también desligó a Mauricio Macri de la “casta política” que cuestiona regularmente en su discurso, a pesar de haber sido fundador de Propuesta Republicana, diputado nacional, jefe de Gobierno en dos ocasiones y presidente de la Nación.

Tras el armado de las listas de cara a las PASO en la CABA y la provincia de Buenos Aires, la hegemonía del proyecto de Horacio Rodríguez Larreta en la interna opositora parecía inapelable.

Milei y su defensa del ex presidente.

Con su rebranding de un PRO soft, dialoguista y de mejores modales -que le valió a su bando el apodo de ‘palomas’-, el jefe de Gobierno porteño parecía llevarse el electorado radicalizado de los halcones sumandole el plus que su posición más moderada y concertadora podía añadirle a la oposición.

Sin embargo, las expresiones de los nuevos cuadros -y su popularidad creciente- fueron corriendo la agenda opositora a la derecha, tornando difusos los límites donde hacer equilibrio para Larreta, Santilli, Vidal y compañía.

Más aún, la posibilidad de que sus halcones puedan desertar hacia un frente de ultraderecha ante la pérdida de peso relativo en la coalición aparece en el horizonte como un dolor de cabeza.

No sólo potenciaría al principal competidor electoral, que por lo pronto gravita sólo en la Capital Federal, sino que podría reducir sensiblemente el caudal electoral que aquel equilibrio entre moderados y radicales le imprimía a su propuesta presidencial.

Por lo pronto, los indicios se reducen a pequeños gestos y coqueteos mediáticos, pero no quita que esta franca posibilidad de alianza conservadora ponga en aprietos al jefe de Gobierno porteño; otorgándole a los ‘halcones’ un mayor margen para presionar por un protagonismo mayor de cara a 2023, a riesgo de concretar una ruptura de consecuencias catastróficas para la carrera para ocupar el sillón de Balcarce 50.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias