Alejandro Vilca: “Ser Coya acá es muy común, es distintivo además el contenido de clase: ser un trabajador” - Política y Medios
29/11/2021 - Edición Nº5050

ENTREVISTA

Alejandro Vilca: “Ser Coya acá es muy común, es distintivo además el contenido de clase: ser un trabajador”

El candidato a diputado nacional jujeño dialogó con PyM sobre la relación de las comunidades originarias con el gobierno de Gerardo Morales y las implicancias en su candidatura.

Con motivo del reciente recrudecimiento del conflicto entre el gobierno de Río Negro y la comunidad Mapuche, que incluyó discrepancias públicas entre el análisis del Ejecutivo nacional y el del provincial sobre el asunto, emergió una declaración del gobernador jujeño, Gerardo Morales, que comparaba los pueblos originarios de su provincia con el del sur del país.

“Siempre hubo una diferencia del pueblo mapuche con el coya”, afirmaba años atrás en declaraciones a Diario Perfil, tras lo cual enaltecía los valores y las capacidades de la comunidad que habita Jujuy.

En los últimos días, la diputada provincial jujeña Natalia Morales (FIT), tildó de “demagógicas” las declaraciones del mandatario provincial, repasando una serie de situaciones que exponen los manejos del gobierno jujeño con las comunidades originarias.

A propósito de estas afirmaciones, consultamos al candidato a diputado nacional por la provincia de Jujuy del Frente de Izquierda, Alejandro Vilca, que dio un auténtico batacazo en las primarias de septiembre obteniendo el 23,3% de los votos y ubicándose como tercera fuerza a tan solo 5 puntos del Frente de Todos.

[Entrevista]

-¿Cuál es la relación de la comunidad Coya con el gobierno provincial de Jujuy? Si es que se puede hablar de una comunidad como un todo

-La comunidad Coya es bastante grande, acá hay muchas comunidades en realidad. Pero no es la mejor relación, el gobierno ha tratado de tener una política represiva en algunos casos, de cooptación en otros, de tratar de comprarla, despojándolos de su territorio.

Muchas veces se lo compra para favorecer a los grandes emprendimientos mineros, que avasallan el medio ambiente y sus recursos. Juegan con la necesidad de muchas de estas comunidades, de la necesidad de trabajo, para permitir que se instalen y contratar a los hijos de las comunidades.

Pero esto muchas veces genera un avasallamiento de los territorios y es una situación muy difícil y es repudiado; sobre todo por los recursos naturales que se utilizan: el agua y las tierras.

El hilo de twits donde la diputada provincial contrasta los dichos del gobernador con sus acciones.

-¿Coincidís con la diputada Natalia Morales en que las declaraciones del gobernador son demagógicas?

-Efectivamente, coincido con Natalia Morales, que es también de la izquierda y de mi partido, en que Gerardo Morales tiene un discurso demagógico.

Por un lado reivindica la Pachamama y hace un discurso de las comunidades originarias apoyándose en una de sus ministras (de Desarrollo Humano), Natalia Sarapura; que ha sido un método de engaño para ir contra todos los derechos.

Y no solamente con algo elemental como el derecho a decidir sobre su propio territorio, sino que ha habido un avasallamiento en todos los aspectos: en los derechos, el reconocimiento y la persecución.

La judicialización de la protesta ha sido una política muy importante para ir contra muchas de las comunidades. Hoy Gerardo Morales va más en favor de las grandes multinacionales que de las comunidades originarias.

-¿Hay actualmente algún conflicto o conflictos entre los pueblos originarios y el Ejecutivo provincial jujeño?

-Hay muchos conflictos con los pueblos originarios, sobre todo en la quebrada, en la Puna. En lugares como Susques, Tilcara, Humahuaca y en toda la zona.

Porque se repite el hecho de las ventas de las tierras, el no reconocimiento de la propiedad comunitaria ni el derecho a la consulta libre previa informada de la instalación a las mineras. Son conflictos moleculares, pequeños, pero son permanentes.

Eso, aunque todavía no ha generado un gran conflicto, porque son comunidades muy chicas, se repite cotidianamente en la provincia de Jujuy. Lo que falta es que eso se una y empalme con muchos reclamos sociales que le podrían dar más fuerza para que no queden reclamos aislados.

-¿Hay conflictos que sean más bien históricos, de larga data?

-Reclamos históricos hubieron muchísimos, pero no es que tampoco la comunidad Coya sea un factor determinante en la política jujeña. Hay muchos reclamos, sobre el uso de la tierra, el uso del agua, y el reconocimiento de la propiedad comunitaria.

Acá desde la existencia de los grandes terratenientes, sobre todo por la proliferación de emprendimientos empresariales de turismo, ha hecho que el gobierno se meta permite el avance de los negocios inmobiliarios como también en los mineros. Entonces el problema de la tierra es el elemental.

-¿Cuáles han sido las maneras de resolver estas problemáticas?

-El gobierno no lo ha resuelto. Ha apelado a la judicialización de la protesta, el desplazamiento.

Nosotros creemos que de la única manera que esto se podría resolver es unificando todos los reclamos sociales, sindicales y políticos en un sólo reclamos que cuestione el conjunto del régimen extractivista, minero, de saqueo y contaminación que tiene este gobierno de Gerardo Morales; pero también a nivel nacional, que viene alentando la explotación minera.

La lucha de las comunidades tiene que unificarse con la lucha de la juventud, de los ambientalistas, pero también de los trabajadores; para poder terminar con el saqueo que realizan las multinacionales y permiten estos gobiernos en provincias tan pobres como la nuestra.

El apoyo de Vilca al pueblo Mapuche, en contraste con la posición de Gerardo Morales.

-Pensando en tu candidatura, ¿crees que los Coyas y otros pueblos originarios pueden identificar en vos un referente político, que lleve sus preocupaciones y problemáticas al ámbito legislativo nacional? ¿Es parte de la plataforma de campaña?

-Más allá de mi origen, que es Coya, acá es muy común. No es como en otras provincias, que se lo puede ver como algo raro o excepcional. En Jujuy es muy común mi apellido o que pueda ser candidato, no es algo que haga una diferencia o que se vea como algo distintivo.

Sí se ve algo distintivo en el contenido de clase, de trabajadores contra empresarios.

Además de ser originario, Coya, jujeño, le da más valor el hecho de ser trabajador de un sector explotado como el de la recolección de residuos; frente a la casta política de peronistas y radicales, que son generalmente empresarios, de apellidos ilustres, representantes de las mineras o los ingenios.

Yo creo que sectores de la comunidad Coya se ven representados con nuestra candidatura, pero no significa que la mayoría. Acá el gobierno provincial, tanto la UCR como el PJ, han avanzado mucho en la cooptación de muchas comunidades, pero apoyándose en el clientelismo político.

Es algo que nosotros no hacemos, sino que lo hacemos desde grandes ideas y esta perspectiva de cambiar este régimen político por uno donde los explotados podamos dirigir la economía y planificarla de forma social,

Obviamente nuestra plataforma incorpora el derecho de los pueblos originarios, la autodeterminación de los pueblos. Nosotros creemos que la provincia de Jujuy debería ser un Estado plurinacional, reconociendo a todos los pueblos originarios y las naciones.

Entonces está ya incorporada en nuestra plataforma y nuestra perspectiva socialista y anticapitalista la lucha de nuestras comunidades. En ese sentido, en Jujuy es algo que siempre levantamos desde la izquierda.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias