El Ojo parlamentario: Máximo domina el recinto y Guzmán no tiene quien lo escuche - Política y Medios
03/12/2021 - Edición Nº5054

ESCENARIO POLÍTICO

El Ojo parlamentario: Máximo domina el recinto y Guzmán no tiene quien lo escuche

Máximo Kirchner tomó el control de la Cámara de Diputados con un temario de sesiones a su medida. Ignoró las leyes enviadas por Alberto Fernández, como la promoción a la industria automotriz o la autorización de entrada y salida de tropas del país.

[Máximo domina el recinto]

Máximo Kirchner tomó el control de la Cámara de Diputados con un temario de sesiones a su medida: ley de etiquetado frontal, derechos para personas sin techo y nuevos regímenes laborales para viñateros.

Ignoró las leyes enviadas por Alberto Fernández, como la promoción a la industria automotriz o la autorización de entrada y salida de tropas del país. Tenían que pasar por comisión, pero Cambiemos no iba a negarse.

La lógica del jefe del oficialismo será la confrontación con la oposición en temas como de campaña, el rol de las empresas alimenticias, la pobreza o los derechos laborales. Para eso será el recinto hasta noviembre.

[Vidal, en el banquillo]

María Eugenia Vidal extrañará pronto los días en La Plata en los que no había casi ningún dirigente del país capaz de acusarla de corrupción.

Cuando pise el recinto de Diputados, escuchará denuncias de colegas kirchneristas sobre su compra de un departamento en Recolecta, mediante un oneroso crédito personal otorgado por una persona vinculada a su gestión.

También le achacarán las bases militares que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) armó en la provincia de Buenos Aires cuando era gobernadora, según confesaron sus directores Gustavo Arribas y Silvia Majdalani en el Congreso. Deberá defenderse cara a cara.

[Guzmán no tiene quien lo escuche]

Martín Guzmán presentó el presupuesto de 2022 el 15 de septiembre, como obliga la ley de administración financiera, pero nunca visitó la Cámara de Diputados como marca la tradición.

El motivo es que Máximo Kirchner y Sergio Massa no encuentran un protocolo para evitar que la oposición aproveche las diferencias entre el ministro y la vicepresidenta.

Guzmán tiene diálogo con los presidentes de las comisiones de Presupuesto del Senado y Diputados, José Mayans y Carlos Heller, pero no con Máximo y Massa.

El jefe de bloque sólo dijo, por ahora, que la ley la retocarán los legisladores, pero no dio detalles de cuánto reescribirá el mismo.

El mayor dilema es el volumen del gasto social, que Máximo quiere aumentar; y la pronunciada baja de los subsidios a los servicios públicos, fundamentada en una segmentación de tarifas que no se conoce.

[El campo, ese voto perdido]

Cristina Kirchner recibió hace un año en su despacho del Senado a los miembros del Consejo Agroindustrial Argentino para evaluar una ley de promoción al campo, que recién fue presentada esta semana.

Nadie en el Gobierno explicó los motivos de la demora, pero el relevo del ministro de Agricultura da cuenta de una inacción en el Ejecutivo que impidió conseguir votos del campo.

Sin ese gesto, en las zonas de producción agropecuaria el Frente de Todos perdió con creces y si no remonta será muy difícil ser competitivo en noviembre y en 2023.

En sus reuniones catárticas, los legisladores oficialistas de la pampa húmeda mencionaron la falta de diálogo con el campo en el primer lugar de las causas de la derrota. Y exigieron medidas, que llegaron tarde.

[El debate laboral]

El rechazo a la propuesta de Cambiemos para eliminar las indemnizaciones y reemplazarlas por un fondo de cese laboral se convirtió en un caballito de batalla del Frente de Todos.

Los proyectos consisten en crear un fondo para que los empleados se lleven cuando abandonen un trabajo, ya sea por su decisión o la del jefe. Serían resarcidos, pero no podrían ir a la justicia.

Figuras de la oposición como Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau, que presentó el proyecto, consideran que sólo con este sistema se aumentarán los puestos de trabajo en las pequeñas y medianas empresas, temerosas de los juicios laborales.

Para los referentes del Frente de Todos es un intento de precarización laboral y así lo plantearán en cada iniciativa que discutan. La primera será un derecho de indemnización para los trabajadores frutales. No será la última. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias