Se espesa la escena institucional en Brasil: Bolsonaro presionó a la Corte Suprema ante una multitud radicalizada - Política y Medios
18/09/2021 - Edición Nº4978

199 ANIVERSARIO

Se espesa la escena institucional en Brasil: Bolsonaro presionó a la Corte Suprema ante una multitud radicalizada

El mandatario brasileño afirmó que “ese poder puede sufrir aquello que no queremos que ocurra” en caso de que no intervenga en el accionar del juez Alexandre de Moraes.

En el marco del 199 aniversario de la independencia de Brasil, el presidente Jair Bolsonaro montó una exhibición de fortaleza que coqueteó con la abierta amenaza al Poder Judicial ante una multitud en Brasilia.

El siempre polémico jefe de Estado venía llamando a sus seguidores a salir a las calles este 7 de septiembre, con el objetivo de demostrar solidez, en tiempos en que su imagen se ha erosionado entre los brasileños; aunque sin dudas no se trata de un mandatario repudiado de manera unánime ni mucho menos.

En este contexto, Bolsonaro habló ante una multitud desde el Palacio de la Alvorada, donde se refirió directamente a los principales chivos expiatorios del oficialismo: el juez del Supremo Tribunal Federal (STF), Alexandre de Moraes, y el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Luís Roberto Barroso.

“El que actúe fuera de la ley que se encuadre o se prepare para irse”, sostuvo el líder brasileño ante sus seguidores, muchos de los cuales vienen pidiendo directamente la intervención del ejército en la justicia para encarcelar a Moraes.

Luego de Brasilia, Bolsonaro escalaría en San Pablo para continuar con las celebraciones con un fuerte tinte partidario.

A continuación, interpeló al jefe del máximo tribunal, Luis Fux, y lo presionó públicamente a limitar las acciones del integrante del STF: “O el jefe de ese poder pone en caja a uno de los jueces de la corte o ese poder puede sufrir aquello que no queremos que ocurra”.

Las declaraciones discurrieron en consonancia con unas movilizaciones signadas por la alta tensión de parte un sector sociopolítico altamente radicalizado no sólo contra la oposición política, sino contra uno de los poderes del Estado.

De hecho, tanto el Congreso como la Plazza de los Tres Poderes fueron cercados por fuerzas de choque de la policía de Brasilia, ante el temor por posibles invasiones de manifestantes, al estilo de los seguidores de Trump en el Capitolio de Washington en enero de este año.

“No aceptamos medidas o acciones fuera de la Constitución. Tampoco podemos seguir aceptando que una persona específica siga barbarizando a nuestra población. No podemos aceptar más prisiones políticas en nuestro Brasil”, afirmó Bolsonaro.

En esa línea, en clara referencia a Moraes y Barroso, enfatizó: “Nuestro país no puede seguir rehén de una o dos personas. O vuelven al eje o serán ignoradas de la vida política. Yo seguiré dentro de las cuatro líneas de la Constitución pero no admito que otras personas violen la Constitución”.

El hijo de Bolsonaro sostuvo que "el mensaje fue claro y no tiene nada que ver con un ataque al Supremo Tribunal Federal o al Congreso, por el contrario".

Además, adelantó que a partir del miércoles les mostrará “hacia dónde tenemos que ir” a ministros, presidentes de las cámaras del Congreso y la Corte, capitalizando la multitudinaria manifestación. 

La razón del ensañamiento del bolsonarismo con estos jueces radica en que la corte electoral (TSE), con Barroso a la cabeza, abrió una investigación contra el jefe de Estado por sus constantes embates contra el sistema de voto electrónico. Por su parte, De Moraes fue el encargado de abrir una causa en 2019 en la que el propio presidente fue investigado, por la difusión en redes sociales de fake news contra las instituciones democráticas.

Se busca dar con el origen y el respaldo económico de una red de “milicias digitales de ultraderecha” que viralizan noticias falsas en internet sistemáticamente, con reiterados ataques contra la democracia. En ese contexto, se allanaron los domicilios del diputado Otoni de Paula y el cantante Sergio Reis por conspiración contra las instituciones.

En tanto, a mediados de agosto, el mandatario del gigante sudamericano había adelantado que presentaría un pedido de Impeachment para ambos funcionarios judiciales.

Finalmente fue presentada ante el Senado una presentación contra De Moraes firmada por Bolsonaro, que el titular de la cámara, Rodrigo Pacheco, desestimó por falta de “fundamentos técnicos, jurídicos y políticos”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: