Berni aprovechó el incidente de Chano para cruzar al Gobierno Nacional por las táser - Política y Medios
17/09/2021 - Edición Nº4977

SEGURIDAD

Berni aprovechó el incidente de Chano para cruzar al Gobierno Nacional por las táser

El funcionario bonaerense sostuvo que se trató de un “caso típico” en que la utilización de un arma no letal hubiera favorecido otro desenlace.

Este lunes, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, volvió a poner de manifiesto su desacuerdo con los criterios del Ejecutivo Nacional en lo que respecta a las políticas de armamento de efectivos policiales.

A propósito del incidente en que Santiago “Chano” Charpentier resultó baleado luego de intentar atacar con un cuchillo a dos policías en el marco de un aparente brote psicótico, el siempre polémico funcionario defendió el accionar del agente y apuntó contra las autoridades por no aprobar la implementación de armas no letales por parte de las fuerzas.

Según precisó, alrededor de la 1 de la mañana la madre del músico se comunicó con el 911 ya que “estaba totalmente desbordado, con un ataque de nervios”, agrediéndola a ella y al personal médico que se había acercado a atenderla.

“El patrullero llega inmediatamente. Cuando intentan reducirlo, los ataca con un cuchillo y la policía hizo lo que tenía que hacer”, expresó Berni en diálogo con C5n, y agregó que “no está herido porque pudo neutralizarlo antes”.

En esa línea, consideró que “este es un buen momento, nuevamente, para entender la importancia que tienen las armas no letales en el uso para casos como este”, fogoneando el debate que ya generó polémica entre la oposición y el Gobierno.

Recordemos que la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, había adquirido un lote de pistolas eléctricas táser hacia el final de su gestión, y que finalmente quedaron en un depósito ante el cambio de gestión.

Los desencuentros entre el titular de la cartera bonaerense y Sabina Frederic, al frente de la nacional, son de público conocimiento y han saltado a la luz en varias ocasiones. De hecho, el mediático funcionario de Axel Kicillof no pocas veces ha criticado a la administración de Alberto Fernández más allá del ámbito de la Seguridad.

“Me parece que es una herramienta fundamental, acá tenemos un caso típico donde un arma no letal podría haber resuelto esta situación de una manera distinta”, insistió Berni, que buscó interpelar “a aquellos que se resisten al uso” de las pistolas táser.

A su vez, aclaró que Charpentier está vivo porque había personal médico presente en el momento, que lo atendió y lo trasladó rápidamente en ambulancia, pero dejó entrever que una situación como esta puede culminar siendo fatal para un agresor o bien para un agente.

“Calculen cuál era el grado de excitación que tenía que, herido y todo, tuvieron que sedarlo y cuando se le pasó el efecto arriba de la ambulancia intentó atacar a la madre y tuvieron que frenar para trasladarla a adelante”, contó el funcionario.

La mediatización del caso promovió el resurgimiento de un debate que vive resucitando.

[Una formación deficiente y el mensaje directo a Olivos]

En un pasaje de la entrevista, el ministro fue consultado por la formación que tiene un policía para neutralizar a una persona en un estado de violencia y que porta un arma blanca sin hacer uso del arma de fuego.

Al respecto, la respuesta fue tajante: “La verdad que no. No sólo no está entrenado eso”, confió. En ese sentido, contó que hace un mes la debieron “saldar una deuda” que tenía el Gobierno provincial de los años anteriores con la policía local.

Según señaló, se trataba de una policía “que tenía muy poca instrucción” y de la cual deberían haber ascendido al grado inmediato superior al 25% de “los mejores de esas promociones”, cosa que no ocurrió.

Al concretar dicho ascenso, se realizaron “todos los peritajes y exámenes correspondientes”, lo cual dejó en evidencia las falencias: “Nos dimos cuenta de que muchos de esos policías ni siquiera habían utilizado las pistolas en los últimos 6 años. Por lo tanto, comenzamos un reentrenamiento muy importante”.

En tanto, en referencia a la posibles actuaciones sobre el oficial que baleó al ex cantante de Tan Biónica, dejó en claro que “el policía actuó dentro del marco legal”, y que por ello el fiscal no tomó ninguna intervención.

No obstante, aclaró que, de haber actuado de manera incorrecta, será sancionado, pero hasta el momento “todo indica que el policía actuó dentro de los parámetros de lo legalidad, y por lo tanto su actuación fue la correcta”.

La formación de los efectivos, una falencia estrucural.

También se refirió al abordaje de este tipo de situaciones en general, afirmando que “un agresor totalmente descontrolado y con un cuchillo en la mano es un agresor con un arma letal”.

Es por esto que sostuvo que “la única manera de enfrentarlo es con el uso de armas no letales”, al tiempo que recordó: “Ese uso de arma al que el Gobierno tanto se opone, y acá tenemos un claro ejemplo de cómo se podría haber evitado la reducción por medio de una pistola (táser)”.

Según detalló, con uno de esos dispositivos eléctricos, se puede reducir a una persona a tres metros de distancia, sin correr riesgos ante quien se apresta a un ataque con arma blanca.

A su vez, presuntamente, se trata de una agresión incapaz de provocar la muerte, aunque esa es una de las discusiones en boga con base a la experiencia en diferentes estados de los Estados Unidos, donde su uso es común.

“Obviamente que casos como este tenemos todos los días, este ha tomado trascendencia pública porque se trata de un hombre público”, señaló Berni, quien pidió no olvidar “las tristes imágenes del fallecimiento de un policía Federal frente al Museo Malba”, situación en la cual el agente recibió una puñalada de un agresor al cual no logró neutralizar.

“El policía no actuó porque desde el Gobierno nacional le han dado otra instrucción y en mi provincia, mi policía, dentro de la Ley, (puede hacer) absolutamente todo. Fuera de la Ley, absolutamente nada”, sentenció.

El hecho ya había reencendido la polémica por la implementación de pistolas táser, solicitadas no sólo por referentes de la oposición sin cargo, como la presidenta del PRO, sino también por legisladores en funciones, como el radical por la provincia de Mendoza, Luis Petri.

[¿Un soldado que puede desertar?]

El funcionario bonaerense, que en este tópico opina más como opositor que como oficialista, y que no ha dudado en tener opiniones abiertamente desafiantes a la figura presidencial, representa una verdadera incógnita para el armado del oficialismo.

Berni, que incansablemente ha repetido “mi jefa es Cristina”, no se ha ahorrado críticas ni posiciones abiertamente desafiantes a la figura presidencial.

A la confrontación con Frederic debe sumarse el intento de presentar una lista alternativa a la encabezada por Fernández para presidir el Partido Justicialista nacional, que finalmente bajó; y desde hace rato viene coqueteando con abrirse del Frente de Todos para construir una alternativa peronista basada en prioridades políticas diferentes.

En medios de comunicación, ha apuntado directamente contra funcionarios gubernamentales surgidos de organizaciones sociales -como Emilio Pérsico o Fernando “Chino” Navarro”- y también contra organismos de Derechos Humanos. Paradójicamente, dos áreas vinculadas más estrechamente al kirchnerismo que a cualquier otra expresión del peronismo.

En sus redes sociales, se puede ver con llamativa frecuencia publicaciones centradas en su propia figura y concluidas con el hashtag #Peronismo2023, pensando directamente en las elecciones presidenciales.

Sin dudas se trata de uno de los elementos más volátiles e indescifrables del oficialismo, con la capacidad de sacudir de manera sistemática la aparente armonía al interior de la coalición gobernante.

Según él mismo filtró, el presidente pide su renuncia “todos los días” a La Plata, pero Kicillof lo sostiene y respalda. La continuidad de este “soldado de Cristina” en el proyecto oficialista parece una incógnita en este marco, donde si algo quedó claro es que tiene espalda para tensar la cuerda.

Aunque es cierto que hasta el momento sus intenciones de abrir una alternativa no han pasado de las declaraciones públicas, también lo es que dentro del ala del Gobierno donde él mismo inscribe su lealtad coexisten las fuerzas e ideas de las que reniega sistemáticamente, lo cual refuerza la posibilidad de una deserción para medir su imagen.

Al momento, el futuro del siempre polémico Berni es una verdadera incógnita.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias