A horas del cierre de listas, así se vive la definición en tres secciones del interior bonaerense - Política y Medios
17/09/2021 - Edición Nº4977

5TA, 6TA y 7MA

A horas del cierre de listas, así se vive la definición en tres secciones del interior bonaerense

La elección de medio término le toma el pulso a la sociedad. En 2009, 2013 y 2017 el justicialismo no logró la unidad y perdió las elecciones. Ahora, el FdT tiene la oportunidad de dar vuelta la mala racha. Con un electorado que tiene frescos los recuerdos y aún padece las consecuencias de los cuatro años de gobierno de Cambiemos, todo dependerá de la madurez de los dirigentes.

Por: Miguel Di Spalatro

 

El sábado a la medianoche se conocerán los nombres de los precandidatos que competirán en las PASO del 14 de septiembre.  Estas son horas de negociaciones intensas. Ningún candidato estará seguro de serlo hasta que la justicia no oficialice las listas. En la provincia de Buenos Aires la última palabra la tendrán Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. 

Un hecho destacable en este cierre es la unidad que alcanzó el oficialismo. Con la lección aprendida después de sucesivas derrotas en elecciones de medio término, es de esperar que en esta oportunidad se vuelva a ganar como ocurrió en el 2005. Claro que el escenario es distinto. En aquella oportunidad el triunfo de CFK con el 43% de los votos terminó con la disputa de poder con el duhaldismo, que con “Chiche” Duhalde como candidata, llegó apenas al 15%.

En el contexto actual, un triunfo con ventaja importante del Frente de Todos puede acabar con las aspiraciones de más de un candidato de cambiemos. Para asegurarlo, se busca alcanzar el mismo equilibrio que se logró en el 2019 con una lista que integre a todos los sectores de la alianza electoral: una boleta donde comulguen el PJ, el sindicalismo, las organizaciones sociales, los intendentes del Conurbano y del interior y los partidos aliados.

En Juntos por el Cambio la interna entre Facundo Manes y Diego Santilli promete ser peleada y puede dejar heridos en los distritos del interior más allá de las PASO.

Estas no son horas de calma. Los diferentes espacios políticos disputan bancas en la legislatura y los concejos deliberantes.

En la 5ta. Sección Electoral, Raverta y Montenegro tienen las lapiceras. Esta sección pone en juego cinco bancas del Senado bonaerense. En 2017 ingresaron tres por Cambiemos y dos por el peronismo. Pablo Obeid y Rogelio Iparraguirre, de Tandil, pulsean por encabezar la lista del Frente de Todos. Es posible que Fernanda Raverta, actual titular del ANSES se incline Obeid.

En el Frente de Todos se terminan los mandatos de los senadores Gervasio Bozzano y Gabriela Demaría. Bozzano no renueva, pero Demaría quiere el segundo lugar en la lista respaldada por el sector de Martín Insaurralde. Ese mismo lugar quiere Gustavo Barrera, el intendente de Villa Gesell, para una mujer de su espacio político.  

Guillermo Montenegro, el intendente de Mar del Plata, anda por estas horas con algunas complicaciones. Quiere que el primer lugar en la lista de Cambiemos sea para Alejandro Rabinovich, su coordinador del Gabinete municipal, pero los socios radicales no están de acuerdo. Son tres los legisladores de Cambiemos que o renuevan o se van: Franco Bagnato, Flavia Delmonte y Lucas Fiorini. De los tres Bagnato es el que tiene más chances de quedar afuera. La mejor posicionada para seguir es Flavia Delmonte, que cuenta con el respaldo del presidente de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad. Fiorini, con armado propio en la feliz, está enfrentado con Montenegro y ya habla de interna.

En la 6ta. Sección Electoral, el Frente de Todos renueva cinco bancas en Diputados que no alcanzan para conformar a todos los que quisieran ocuparlas. Sobre el primer lugar no hay dudas: Carlos “Cuto” Moreno renueva. El segundo lugar sería para la bahiense Maite Alvado, actual directora de Asociaciones Civiles y Mutuales de la provincia de Buenos Aires. Tienen pretensiones para el tercero el actual intendente de Monte Hermoso, Alejandro Dichiara; la diputada de Villarino, Fernanda Bevilacqua, ocuparía el cuarto lugar y para el quinto suena Néstor Álvarez, exintendente de Guaminí, actual subadministrador de Ente Nacional de Obras hídricas y Saneamiento (ENOHSA). También piden pista el concejal Carlos Quiroga y el exsenador Federico Susbielles. Puede que en esta sección Sergio Massa pierda un diputado de los dos que tiene en la actualidad.

En “Juntos”, como proponen que se llame ahora “Juntos por el Cambio”, el hombre fuerte es el intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay, quien intentará no ser arrastrado a la interna y al menos lograr consenso con el radicalismo para el armado de la lista de candidatos a concejales. En cuanto a la seccional para diputados el PRO tendría, en los primeros tres casilleros, a Fernando Compagnoni, actual presidente del Concejo Deliberante de Bahía Blanca, Abigail Gómez, secretaria de gobierno de Coronel Rosales y al intendente de Patagones, José Luis Zara.

En la séptima sección electoral Axel Kicillof, Máximo Kirchner y Sergio Massa tendrán la última palabra ya que los dirigentes locales del Frente de Todos no llegaron a un acuerdo para integrar la lista de precandidatos a senadores. Por la Séptima se elegirán tres representantes y hay que revertir lo que ocurrió en el 2017 cuando Juntos por el Cambio se quedó con todas las bancas. Para encabezar la lista hay varios nombres. Uno es impulsado por La Cámpora, a través del referente seccional César Valicenti. Se trata del olavarriense Federico Aguilera.  Otro es propio de Kicillof, el azuleño Alejo Supply, actual subsecretario de Transporte de la provincia. También la vicegobernadora Verónica Magario tiene sus candidatos, los intendentes Carlos Gasparini de Roque Pérez y Hernán Ralinqueo de 25 de mayo.

En Olavarría, el intendente Ezequiel Galli, se acerca a Diego Santilli y ya hace tiempo que viene hablando bien de Horacio Rodríguez Larreta. Con la migración de Vidal a la capital, este sector perdió fuerza y Galli se posicionó como “el intendente de la unidad” con amplias facultades para decidir los nombres que se incluirán en las listas. Desde Alvear, un distrito que no tiene relevancia en cuanto a la cantidad de votos que aporta, Alejandro Cellillo, actual legislador y presidente de la UCR, quiere volver a encabezar la lista de postulantes a la cámara alta como lo hizo en el 2017.

La elección de medio término le toma el pulso a la sociedad. En 2009, 2013 y 2017 el justicialismo no logro la unidad y perdió las elecciones. Ahora el Frente de Todos tiene la oportunidad de dar vuelta la mala racha. Con un electorado que tiene frescos los recuerdos y aún padece las consecuencias de los cuatro años de gobierno de Cambiemos, todo dependerá de la madurez de los dirigentes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: