El Gobierno acuerda candidatos antes del cierre de listas y prepara una batería de medidas de cara a las elecciones - Política y Medios
18/09/2021 - Edición Nº4978

ENTRETELONES DE CASA ROSADA

El Gobierno acuerda candidatos antes del cierre de listas y prepara una batería de medidas de cara a las elecciones

Los analistas del FdT se muestran preocupados, pero sin perder el optimismo. La esperanza de salir airosos en la contienda plebiscitaria de medio término, descansa más en las divisiones opositoras que en los resultados obtenidos en los casi dos primeros años de mandato.    

Por: Juan Pablo Peralta - DESDE CASA ROSADA

 

Alberto Fernández arrancó la semana recibiendo a varios de sus funcionarios en el despacho del primer piso de Casa Rosada para fijar estrategias de campaña. Luego, sin solución de continuidad, retomó los encuentros con armadores electorales y potenciales integrantes en las listas del oficialismo. Uno de ellos fue el diputado mendocino, José Luis Ramón, quien arribó por la explanada de la calle Rivadavia en monopatín y con su clásica gorra campechana. Con su locuaz histrionismo habló con los periodistas acreditados en Balcarce 50 y quiso aclararles que su fuerza (Unidad Federal para el Desarrollo) alcanzó un acuerdo con el Frente de Todos, no sólo con el kirchnerismo, y aseguró que “el radicalismo (asociado al Pro) perdió sus raíces más profundas, que era la pelea por los más débiles y los más desposeídos”.

El martes, el jefe de Estado voló a la provincia de Chaco para escuchar una vez más los halagos del gobernador Jorge Milton Capitanich al inaugurar un tramo de la ruta provincial N° 40 y la construcción de un Centro Territorial Integral de Políticas de Género y Diversidad. Fue un viaje relámpago donde lo que quedó como título fue una de sus frases: “Está a pocos metros la salida de la pandemia”.

A la tarde volvió a Casa de Gobierno para seguir con los cónclaves de armado de boletas. Uno de los tantos que subió por las escaleras de mármol del Salón de los Bustos fue el senador del Frente de Todos y titular del PJ porteño, Mariano Recalde. El tema en cuestión tuvo que ver con las objeciones que pone el presidente del Congreso del Justicialismo de la Ciudad de Buenos Aires, Víctor Santa María, a la candidatura del radical de “Los Irrompibles”, Leandro Santoro. Para él, la ex candidata a vicejefa con Matías Lammens en 2019, Gisela Marziotta, quien además es su pareja, logró un “techo histórico del 35 por ciento”, y el portero expuso además a los armadores frentistas, que con el actual legislador y asesor presidencial habría tres listas con radicales, que se agregan de la interna en Juntos por el Cambio con Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos) y Luis Brandoni (Adelante Ciudad).

A mitad de semana, Fernández encabezó un acto en el Museo del Bicentenario para anunciar la implementación del DNI para no binarios. Un evento que tuvo un momento de tensión debido a reclamos que hicieron, en vivo y en directo, integrantes del colectivo LGBTI+ que repudiaron la categoría de género X. “No somos una X”, fue la consigna que se leyó en carteles, remeras y a viva voz. Al empezar a caer el sol sobre el palacio gubernamental, el Presidente, que había salido sin destino conocido, retornó a la Rosada con paso apresurado y hablando por su celular. Para evitar suspicacias se acercó a los acreditados que lo miraban a través del vidrio que los separa del ingreso (en una suerte de corralito en el Patio de las Palmeras) para explicar que venía de conocer a Julia, la cuarta hija de Santiago Cafiero que había nacido horas antes. Lo extraño fue que el jefe de Gabinete había vuelto de la maternidad unos 40 minutos antes y en soledad. Consultado por el armado en la Provincia de Buenos Aires, manifestó escuetamente; “estamos bien”, y volvió rápidamente a entregarse a la rosca política. Omar Perotti llegó de urgencia para hablar con él. El gobernador santafecino se hizo presente en la sede del Ejecutivo para defender la renovación de la banca en el senado de su delfín, Roberto Mirabella. Es que desde el Instituto Patria promueven en ese cargo al actual ministro de Defensa, Agustín Rossi.

En la previa al viernes, en la Residencia de Olivos se amaneció con una novedad que no pareció sorprender tanto a Fernández. Se trata del mail de la asesora (en materia de compra de vacunas), Cecilia Nicolini, al CEO del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Anatoly Braverman, reclamando la entrega de dosis del componente 2 de la Sputnik V, que de manera sugerente se hizo público a través de un matutino crítico, pero que, de todos modos, al igual que otros dos medios de línea “opositora”, recibe la mayoría de las primicias desde las usinas de la propia Secretaría de Comunicación de Presidencia de la Nación.

Ese mismo día, con un atraso de más de dos horas, el mandatario nacional encabezó una ceremonia de entrega de becas estratégicas “Manuel Belgrano” en la Universidad Arturo Jauretche de Florencio Varela, donde criticó en duros términos la gestión y la mudanza de María Eugenia Vidal de la provincia a la ciudad de Buenos Aires. Para ese entonces, ya se conocía la intención presidencial de que la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, fuera junto al actual ministro de salud bonaerense, Daniel Gollán, a encabezar la lista de diputados en tierras bonaerenses.

El atardecer, que tiñe al palacio gubernamental con un rosa intenso, tuvo como protagonista al titular de la Cámara baja. Sergio Tomás Massa almorzó con Fernández y se quedó cinco horas analizando candidaturas en una maratón que tenía en otros despachos más discusiones por la conflictiva interna santafecina. En medio de estas entrevistas personales con distintos dirigentes del FdT, el primer Mandatario dialogó varias veces por teléfono con su vice, Cristina Kirchner. La jefa política de la coalición gobernante viene haciendo contraofertas a su elegido para presidir el Gobierno, con la finalidad de que Tolosa Paz no sea la única opción en la PBA. La insistencia de promover a Cafiero como candidato bonaerense persiste, pese a las resistencias del “albertismo”.

En pocas horas se terminan las negociaciones, especulaciones, hipótesis y teorías. Los carteles oficialistas que ya se ven en las calles del país rezan el eslogan: “Muchas cosas hechas. Muchas por hacer”. Una vez cerradas las listas, la administración central tiene preparada una batería de anuncios económicos para intentar torcer el rumbo de algunas encuestas que maneja. Habrá que ver si las propuestas electorales frentistas resultan competitivas en un panorama económico e inflacionario cada vez más complejo, y con cuestionamientos que se potencian en torno a la gestión de la pandemia. Los analistas del FdT se muestran preocupados, pero sin perder el optimismo. La esperanza de salir airosos en la contienda plebiscitaria de medio término, descansa más en las divisiones opositoras que en los resultados obtenidos en los casi dos primeros años de mandato.    

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias