Alberto Fernández enfrenta a sus dos oposiciones: la interna y la externa - Política y Medios
17/09/2021 - Edición Nº4977

DESDE CASA ROSADA

Alberto Fernández enfrenta a sus dos oposiciones: la interna y la externa

El jefe de Estado viene desandando un complejo equilibrio de fuerzas en la política del país en general, pero al interior del Frente de Todos en particular.

Horas antes de que terminara el domingo pasado, se iniciaba la semana de enfrentamientos más duros, hasta ahora, en la coalición gobernante de cara a las elecciones de medio término.

La primera piedra la volvió a arrojar el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien reforzó las críticas contra Alberto Fernández, de quien ya había dicho que “pide mi renuncia todos los días porque no está de acuerdo con lo que digo”.

Esta vez, el hombre que reconoce como única jefa política a Cristina, apuntó sus cañones al vocero (en realidad Secretario de Comunicación de Presidencia), Juan Pablo Biondi, de quien aseguró que se la pasa haciendo operaciones mediáticas desde Casa de Gobierno.

Horas después, la denominada “Mesa de los Lunes” tuvo lugar en la Residencia de Olivos. El almuerzo encabezado por el Presidente junto a Axel Kicillof, acompañados por Santiago Cafiero, Sergio Massa, Wado de Pedro, Máximo Kirchner, y algunos intendentes bonaerenses, agregó nombres a la lista de posibles candidatos para las elecciones legislativas, pero todavía sin ninguna definición sobre quién la encabezará.

 Al día siguiente Fernández participó desde la quinta presidencial y por Zoom, en el acto por los 100 años del Partido Comunista Chino, donde destacó, entre otras cosas, las cartas entre Juan Perón y Mao Tse-Tung, otra apuesta a la relación con el gigante asiático.

Esa misma mañana, Cafiero capitaneó el acto de lanzamiento del Consejo de la Multisectorial de la Juventud en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada. La actividad marcó el día con una frase: “La Argentina no es ese país de mierda que nos tratan de retratar”.

Un eslogan calculado para generar repercusiones en las huestes multimediáticas y que consiguió su cometido.

Por su parte y en la misma jornada, la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, reconoció en el Congreso que puso como garantía para adquirir las vacunas pediátricas de laboratorios como Moderna, Pfizer y Janssen, las regalías de la provincias petrolíferas.

Para calmar los ánimos del sector kirchnerista que no está de acuerdo con la medida, la funcionaria aclaró que ese aval pertenece únicamente a la “pequeña” porción que le corresponde al Estado, algo que igual no convenció al núcleo que rodea a CFK.

Alberto Fernández durante su intervención en los festejos por el centenario del Partido Comunista chino.

Más tarde, el clima se siguió recalentando en Balcarce 50 debido a que en una reunión, Alexis Guerrera (Ministro de Transporte) no atendió los reclamos de IATA (Asociación del Transporte Aéreo Internacional) para que haya apertura en las restricciones de ingreso de turistas y argentinos en el exterior.

En simultáneo, se vio por las galerías del palacio gubernamental a los gobernadores de Entre Ríos (Gustavo Bordet) y San Juan (Sergio Uñac). Habían participado con sus pares, Omar Perotti (Santa Fe), Sergio Ziliotto (La Pampa), y Jorge Capitanich (Chaco), de la firma de un acuerdo con el secretario de Energía, Darío Martínez, junto a distribuidoras y cooperativas, que intentará dar sustentabilidad y previsibilidad al sector.

En ese marco, refiriéndose a la campaña y en diálogo con la prensa acreditada, Bordet hizo un llamado a los integrantes del FDT: “Tenemos que fortalecer nuestro Gobierno nacional”, pidió sin vueltas.

Por la tarde noche llegó a la sede del Ejecutivo una bocanada de oxígeno con la visita de Marcelo Figueiras, propietario de los Laboratorios Richmond. El empresario informó sobre la producción de 150 mil dosis del tan esperado componente 2 de la Sputnik V, que vale decir, antes de ir a los vacunatorios deberá ser aprobada por el Instituto Gamaleya en Moscú.

El miércoles, Fernández volvió a encabezar una actividad pública. Promulgó en el Museo del Bicentenario la Ley de Cupo Laboral para Travestis, Transexuales y Transgénero.

Un breve segmento de su discurso hizo ruido en las filas de la coalición de gobierno: “Quiero ganarle a Cristina y que mi gobierno sea más progresista que el de ella, y que dé más derechos que los que dio ella”, sentenció el mandatario con una sonrisa que algunos calificaron de “picara”.

Fragmento del discurso del mandatario.

Sobre el final, Gómez Alcorta declaró a los periodistas que trabajan en Rosada su postura con respecto al campamento instalado en Plaza de Mayo que reclama la libertad de Milagro Sala. Contrariamente a la afirmación del jefe de Estado, quien aseguró que en la Argentina no hay presos políticos, la ministra aseveró: “Yo no tengo dudas que Milagro Sala es una presa política del gobierno de Jujuy”.

En ese contexto se decidió entre Cafiero, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, la directora nacional de migraciones, Florencia Carignano y el jefe de Interior, de Pedro, que por el momento la cantidad diaria de argentinos en el exterior que ingresen al país continúe, si Fernández no decide ampliarla, en 600 pasajeros diarios con vuelos especiales a determinar.

En la previa al día de la Independencia el máximo funcionario de Casa Rosada participó de manera virtual en la cumbre del Mercosur, otra que generó roces con su par oriental, Luis Lacalle Pou, que volvió a reclamar mayor apertura del bloque comercial, advirtiendo que si eso no pasa, Uruguay irá por fuera a negociar con terceros.

Con esa impronta se sumó Jair Bolsonaro con comentarios futboleros referidos a la final de la Copa América entre Argentina y Brasil.

Ese jueves, el cierre de la maratónica entrega de títulos a los diarios quedó en manos de Máximo Kirchner.

Desde el recinto de la Cámara baja, al cerrar la presentación del jefe de Gabinete con su informe de gestión, criticó el DNU que modifica la Ley de Vacunas para permitir acceder a fármacos de laboratorios como Pfizer, Janssen y Moderna (del que Santiago Cafiero anunció la llegada de dosis pediátricas), al tirarlo sobre la mesa como una concesión del “albertismo” a esas firmas estadounidenses.

La consideración del presidente en redes sociales tras el traspaso de la presidencia pro témpore del Mercosur a Brasil.

Algo que el jefe de bloque oficialista convirtió en analogía a las negociaciones que el ministro de Economía, Martín Guzmán, lleva adelante con el FMI. En ese contexto, se preguntó “¿Qué vamos a hacer con el Fondo Monetario?, porque si un laboratorio nos obligó a tener que cambiar todo el andamiaje...”.

La respuesta del destinatario de las diatribas del líder de La Cámpora no se hizo esperar. En un escenario adverso, con marchas en su contra no sólo adonde viajó, sino también de parte de los máximos referentes del Campo en la localidad bonaerense de San Nicolás, Alberto Fernández aterrizó igual en la provincia de Tucumán para encabezar los actos por el día de la Independencia en la Casa Histórica.

Así despejó las dudas que hubo sobre su presencia allí luego de los malos recibimientos que tuvo en Salta y Córdoba.

Terminado el discurso del gobernador local, Juan Mazur, que le brindó todo su apoyo y la de sus pares de las provincias del norte, el mandatario exaltó la figura de los próceres y defendió su gestión de la pandemia, y sin mediar tintas pasó a criticar a sus dos oposiciones coyunturales: la externa y la interna.

Sobre la primera reflexionó: “Hay muchos que no quieren que seamos libres, soberanos y tengamos independencia, y hay algunos que siguen pensando una patria para algunos”.

A los antagonistas internos les dijo con la voz muy quebrada: “Nunca esperen de mí que firme algo que arruine la vida del pueblo argentino, nunca, y espero que me entiendan, porque si alguien espera que yo claudique ante los acreedores, o que claudique ante un laboratorio, se equivoca, no lo voy a hacer, antes me voy a mi casa”, advirtió angustiado.

Las roscas electorales continuarán con mayor agudeza hasta el 24 de julio, fecha en que vence el plazo para presentar candidaturas. Las presiones para que Fernández envíe a Cafiero a encabezar la lista provincial en la PBA son un secreto a voces, ese lugar es el más pretendido por el brazo camporista.

Quizás esa sea otra de las cosas en las que el Presidente no quiera claudicar frente a la mujer que los entronizó en el Poder Ejecutivo. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias