¿Arrancó la campaña sucia?: La Plata se tiñó de naranja tras una maniobra para perjudicar a Kicillof - Política y Medios
01/08/2021 - Edición Nº4930

AFICHES

¿Arrancó la campaña sucia?: La Plata se tiñó de naranja tras una maniobra para perjudicar a Kicillof

La capital provincial apareció empapelada con referencias al gobernador con un llamativo tono que alude al sciolismo, a pesar de que no será protagonista de la contienda electoral.

A poco menos de un mes y medio de las elecciones legislativas Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), mientras aún restan pulirse múltiples diferencias al interior de las coaliciones partidarias, comienzan a observarse las manifestaciones de inequívoco clima electoral.

En este marco, el espacio público de la capital de la provincia de Buenos Aires fue escenario de una intervención llamativa: cientos de afiches con el apellido del gobernador y la consigna “Estamos llegando” inundaron el paisaje urbano con un -más llamativo aún- tono naranja oscuro.

Mientras el mandatario provincial se enfoca de lleno en el avance de la campaña de vacunación y el desarrollo de obras de infraestructura -vial y de viviendas, principalmente- como ejes de gestión, este empapelado resulta poco coherente con la agenda del Ejecutivo bonaerense.

Por contrario, el slogan poco conveniente -para un dirigente que lleva en el poder poco más de año y medio- y el color notablemente asociado a la estética de campaña del ex gobernador y actual embajador en Brasil, Daniel Scioli, sugieren intenciones de sabotaje.

El empapelado le valió duras críticas al gobernador en redes sociales a pesar del notorio giro estético respecto de la propaganda oficial.

Otro detalle que abona la hipótesis es que no pocos de estos afiches fueron rápidamente “escrachados” con pintadas casualmente similares: “Dos años tarde”.

Lo cierto es que, además de los cuestionamientos por el supuesto volantazo ideológico que suponía esta mutación del azul al naranja; las intervenciones recibieron críticas de usuarios en redes sociales, fundamentalmente en torno a uno de los espacios empapelados: la Escuela de Educación Secundaria Técnica (ex Industrial) Albert Thomas.

Fuentes de la Casa de Gobierno le confirmaron a PolíticaYMedios que el empapelado no tiene nada que ver con el oficialismo bonaerense ni sectores políticos allegados, y agregaron que no manejan ninguna hipótesis respecto a quién lo pudo haber impulsado.

De todas maneras, de acuerdo a lo consultado, el tema no generó especial inquietud en el entorno del Gobierno provincial ni formó parte de los tópicos de discusión en los últimos días.

No deja de llamar la atención que, en plena época electoral, algún sector político invierta tiempo, recursos y trabajo de calle en perjudicar la imagen de uno de los referentes que no será de la contienda -al menos- hasta 2023.

Las críticas en dirección a la gobernación no tardaron en llegar a las redes sociales.

No pocas miradas apuntaron a calle 12, a sabiendas de la difícil relación entre provincia y municipio, a pesar de la intrincada interna que atraviesa Juntos por el Cambio tanto a nivel nacional como en el armado provincial (donde Julio Garro está jugando su rol).

Recientemente se pudo ver al jefe comunal junto a intendentes del Grupo Dorrego reunido con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y su vicejefe, Diego Santilli, cuya candidatura a diputado nacional por la provincia se está intentando impulsar desde Parque Patricios.

Pocos días después, La Plata comenzó a teñirse de naranja con el apellido del gobernador.

Mientras tanto, la ciudad atraviesa momentos de incertidumbre y, a los conflictos que arrastra a causa de la pandemia, se le suma una ola de inseguridad generalizada en los diferentes barrios y el casco urbano. Un panorama por demás complejo como para sostener -en simultáneo a la gestión municipal- tantos frentes de disputa política.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: