Que no nos falte gas para pasar el invierno - Política y Medios
12/06/2021 - Edición Nº4880

ACTUALIDAD

Que no nos falte gas para pasar el invierno

Cuando las temperaturas descienden, el problema del gas vuelve a preocuparnos. Reconstruir la Argentina es caminar hacia el autoabastecimiento energético con el espíritu de abril de 2012, cuando la entonces presidenta CFK anunció el envío al Congreso el Proyecto de Ley de soberanía de hidrocarburos y el control de los recursos naturales energéticos.

Por: Miguel Di Spalatro

 

Ayer atracó nuevamente en el puerto de Bahía Blanca el buque Exemplar. Un barco regasificador que el gobierno nacional contrató para afrontar el pico de demanda de los meses más fríos del año. La empresa estadounidense Excelerate Energy operó durante diez años en la Argentina, hasta que, en el 2018, Mauricio Macri despidió al Exemplar, obnubilado con Vaca Muerta.

En aquel entonces el ex presidente ignoraba que sus propias políticas serían las que tiempo después nos dejarían sin la posibilidad del autoabastecimiento de hidrocarburos, aun cuando la Argentina es el segundo país con más recursos de gas de esquisto y el cuarto en petróleo no convencional.

Las medidas de emergencia tomadas en el 2019 por el gobierno de Macri para evitar el colapso macroeconómico, dejo en stand by a Vaca Muerta. Las grandes petroleras como Shell, ExxonMobil, Vista Oil&Gas, Chevrón que junto a YPF operan en el yacimiento, siguen a la espera de un escenario que les garantice rentabilidad en el largo plazo.

Cuando dos meses antes de las elecciones el gobierno de Cambiemos congeló los precios del crudo y los combustibles en el mercado interno y obligó a las petroleras a cambiar dólares por pesos, Vaca Muerta con sus 30.000 kilómetros cuadrados llenos de gas y petróleo, dejó de ser la posibilidad del autoabastecimiento. El mercado manda y los capitales no se arriesgan.

Hoy la suerte de Vaca Muerta está atada a las negociaciones con el FMI y el nuevo marco regulatorio para el sector de hidrocarburos que tiene en carpeta el gobierno de Alberto Fernández.

Mientras, para palear la demanda, fue necesario volver a contratar los buques regasificadores: el Exemplar que llegó ayer a Bahía Blanca y el Expedient que se encuentra anclado en Escobar desde abril pasado.

Conflictos gremiales de petrolero y portuarios, complican aún más la situación.

Mientras el Exemplar demoraba su entrada al puerto por las medidas de la Intersindical Portuaria, Bahía Blanca comenzaba a sentir la falta de gas.

El martes y miércoles se priorizó el suministro de gas domiciliario y se suspendió la entrega a las estaciones de GNC.

Favio Rodríguez, representante local de la Cámara de Estaciones de Servicio, explicó: "Venimos de dos días de corte total del suministro. Ahora (por ayer) lo han restablecido, pero va a ser un invierno complicado porque ante la falta de producción dependemos de buques regasificadores que a veces no llegan en tiempo y forma. Ahora el servicio está restablecido, pero con una restricción comunicada por la petrolera YPF, por lo que tenemos que restringir un 10 % las ventas históricas que teníamos para esta época del año".

A pesar de la coyuntura que forma parte de la herencia que dejó Cambiemos tras el descontrol económico del 2019, las posibilidades de inversiones extranjeras, especialmente de China, en el marco de una recuperación económica pos pandemia, son auspiciosas.

El tendido de un gran gasoducto que partiendo de Vaca Muerta (Tratayén) llegue hasta San Jerónimo (Santa Fe), pasando por Saliqueló (Buenos Aires), constituye el principal proyecto incluido en el paquete de obras troncales que el gobierno quiere financiar con empresas chinas.

El trazo de este conductor de energía preocupa a la Unión Industrial de Bahía Blanca, que pidió una reunión al gobernador Axel Kicillof.  Quieren que el nuevo gasoducto pase cerca de la ciudad para viabilizar varios proyectos industriales y no perder la posibilidad de exportación por barco de GNL desde el puerto bahiense.

Esta no es la única obra que beneficiará a la provincia de Buenos Aires. Está previsto, también, el incremento de la capacidad de transporte del gasoducto San Martín, que conecta la cuenca Austral con Buenos Aires.

La secretaría de Energía tiene 15 días para entregar la documentación técnica a Powerchina y Shangai Electric, empresas que tendrán 60 días para elaborar un proyecto ejecutivo destinado a ampliar el sistema de transporte de gas, abarcando cinco sistemas de gasoductos troncales con una inversión de unos 3000 millones de dólares.

Cuando las temperaturas descienden y el invierno comienza a insinuarse, el problema del gas vuelve a preocuparnos. Reconstruir la Argentina es caminar hacia el autoabastecimiento energético con el espíritu de aquel 16 de abril de 2012, cuando la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció el envío al Congreso de la Nación del Proyecto de Ley de soberanía de hidrocarburos y el control y administración de los recursos naturales energéticos. Un acto de gobierno que marca el camino a seguir.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: