Presiones internas ponen a Kicillof entre la espada y el Gobierno - Política y Medios
31/07/2021 - Edición Nº4929

SEGUNDA OLA

Presiones internas ponen a Kicillof entre la espada y el Gobierno

Infectólogos y su propio viceministro de Salud impulsan un aislamiento más prolongado para dar más tiempo de recuperación al sistema de salud, mientras desde el Ejecutivo nacional se empeñan en decir que son “solo 9 días”. Los casos, la Copa América y las alianzas coalicionistas, en riesgo.

La autoridad política atraviesa su momento de peor cuestionamiento ante la dificultad de generar consensos en un clima que tiende a electoralizarse en cada una de sus vicisitudes. Los malos ejemplos y el descreimiento, atentan contra la dirigencia y la desobediencia, como desprendimiento natural de la falta de autoridad, vuelve a poner en el eje las preocupaciones que apremian a la sociedad: la economía y la pandemia. 

En ese orden, la lógica coalicionista política colisiona no solo con la eventualidad de una pandemia, algo que en términos de revisionismo historiográfico bien podría ser ocasional, sino también con la descohesión de su organismo como ente de agencia política. Esto es, la falta de diálogo interno que motiva la exteriorización de las ideologías u opiniones. En ese punto, el Frente de Todos ahora, y otros armado anteriores, se enfrentan a una problemática cíclica. 

Por ejemplo, el Gobierno Nacional asumió otra vez el costo de cerrar las actividades y retomar el aislamiento total. Sin embargo, el fin de semana Alberto Fernández adelantó que solo serán los nueve días estipulados y luego se respetará un orden restrictivo epidemiológicamente prediseñado. A su vez, días anteriores a que exploten los casos y se decidiera dar el “martillazo” por recomendaciones infectológicas, el jefe de Estado aseguró que Argentina, en esta condiciones, podría organizar toda la Copa América ante la baja de Colombia fruto del estallido y hartazgo social. 

Pero, tras estas versiones, Elisa Estenssoro, jefa de Terapia Intensiva del Hospital San Martín de La Plata e integrante del comité de expertos que asesora al Gabinete bonaerense de Axel Kicillof en la pandemia de coronavirus, consideró "poco" nueve días de restricciones para contener la segunda ola de contagios y dijo que "lo racional serían 21 días" de confinamiento fuerte".

Incluso, señaló que "en el comité de expertos coincidimos de que tendría que haber restricciones hace más tiempo". Además, dijo que "hay que acordar con la ciudad de Buenos Aires, y es preferible tener las mismas políticas de los dos lados de la General Paz" como parte de una estrategia común.

A esto se sumó el aporte del viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, quien analizó que la realización de la Copa América en el país debería "posponerse" dado que "es muy complejo pensar" en ello en el contexto actual de contagios. "A veces las organizaciones que son más grandes que el país, imponen reglas homogéneas para todos que quizá no siempre se pueden cumplir. Puede ser un problema. Es complejo. Nos está faltando en algunas competencias deportivas poder entender lo que estamos viviendo", opinó.

Lo cierto es que justo en el día de hoy, emisarios de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) visitaron el Estadio Uno “Jorge Luis Hirschi” del Club Estudiantes de La Plata, el cual sería la única sede bonaerense en este certamen. Esta maniobra se dio tras la baja del Estadio Ciudad de La Plata “Diego Armando Maradona” el cual estaba primeramente designado por la entidad madre del fútbol del sur del continente.

En el medio está el Gobernador provincial, quien la semana pasada se adosó al Decreto de Necesidad y Urgencia de Fernández casi sin leer las medidas y destinando mera confianza a las decisiones del Presidente que, de mínima, están yendo diametralmente en opuesto a las sugerencias que recibe el ejecutivo en Casa de Gobierno.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: