Elecciones en Chile: revés para Piñera y futuro de debates y consensos - Política y Medios
03/08/2021 - Edición Nº4932

LO QUE DIJERON LAS URNAS

Elecciones en Chile: revés para Piñera y futuro de debates y consensos

Los comicios en el país trasandino le negaron a la coalición oficialista el poder de veto para la elaboración de la nueva Carta Magna.

Las elecciones a convencionales constituyentes en Chile sellaron una dura derrota para la alianza oficialista Vamos por Chile, encabezada por el presidente Sebastián Piñera, e integrada por la ex Concertación, las coaliciones que gobernaron el país en todo el período posdictadura.

Además, exhibieron el crecimiento del Frente Amplio, el Partido Comunista y catapultaron las candidaturas independientes.

Con el 42,5% de participación -6.334.581 de votos emitidos-, los comicios definieron 155 convencionales constituyentes, 17 de ellos reservados a los pueblos originarios y con paridad entre mujeres y hombres.

Con la totalidad de los votos escrutados, las bancas de quienes elaborarán la nueva Carta Magna chilena quedaron distribuidas de la siguiente manera: 37 para Vamos por Chile; 25 para Apruebo, de la ex Concertación, 28 para la lista Apruebo Dignidad que reúne al Frente Amplio, el PC, Revolución Democrática (RD) y otros grupos y 48 para las listas de independientes, según informó la comisión electoral en su página web.

El dato político más importante de esta elección de constituyentes es que la derecha no alcanzó el tercio necesario para bloquear las iniciativas que impulsará el arco opositor en el debate para modificar el espíritu de la actual Constitución, promulgada durante la dictadura y que fue el centro de las críticas durante el estallido social de 2019.

Tras las manifestaciones que exigían un cambio constitucional, se logró en el Congreso chileno un acuerdo de redactar una nueva Carta Magna desde una "hoja en blanco", pero la derecha logró imponer como condición una mayoría especial de dos tercios para avanzar en el texto, lo que le hubiera permitido vetar cualquier tema.

Los inesperados resultados, no obstante, abren un escenario de futuras negociaciones de difícil pronóstico que no estaba en los planes del oficialismo ni de la oposición.

El estallido social desatado en Chile dos años atrás motivó la redacción de una nueva Carta Magna para enterrar los vestigios de la dictadura de Pinochet.

[Las otras consecuencias del revés electoral]

La oposición arrebató al pacto Vamos por Chile las alcaldías de Santiago, Viña del Mar y la populosa Maipú, entre otras, en los comicios municipales de este domingo, que proyectan asimismo algunas candidaturas para las presidenciales de 2021.

El ajedrez municipal recibió el impacto que ya había anticipado el estallido social de 2019, y las elecciones redistribuyeron el poder político local en algunos casos de modo inesperado incluso para sus protagonistas, como el caso de la comuna de Santiago, que reemplazará a su alcalde Felipe Alessandri por la comunista Irací Hassler.

También la alcaldía de Viña del Mar cambió de manos tras 17 años de hegemonía de la derecha, para abrir sus puertas a una representante de Revolución Democrática (RD), partido que integra el izquierdista Frente Amplio.

Algo similar pasó en la comuna suroriental de Maipú, que tras un extenso reinado de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI), cede el lugar a RD.

El amplio y atomizado arco opositor fue efectivo en sus estrategias y logró retener o sumar alcaldías.

La distribución de bancas de la Convención Constitucional que elaborará la Carta Magna

La coalición Unidos por la Dignidad, que aglutina a la ex Concertación, mantuvo cuatro alcaldías metropolitanas y le arrebató la sureña San Bernardo, donde le propinó otra derrota al oficialismo al dejar fuera de carrera a la candidata ex UDI, quien apenas resultó cuarta.

El Partido Comunista lograba seis alcaldes electos, sumando el 5,1% de los votos a nivel nacional, un punto más que en 2016, luego de una campaña que llamaba a la gente a votar “sin miedo” por opciones comunistas, según los resultados publicados en la página web de la comisión electoral.

El Frente Amplio, fuerza creciente que fue una de las sorpresas en las elecciones a convencionales constituyentes que se celebraron paralelamente a las municipales, sacó cuentas optimistas también al adjudicarse la comunas populosa de Estación Central.

La elección de los alcaldes de este domingo coincidió con la de los integrantes de la Asamblea Constituyente que deberá redactar una nueva Constitución y con las primeras elecciones de gobernador de la historia del país.

En este 2021, un nutrido año electoral para los chilenos, aún restan por celebrarse la segunda vuelta de Gobernadores, el 13 de junio, la primaria presidencial y parlamentaria, el 18 de julio, las elecciones presidenciales y parlamentarias, primaria presidencial, parlamentarias y de consejeros regionales, el 21 de noviembre y, de ser necesario, un balotage presidencial el 19 de diciembre.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: