Denuncian 27 muertos por represión en Colombia y Duque retira el proyecto de reforma tributaria - Política y Medios
23/09/2021 - Edición Nº4983

PROTESTAS MASIVAS

Denuncian 27 muertos por represión en Colombia y Duque retira el proyecto de reforma tributaria

La ONU se manifestó “profundamente alarmada” por la situación, y el ministro de Hacienda presentó la renuncia tras cuatro días de protesta.

La crisis institucional en Colombia, cristalizada en el paro general y las manifestaciones masivas a lo largo del país, desató una feroz represión por parte del Gobierno de Iván Duque, por la cual el Comité Nacional del Paro denunció al menos 27 muertes a manos de las fuerzas de seguridad este lunes.

El movimiento de protesta que había surgido con fuerza a fines de 2019, y cuya actividad se vio atenuada en el marco de la pandemia, adquirió un vertiginoso impulso luego de que el mandatario nacional enviara un proyecto de Ley de reforma tributaria al Congreso.

A pesar de que Duque y el ahora ex ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, aseguraban que se trataba de una medida necesaria para dar continuidad a la asistencia a los sectores más necesitados, decenas de miles salieron a las calles a repudiar lo que fue considerado un ataque a los bolsillos en medio de una crisis económica.

La causa adquirió grandes dimensiones e incluso fue apoyada por personalidades colombianas de trascendencia internacional, como jugadores y ex jugadores de la Selección de Fútbol.

El mítico René Higuita se pronunció contra la Reforma Tributaria.

En tanto, la respuesta gubernamental a las manifestaciones fue una brutal represión ejercida por las fuerzas de seguridad, y las entidades involucradas en las protestas denunciaron al menos 27 ciudadanos asesinados y unos 124 heridos.

No obstante, se trata de un balance realizado por el Comité Nacional del Paro de Colombia entre el 28 de abril y el domingo 2 de mayo, con lo cual se aclaró que se trata de una cifra provisional, dado que en la noche de este lunes se continuaron registrando hechos de violencia policial.

Entre otras especificaciones que menciona el informe del organismo, 13 de los heridos presentaron lesiones oculares, se reportaron 6 situaciones de violencia sexual, 726 detenciones arbitrarias y se limitó el ejercicio de las funciones de 45 defensores de derechos humanos.

La crisis de representatividad motivó la renuncia de Carrasquilla, autor intelectual del proyecto de reforma tributaria, y el presidente colombiano ha retirado la presentación ante el Congreso.

La integrante de la Camara de Representantes de Colombia por Bogotá denunció el uso de armas con alta capacidad de fuego.

Sin embargo, los principales referentes sociales del movimiento de protestas advirtieron que las manifestaciones continuarán en repudio a la militarización de las ciudades.

Además, junto con la oposición a la modificación del régimen de impuestos, vuelven a la discusión pública cuestiones como el retiro de la reforma de salud, la desarticulación del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía Nacional -entidad acusada de sistemáticos abusos de poder- y una cuestión de coyuntura: la exigencia de una campaña de vacunación masiva contra el Covid-19.

Es en este contexto que se convocó una nueva jornada nacional de protestas para este miércoles, de la cual ya adelantaron su participación organizaciones sociales y gremios.

[La ONU, “alarmada”, denunció “acoso y amenazas” a defensores de DDHH]

La gravedad de los acontecimientos ocurridos en Colombia alarmó a organismos de derechos humanos, y a la propia Organización de las Naciones Unidas (ONU), que manifestó su preocupación y recordó: “Las armas de fuego sólo pueden utilizarse como último recurso ante una amenaza inminente de muerte o de lesiones graves”.

La portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Marta Hurtado, expresó en Ginebra que en el organismo internacional están “profundamente alarmados por los acontecimientos ocurridos en la ciudad de Cali en Colombia, cuando la policía abrió fuego contra los manifestantes que protestaban contra la reforma tributaria, matando e hiriendo a varias personas”.

En esa línea, informó: “Nuestra oficina en Colombia está trabajando para verificar el número exacto de víctimas y establecer las circunstancias de estos terribles incidentes en Cali”.

La Representante Alta Comisionada, Juliette de Rivero, denunció "amenazas y agresiones" a miembros de la comisión de Derechos Humanos.

Hurtado también denunció que los “defensores de derechos humanos también informaron que han sido acosados y amenazados”, y, en la previa de la jornada convocada para mañana, realizó un “llamamiento a la calma”, contemplando “la situación extremadamente tensa, con soldados y policías desplegados para vigilar la protesta”.

En relación con esta coyuntura, le recordaron a las autoridades estatales “su responsabilidad de proteger los derechos humanos, incluido el derecho a la vida y a la seguridad personal, y de facilitar el ejercicio del derecho a la libertad de reunión pacífica”.

A su vez, resaltaron que “los agentes encargados de hacer cumplir la ley deben respetar los principios de legalidad, precaución, necesidad y proporcionalidad a la hora de vigilar las manifestaciones”, tras lo cual advirtieron que las armas de fuego sólo deben utilizarse como último recurso.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: