La grieta del Frente de Todos: Guzmán vs Bausaldo, una interna al rojo vivo - Política y Medios
24/10/2021 - Edición Nº5014

CORTOCIRCUITO Y POLÉMICA

La grieta del Frente de Todos: Guzmán vs Bausaldo, una interna al rojo vivo

La no renuncia del subsecretario de Energía y las versiones cruzadas amenazan cierta “estabilidad” intra-Ministerio de Economía. Durante el fin de semana, la tensión que problematiza el armado del Frente de Todos, llevó las diferencias hasta puntos insalvables.

El último día del abril estallaron las diferencias en el gobierno nacional y la interna eléctrica quedó al rojo vivo. El viernes 30 por la tarde, todas las miradas estuvieron puestas en el ministro de Economía, Martín Guzmán que, avalado por el presidente Alberto Fernández y su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, tenía vía libre para pedir la salida del subsecretario de Energía, Federico Basualdo. Sin embargo, el funcionario, que cuenta con la venia de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, se aferró al puesto aún cuando desde la cartera de Hacienda se había filtrado la formalización de su presunta salida.

Es que Basualdo es una pieza clave en el armado energético del cristinismo. Orgánico de La Cámpora, responde a Máximo Kirchner y hace pie en el Instituto Patria. Sin embargo, sus desavenencias con Guzmán por el destino de los aumentos de tarifas eléctricas en un año electoral, hicieron tambalear su permanencia en el puesto.

De esta forma, subyace una discusión con dos postulados diferentes: por un lado, la postura de Basualdo –respaldada por CFK- apunta a no impulsar aumentos en las tarifas que alcancen los dos dígitos, para que no sea tan duro el impacto sobre los bolsillos. Por otro lado, está la visión de Guzmán que, aunque comparte la preocupación, considera que la estrategia debería ser aumentar las tarifas de forma escalonada con el objetivo de reducir la emisión monetaria y lograr bajar la inflación, pero realizando una segmentación y que, de ese modo, el aumento no recaiga en los sectores populares, sino en las clases altas que pueden pagarlo.

Sin embargo, en este punto comienzan los enredos y las versiones contrapuestas: desde el sector cercano al ministro apuntan a que en diciembre de 2019 Guzmán le encomendó a Basualdo la tarea de realizar la segmentación, para poder aumentar las tarifas a quienes pudieran pagarlo. Pero Basualdo, dicen, no cumplió con la tarea de segmentarlas, de modo que Guzmán, luego de haberlo hablado con el Presidente decidió pedirle la renuncia de forma inmediata a través del secretario de Energía, Darío Martínez.  El ministro de Economía habría dicho que no puede trabajar junto a un subordinado que no solo no obedece sus directivas sino que “las boicotea”.

Desde el lado de Basualdo, en tanto, apuntan que habría presentado un plan de segmentación para ajustar la tarifa de la luz que el propio Guzmán cajoneó más de dos meses antes de decidir echarlo de la subsecretaría.  Según trascendió, desde el cristinismo le pidieron a Basualdo que “resista” y atribuyeron las versiones de su salida a una operación de Guzmán. Sin embargo, la confirmación del despido también llegó desde altas fuentes de la Jefatura de Gabinete donde, de acuerdo con lo que averiguó PolíticaYMedios, tildaron a Basualdo de “inoperante”.

En este marco, durante el fin de semana, la tensión que problematiza el armado del Frente de Todos, llevó las diferencias hasta puntos insalvables. Por caso, entre la noche del jueves y la madrugada del viernes se publicó un nuevo aumento de la energía eléctrica de consumo hogareño que treparía al 9%, una suma que todos los usuarios deberán pagar por igual, dado que la comentada segmentación no está hecha.  Este - informan desde Economía- será el primero de dos aumentos que habrá en 2021 y que llegarán a un total aproximado del 15 por ciento.

Esto fue el corolario del pedido de renuncia que ya estaba decretada hasta que la mano salvadora de CFK salvaguardó a Basualdo. De hecho, hasta el propio gobernador bonaerense Axel Kicillof salió a bancar al funcionario de energía, dando cuenta de sus dotes en la materia. Tal es así que se habla, por estas horas, de una interna de economistas que tiene como protagonistas de fondo a dos pesos pesados, como son Kicillof –ex ministro de Economía del cristinismo- y Guzmán.

Estas colisiones vienen desgastando al gobierno y, de hecho, “van a signar la suerte del FdT”. Si bien estas palabras fueron pronunciadas días atrás por la recientemente fallecida exdiputada, Alcira Argumedo, esa es la gran creencia que reina hacia adentro del arco oficialista e, incluso, se observa desde afuera.

En definitiva, se sabe que lo que se debate va en torno al atraso de tarifas y, en ese plano, la intervención estatal es indispensable para regular el precio que se paga por el servicio que se brinda.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: