Quirós y Gollan advierten sobre la segunda ola de COVID y piden reforzar controles en Ezeiza - Política y Medios
17/09/2021 - Edición Nº4977

PANDEMIA

Quirós y Gollan advierten sobre la segunda ola de COVID y piden reforzar controles en Ezeiza

Ante el incremento paulatino de nuevos contagios y la circulación de nuevas cepas del virus, la provincia y la ciudad de Buenos Aires insisten en la necesidad de reforzar los controles de ingreso al país.

Este miércoles por la mañana, en el marco de los reportes epidemiológicos diarios que llevan adelante los ministerios de Salud, Daniel Gollán (PBA) y Fernán Quirós (CABA) coincidieron en el diagnóstico situacional epidemiológico del país y la región, manifestando su inquietud ante el advenimiento de una nueva ola de contagios de Sars-Cov-2 en el país.

El titular de la cartera bonaerense informó que llevaron al Consejo Federal de Salud “una postura de muchísima preocupación respecto de lo que está pasando con las cepas circulantes en otros países”.

En particular, se refirió a “linajes que son mucho más contagiosos” y puso como ejemplo el de Manaos, que se esparció prácticamente por todo Brasil, generando el peor colapso sanitario de la historia y que “está llegando a muchos otros países de la región”.

En este sentido, el funcionario precisó que “estamos trabajando muy fuertemente para ver cómo se restringe al máximo la posibilidad de que esas variantes ingresen en nuestro territorio. En la Argentina, pero particularmente en territorio bonaerense”.

Al abordar esta cuestión, Gollán recordó que uno de los requisitos para regresar al país era tener una PCR negativa, y cuestionó: “Lo que estamos viendo hoy es que se están falsificando los PCR, lo cual es gravísimo porque pone en riesgo no solamente a estas personas, sino al conjunto de la gente que viajó en el avión”.

Recientemente se detectaron tres casos de pacientes positivos de COVID- 19 infectados con la cepa británica y la de Manaos en Córdoba, lo cual ilustra la necesidad de endurecer los controles, en un marco de franco ascenso de contagios a nivel nacional que gradualmente va a ir complejizando cada tarea de prevención.

“Si se llega a que se puedan falsificar masivamente certificados que dicen que la persona viene con un test negativo, realmente estamos en serios problemas con el ingreso de turistas argentinos que salgan al extranjero”, analizó el ministro de Axel Kicillof durante la conferencia.

Es en esa línea que anunció que, en un trabajo conjunto entre la Ciudad de Buenos Aires, la provincia y la Nación, “vamos a colocar un control más a quienes ingresen, pero no fuera del aeropuerto, sino que vamos a plantear que esté antes de migraciones”.

Esto tiene que ver con que muchas personas, al ingresar, recogen sus valijas y se retiran, eludiendo los puntos de testeo y control.

[Un criterio común en un marco de polarización constante]

Por su parte, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, advirtió en el reporte de su jurisdicción que “tenemos por delante un escenario de una segunda ola, no podemos anticipar cuándo será pero está muy cerca”.

Al respecto, señaló que ya se está observando un “aumento leve pero paulatino de casos” desde hace unas tres semanas, cuando dejó de descender el número de contagios. En detalle, explicó que el promedio de contagios reportados en los últimos siete días, pasó de 650 a 750 diarios.

“Tenemos un aumento en la semana de casi 100 casos por día en promedio”, precisó el funcionario, aunque desestimó que se deba a la apertura de las escuelas, iniciada en la Capital Federal el pasado 17 de febrero.

Al respecto, celebró que se logró un retorno a la presencialidad “sin que exista en la escuela mayor frecuencia de contagios de lo que existe en la sociedad”, en lo que describió como un “gran avance” que “significa que todos hemos hecho un gran esfuerzo y hemos cumplido con los protocolos”.

Al igual que su par de la provincia de Buenos Aires, Quirós centró su preocupación por las nuevas cepas del virus, asociadas a un mayor riesgo epidemiológico: “Las variantes inglesa y la brasilera ya están circulando en la Argentina. Son variantes más contagiantes; la persona que se enferma tiene una carga viral más contagiante. De cuanto más tarde o más temprano lleguen, va depender la segunda ola”.

Es por esto que recomendó que las personas que retornen del exterior realicen una cuarentena de al menos una semana y efectivamente realicen un test para saber si son positivos de coronavirus.

En línea con lo expuesto por Gollán, aseguró que “la forma de cuidarse de estas variantes es con un mecanismo que parece simple, pero es muy difícil de cumplir; y es que toda persona, cuando vuelve a la Argentina y sobre todo si es un país de riesgo, lo primero que tiene que hacerse es un testeo”.

Además, aconsejó: “Si no es indispensable, no es momento de salir del país y sobre todo a los países que tienen variantes de alto riesgo como son los países europeos, Brasil o Estados Unidos y ni qué hablar Sudáfrica”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: