Gastón Remy: “Hay una imposición del poder a una fuerza que no se doblegó ni se vendió” - Política y Medios
10/04/2021 - Edición Nº4817

ENTREVISTA

Gastón Remy: “Hay una imposición del poder a una fuerza que no se doblegó ni se vendió”

Entrevista al diputado provincial por el Frente de Izquierda en Jujuy, que debía asumir por rotación desde mediados de 2020, y viene denunciando proscripción por parte de Morales y sus legisladores, que le impiden acceder al cargo.

Gastón Remy es un economista y docente en la Universidad de Jujuy que, además de oficiar como periodista económico en La Izquierda Diario, debía asumir a su banca como diputado en la legislatura jujeña desde el año pasado. Sin embargo, el Gobierno de Gerardo Morales y sus representantes en la legislatura se lo impiden.

Dialogamos con el referente del FIT, que a fines del 2020 se encadenó a la sede legislativa, y el jueves pasado fue reprimido en las inmediaciones, mientras se desarrollaba la primera sesión del año puertas adentro.

[Entrevista]

-¿Desde hace cuánto tiempo se demora tu asunción como diputado provincial?

-De esto casi hace 10 meses, porque el 5 de mayo del año pasado, uno de los diputados del FIT presentó su renuncia y nunca se la aceptaron hasta el día de la fecha.

- ¿Entonces la no aceptación de la renuncia sería lo que te impide desempeñar tus labores legislativas? ¿Con qué argumentos?

- Claro, es un paso formal, procedimental dentro de la Legislatura. Cualquier diputado que renuncie necesita que el recinto, por mayoría simple, le apruebe la renuncia.

Desde el punto de vista político, el argumento que dejan trascender, aunque obviamente no lo digan públicamente, es que no quieren que yo esté ahí porque soy demasiado crítico, demasiado opositor. Amén de la labor que hace el bloque de diputados nuestro, denunciando por un lado una serie de privilegios importantes que ellos tienen, y por otro lado leyes o resoluciones que perjudican al trabajador o benefician a determinado sector empresario.

Ese accionar es lo que a ellos les molesta, y no le aprueban la renuncia. Incluso ya van 3 veces donde el diputado Aldasoro planteó tratarlo sobre tablas y ellos votan en contra directamente.

-¿Qué fuerzas votaron en contra? ¿Sólo el oficialismo o hay otras que también lo hacen?

- Los oficialistas que responden al gobernador Morales y después el justicialismo que lo ayuda a gobernar prácticamente en su totalidad. Hay alguna que otra excepción que por ahí no los acompaña directamente.

- ¿El diputado Iñaki Aldasoro hace diez meses que continúa con su actividad legislativa a pesar de haber presentado su dimisión?

- Claro, él ya la presentó formalmente, y, como contaba, ante el no tratamiento, también lo ha planteado dentro del recinto. Entonces él sigue estando ahí, y yo no puedo asumir.

- ¿Este mecanismo se da por el sistema de rotación de bancas que habitualmente usa el partido, verdad?

- Exactamente, sí.

El diputado encadenado a la legislatura, en diciembre del año pasado.

- ¿Sos el único diputado que ingresaba por este mecanismo en este caso?

- En este caso, sí. Se definió conforme a cómo se dio el acuerdo y las fuerzas que componían al FIT en ese momento, en las elecciones de 2017.

- ¿Hay algún antecedente de esta situación, de que se impida concretar la rotación?

-No, no. El FIT lo viene aplicando en la Legislatura de la CABA, así como en el Congreso o en las legislaturas provinciales, y no ha habido ningún inconveniente hasta ahora.

Lo que está en discusión acá son dos cosas: una, el derecho de la persona, del frente que sea, a renunciar; y en el caso del Frente de Izquierda, lo distintivo es que los electores saben que se hace esta gestión colectiva.

El elector se ve perjudicado porque cuando votó al Frente de Izquierda sabía que iba a haber rotación de bancas, de ahí el acompañamiento de distintos sectores de trabajadores y organizaciones para que yo pueda asumir: porque es lo que ellos votaron en su momento.

Es más, acá se ha puesto mucho en discusión que cuando este Gobierno tuvo que sacar un diputado recién electo para mandarlo como ministro fue un trámite de dos minutos, que es lo que sucede habitualmente. Esto es una cuestión política, de proscripción, y para dar un mensaje del poder, que define lo que quiere y lo que no quiere.

Y en ese sentido, todo lo que sea cumplir con procedimientos o derechos políticos, los pasa por encima, en una provincia donde no hay que olvidarse que sigue habiendo presos políticos, una justicia armada por el gobernador desde que asumió, y una mayoría propia automática en la legislatura que le facilita todo tipo de arbitrariedades.

- ¿Pudieron presentar algún recurso legal para solicitar que se pueda llevar adelante efectivamente la rotación?

- Lo legal lo estamos estudiando bien para ver cómo hacerlo porque, en primer lugar, presentar algo ante la justicia de acá es como presentarselo en el escritorio a Gerardo Morales. No va a haber ninguna respuesta favorable. Pero sí estamos evaluando la manera de hacerlo, si es a nivel nacional y después acá, o cómo haremos.

Por lo pronto mañana sí vamos a presentar una denuncia acá por la represión, para que se haga público quién es el responsable político. Porque acá mandaron a reprimir a diputados en funciones, diputados electos, a mujeres y niños, y nadie se hace cargo.

- ¿Qué día ocurrió esta represión?

- El jueves pasado. Ahí hubo una sesión, nosotros movilizamos ese día porque se convocó a una sesión, y tanto el bloque oficialista como los no oficialistas se habían comprometido en la sesión de diciembre a tratar mi asunción en la sesión próxima que fue justamente el jueves, y por eso habíamos ido.

La negativa no sólo ocurrió en el recinto, como siempre, sino que después vino acompañada de represión.

- ¿Qué diputados fueron reprimidos?

- Está la diputada Natalia Morales, que es mi compañera, que estuvo conmigo y fue golpeada por todos lados, por eso la denuncia la vamos a hacer en común. Por múltiples golpes, por los que tuvimos que ir al hospital, recibir atención, tratamiento.

Además, hicieron esto sin decir quién dio la orden, entonces queremos saber quién es el responsable político de todo esto, porque la policía actúa bajo órdenes, y acá nadie dio la cara.

Natalia Morales denunciando la represión de la policía jujeña en la puerta de la legislatura.

- ¿Algún organismo se manifestó exigiendo la regularización de la situación?

- Públicamente ha habido un repudio muy amplio, tanto de personalidades de los DD HH y organismos en todo el país. Como también de sindicatos, organizaciones locales.

El arco que se pronunció es bastante importante, y se hizo con mucha preocupación, porque no solamente es la gravedad de los hechos, sino que sucede en una provincia que tiene un sistema de Gobierno, justicia y policía profundamente represivo y persecutor.

- ¿En el arco político, ya sea en la legislatura o algún referente de la política de Jujuy te manifestó su respaldo, su solidaridad, además del FIT?

- Sí, algunos sectores del justicialismo, pero a título personal, organizaciones de desocupados también, el Frente Darío Santillán; ADIUNJu, que es el gremio local de docentes universitarios, al cual estoy afiliado; personalidades como Víctor De Gennaro, Sergio Maldonado, en Twitter, Luis Zamora. He recibido mucho apoyo.

- En este marco ¿Tienen previstas líneas de acción para modificar esta situación?

- Sí, la idea es mantener y profundizar líneas de acción tanto en la provincia, como a nivel nacional y en la Ciudad de Buenos Aires también. Para los próximos días, continuar con acciones públicas. Eso implica llegar a distintos sectores que por ahí no es tan fácil, porque los medios locales comparten el mismo poder político y económico, entonces hacen un bloqueo. La represión, prácticamente, los principales medios no la reflejaron.

Entonces hay que mantener una línea de acción permanente, que es lo que hemos decidido, para no dejar pasar este ataque e ir ganando fuerza hasta que logremos efectivamente poder asumir y, como parte de un compromiso, acompañar a distintos sectores que son todos los días atacados.

Es un compromiso de estar con ellos, así como estuvieron el jueves en la legislatura siendo reprimidos con nosotros. Las acciones son combinadas, para defender a sectores que son atacados por el mismo Gobierno y el mismo poder.

- ¿Morales en algún momento se manifestó por esta situación?

- Mirá, Morales evita, como sus propios funcionarios y diputados, hablar del tema. Y si le llegan a insistir mucho, dice que es un tema menor, que no viene al caso.

La semana pasada estuvo Nicolás Del Caño acá, solicitó una audiencia con el gobernador, y finalmente la tuvo con el secretario de Gobierno. Y el día miércoles dijeron que iban a interceder ante la legislatura para tratar nuestro reclamo de poder asumir, aunque no se comprometían porque la legislatura tiene sus códigos, sus cuestiones.

Finalmente, al otro día la respuesta fue ésta (represión). Ni más ni menos que nuestro diputado nacional les pidió con tiempo una audiencia, se sentaron para decirle esto y después respondieron de la peor manera. Es un Gobierno que no tiene muchos códigos. Y palabra tampoco, porque en la anterior sesión dijeron que se comprometían a que en la sesión subsiguiente se trate mi asunción y lo que hicieron fue reprimirnos.

El respaldo de Sergio Maldonado a Remy.

- Resulta muy llamativo que no acepten la denuncia, teniendo en cuenta que el diputado precedente también seguramente es muy crítico de la gestión, por la propia procedencia partidaria...

- Sí, hay una cuestión de imposición del poder a una fuerza que no se doblegó, que no se vendió. Mantuvimos lo que hacemos en el resto del país, cobrando como un trabajador y donando el resto a diferentes causas. Ellos obviamente no lo comparten, defienden sus privilegios, y es como un mensaje del poder más rancio.

No está disociado lo nuestro de todos los que sufren todos los días las imposiciones de este Gobierno.

- ¿Ustedes consideran que es importante que el caso se conozca en el resto del país para motorizar un cambio?

- Desde ya, porque Morales vende una imagen de un Gobierno que, dentro de Juntos por el Cambio a nivel nacional, es un Gobierno republicano, democrático, pese a distintos cuestionamientos que ha tenido de parte de distintos organismos de Derechos Humanos.

Pero trata de mostrar una imagen a nivel nacional que, es más, tiene el plan de ser candidato presidencial en los próximos años. Entonces todo lo que permita a nivel nacional demostrar realmente qué hace y quién es Morales es muy importante para fortalecer una oposición no sólo política, sino también social, respecto a las cosas que hay que cambiar.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias