Tras el despido de El Destape, Verbitsky tomó licencia de su cargo de presidente del CELS - Política y Medios
12/04/2021 - Edición Nº4819

REPERCUSIONES

Tras el despido de El Destape, Verbitsky tomó licencia de su cargo de presidente del CELS

El periodista se disculpó ante el organismo que encabezaba y se alejó de la titularidad. Las autoridades anunciaron una “transición en las formas de gobierno” de la organización.

Las aguas continúan agitadas tras la revelación de que el Ministerio de Salud vacunó a allegados irregularmente, y los coletazos del vacunagate aún se hacen notar, mientras en Comodoro Py se acumulan las denuncias contra el ex ministro, Ginés González García.

En este caso, uno de los principales protagonistas del escándalo, el periodista Horacio Verbitsky, se disculpó ante el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), organización que presidía, y pidió una licencia a su cargo.

Desde el CELS informaron que aceptaron el “pedido formal de disculpas y de licencia”, y precisaron: “Sofía Tiscornia, en su condición de vicepresidenta, se encuentra a cargo de la presidencia”.

Luego de que se hiciera público, por boca del propio Verbitsky, que el reconocido periodista fue uno de los que accedió al privilegio de inmunizarse contra el Covid-19 saltándose los protocolos de inscripción, el organismo expresó que “a la crisis generada por la pandemia debe responderse con solidaridad y políticas igualitarias”.

No obstante, desde las redes sociales destacaron que “durante dos décadas, Horacio, comprometido con el movimiento de derechos humanos, hizo aportes importantes a la vida política del país y a la historia de nuestra organización que, desde 1979, es parte de las luchas por una sociedad justa”.

El organismo ya había repudiado en las redes sociales que su titular fuera “vacunado por fuera del sistema establecido, a través de una cadena de favores y a título personal, mientras estábamos intentando, como todo el mundo, conseguir un turno para las personas mayores de nuestras familias”.

Recordemos que, tras el escándalo, Roberto Navarro despidió a Verbitsky de la radio El Destape, considerando que era “una inmoralidad que con 50 mil muertos haya vacunados VIP” y advirtiendo: “es inmoral quien lo autorizó y quien se vacunó. Aquí no hay inocentes”.

Cabe realizar una revisión del tema, ya que mucho se había hablado de que podía haberse tratado de una operación intencional del comunicador contra el Gobierno. Y realmente resulta difícil de entender que un profesional de su trayectoria no previera las consecuencias de semejantes declaraciones públicas.

Sin embargo, más allá del daño a la credibilidad del Ministerio de Salud, y de la renuncia del entonces titular, Ginés González García, el affaire también perjudicó seriamente al periodista.

Por su parte, en el día de ayer trascendió que previamente a comunicarse con el ex ministro, Horacio Verbitsky se había comunicado con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, para consultarle sobre cómo acceder a la vacuna. La respuesta desde La Plata fue contundente: inscribiéndose en la página de Buenos Aires Vacunate.

El ex ministro de economía fue, quizás, uno de los pocos en resultar ileso de semejante escándalo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: