Kicillof coquetea con intendentes bonaerenses, mientras que el macrismo se afianza en el Interior - Política y Medios
30 de noviembre de 2020 - Edición Nº4687

ESCENARIO POLÍTICO

Kicillof coquetea con intendentes bonaerenses, mientras que el macrismo se afianza en el Interior

Mientras se negocia el acceso al Fondo de Seguridad que se debaten entre el Ministerio de Seguridad y los municipios, el Grupo “Dorrego” jugó en comunas fuera del AMBA justo donde menguó el apoyo al oficialismo en las últimas elecciones. El Presupuesto 2021, clave.

Por: Juan Amicuzzi

 

Como un reflejo de la topografía socio-habitacional que se despliega a lo largo y a lo ancho de la segunda provincia más grande del país -después de Tierra del Fuego, Islas del Atlático Sur y la Antártida-, Buenos Aires representa una gran porción del país. Aquí el Área Metropolitana y el Interior se conforman como límites no tan difusos, pero con realidades sumamente desiguales.

En este punto, y a meses de que se desate otra contienda electoral, tanto el oficialismo como la oposición bonaerense comenzaron la campaña para las legislativas de 2021 sin tanto anuncio y en voz baja.

El eje en la construcción de una hegemonía que le habilite la gobernabilidad a Axel Kicillof hasta hace meses fue el diálogo con María Eugenia Vidal -que hace semana recorrió las obras hidráulicas del intendente Julio Garro en La Plata-, aunque por el contacto estrecho con Horacio Rodríguez Lerreta se escatima el contacto ya que se lo toma como jefe del ala blanda del macrismo.

Pero ante las elecciones legislativas de 2021, el Gobernador sabe que el consenso con la oposición tiene un límite y que su techo de votos puede perforarse dando gestos políticos hacia un sector descuidado: el Interior. Producto de la densidad demográfica del Conurbano, el andamiaje político-económico bonaerense se condensa en tal área y, en cierta forma, se posterga el avance y desarrollo agroindustrial en zonas aledañas o más lejanas a la capital provincial y alrededores.

Por ende, Kicillof sabe que tiene una llave fundamental para encender el vigor del trabajo en esas localidades golpeadas por la pandemia y la crisis global que hace mella regionalmente. El Fondo para la seguridad es una carta que desde Gobernación se trata estratégicamente con tal de seducir los apoyos intermedios comunales, entre el acceso a otras partidas fructíferas contempladas en el Presupuesto 2021 que se laborará este jueves en la Cámara baja de la Legislatura.

Lo cierto es que, con todo, lo que se desprotege con estas acomodaciones son los propios sectores confluyentes en el Frente de Todos, los cuales reclaman más participación de sindicatos, agrupaciones y demás organizaciones con poco espacio en el funcionamiento y armado del ejecutivo e interministerial.

De hecho, Kicillof avanzó con más de 14 mil pases a planta durante la pandemia y se prevén más de 13 mil, insertos en el anteproyecto de Presupuesto 2021, en donde figuran con poco espacio las instituciones y colectivos que intersecan en el Frente gobernante. Es más, al momento de reemplazos en cabecillas o planteles de carteras que sufrieron recambios, primó la elección de dirigentes camporistas.

En el plano local, legisladores como Florencia Saintout, diputada por La Plata, se acercó junto a concejales del Frente de Todos para recabar información y aproximarse a las bases de sustento que adhieren al justicialismo. 

Ya en otro orden, por su parte, el dique de contención que diagramó el macrismo bonaerense, denominado Grupo “Dorrego”, con tal de pulular entre el liderazgo fragmentado del PRO -entre Macri, Vidal y Larreta-, empezó la labor territorial de acercamiento a municipios como los de Capitán Sarmiento y San Antonio de Areco, donde el apoyo a Kicillof en las elecciones fue escaso o hasta nulo, con el objeto de asegurar el apoyo legislativo. 

Allí se los vio a Diego Valenzuela -de los dirigentes más mediatizados del PRO- y al investigado exsecretario de Energía, Javier Iguacel, junto a Garro librando una microcontienda hacia el noroeste bonaerense donde se instalaron los debates sobre servicios para los vecinos/as y productores y la seguridad en clave contra la inseguridad.

En tanto, por el lado del legislador Daniel Lipovetzky -mucho más cercano a Vidal-, surgió una misiva intra-PRO pero pública en su perfil de twitter con el propósito de sentar su posicionamiento más filiado a la oposición dialoguista. Esto muestra la necesidad de una estrategia menos reaccionaria en el ámbito bonaerense donde la mayoría representada en la última elección derrotó lo que parecía una profusa imagen de Vidal, pero inexistente gestión política. 

Asimismo, otros dirigentes más cercanos al fútbol como lo son los exdirigentes de Boca, Christian Gribaudo y Daniel Angelici, siguen coqueteando con jugar en la esfera política provincial con tal de resurgir las bases que perdió el vidalismo. 

Por último, en cuanto a sectores que intermedian entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio se encuentra Cambio Federal que, por La Plata, es representado por el diputado Guillermo Bardon quien la semana pasada se mostró junto al intendente de Pinamar Martín Yeza, justo a semanas de que inicie la temporada. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias