Elecciones en EE UU: Bernie Sanders había advertido, con precisión quirúrgica, la estrategia de Trump - Política y Medios
04 de diciembre de 2020 - Edición Nº4690

ACUSACIÓN DE FRAUDE

Elecciones en EE UU: Bernie Sanders había advertido, con precisión quirúrgica, la estrategia de Trump

La potencia norteamericana atraviesa horas claves en el recuento de los votos, y el presidente, tal como había avisado, empezó a agitar la idea de un fraude opositor.

Luego de la jornada electoral de este martes, que coronó una de las elecciones con mayor militancia y debate ciudadano de las que se tenga recuerdo, los Estados Unidos de América transitan horas decisivas para conocer quién será el próximo presidente.

Según las últimas actualizaciones de The Associated Press, el candidato del Partido Socialdemócrata, Joe Biden, ya contaba con 248 electores, mientras que el actual presidente, del Partido Republicano, se había asegurado 214.

Recordemos que, según el sistema electoral norteamericano, cada Estado aporta una cantidad determinada de 'electores' o representantes estaduales, que son los que efectúan el voto en el colegio electoral. El candidato que gana en una jurisdicción obtiene la totalidad de los electores que aporta la misma, y el que reúna 270 de estos representantes, alcanza los votos necesarios para ser presidente.

"Están trabajando duro para hacer desaparecer nuestra ventaja de 500 mil votos en Pennsylvania", cuestionó Trump respecto a la evolución del conteo esta tarde.

Meses atrás, diferentes encuestadoras ubicaban a Biden superando ampliamente a Donald Trump, que busca la reelección. Sin embargo, en las semanas previas a las elecciones, los sondeos arrojaron una diferencia bastante menor que los 8 a 10 puntos de distancia de los que se hablaba tiempo atrás.

En ese marco, el actual presidente del país norteamericano comenzó a embarrar la cancha, insertando la extravagante idea de que la oposición podía concretar un fraude, llegado el 3 de noviembre.

Este discurso puede sonar familiar en nuestro país, donde buena parte de la militancia y hasta dirigentes de Juntos por el Cambio, como Esteban Bullrich, aseguraron tras las elecciones de octubre que la oposición había logrado montar un fraude, a pesar de que la supervisión de los comicios, obviamente, corría por parte de su Gobierno.

[Bernie Sanders y una advertencia de precisión quirúrgica]

El pasado 23 de octubre, el senador demócrata, Bernie Sanders, había adelantado la posibilidad de que Donald Trump desconozca una posible derrota, si la elección se definía por los votos por correo.

En una entrevista en el programa televisivo The Tonight Show Starring Jimmy Fallon, el congresista había expresado que “todos los votos deben contarse”, ya que una proyección lo mantenía preocupado a él y a mucha gente.

“Por razones que no tiempo de desarrollar esta noche, sospecho que tendremos una situación en estados como Pennsylvania, Michigan, Wisconsin y otros, donde se recibirán grandes cantidades de votos por correo”, expresó el político oriundo de Vermont.

En este sentido, explicó: “A diferencia de estados como Florida y Vermont, estos no pueden (por malas razones) comenzar a procesar esas boletas hasta el día de las elecciones o cuando termine la votación”, y añadió: “Eso significa que tendrás estados lidiando con quizás millones de votos por correo”.

El video de la advertencia del senador.

Sanders recordó que varias encuestas e investigaciones han demostrado que “por la razón que sea, los demócratas son más proclives al voto por correo”, y, como contraparte, es más probable que los republicanos vayan a las urnas el día de la elección”.

La preocupación en torno a esta situación, tenia que ver con la posibilidad de que los primeros votos en contarse fueron “los de las personas que asistieron a las urnas” en la jornada electoral.

“Aquí está el temor: bien podría ser (no sé que va ocurrir, porque nadie lo sabe) pero podría ser que a las 22 horas del día de elecciones Trump esté ganando en Michigan, Pennsylvania, Wisconsin, y aparezca en la televisión diciendo “Gracias norteamericanos por reelegirme. Se acabó, que tengan un buen día”, evaluó el referente demócrata.

Siguiendo con esta proyección, indicó que era probable que “al día siguiente, todos esos votos por correo comienzan a contarse, y resulte que Biden gane en esos estados”.

Bernie Sanders junto al candidato de su partido, Joe Biden.

Recordemos que Donald Trump no sólo buscó evitar el voto por correo, sino que lanzó extravagantes advertencias en torno a posibles fraudes, al no reconocimiento de una eventual derrota, y desalentó a su electorado al uso del voto por correo.

El legislador estadounidense adelantó que, en ese momento, tanto él como mucha gente tenían la preocupación de que “en ese momento Trump diga: ‘¿Lo ven? Les dije que todo era fraudulento, que esos votos por correo estaban manipulados. No vamos a dejar el cargo’”

En este sentido, Sander advirtió: “No sabemos qué pasará, puede que los resultados se sepan la noche de las elecciones, pero la gente debería estar conciente de esa posibilidad”.

[Cambio en las tendencias y el inicio del show de Trump]

Hasta las primeras horas de la madrugada de este miércoles, la reñida elección mostraba a Biden aventajando brevemente al actual mandatario, aunque el líder republicano mantenía una posición favorable en varios de los estados clave (por la cantidad de electores) que restaban por definir: Wisconsin, Michigan y Pennsylvania. En Arizona y Georgia ambos candidatos estaban muy parejos.

No obstante, con el correr de las horas comenzaron a engrosarse las boletas del partido demócrata, y la mañana del miércoles sorprendió con Biden adquiriendo una leve ventaja Wisconsin, Michigan y Arizona. Mientras que en Georgia la ventaja de Trump se redujo, cuando aún restaba cerrar el conteo de votos en condados donde venía ganando el opositor.

En horas del mediodía, el polémico presidente estadounidense ironizó a través de Twitter: “Están encontrando votos de Biden por todas partes: en Pensilvania, Wisconsin y Michigan. ¡Qué mal para nuestro país!”.

Otro de los polémicos twits: "Están encontrando votos de Biden por todos lados (...) ¡Que mal por nuestro país!"

Minutos después, continuó expresando imprudencias, publicando que “Están trabajando duro para hacer desaparecer la ventaja de 500.000 votos en Pensilvania, lo antes posible. ¡Del mismo modo, Michigan y otros!”.

No se puede decir que el mandatario norteamericano no anunció su accionar, tan caprichoso como peligroso en la escena democrática, teniendo en cuenta que sus acusaciones son replicadas por miles de sus seguidores en las redes sociales.

“A pesar de las ridículas encuestas públicas utilizadas como táctica de supresión de votantes, Wisconsin ha sido una carrera muy fina, como siempre supimos que sería. Ha habido informes de irregularidades en varios condados de Wisconsin que plantean serias dudas sobre la validez de los resultados”, expresó Bill Stepien, gerente de campaña de Trump, a través de un comunicado.

Allí, sentenció: “El presidente está dentro del umbral para solicitar un recuento y lo haremos de inmediato”. Recordemos que, tras la muerte de la jueza de la Corte Suprema, Ruth Bader Ginsburg, el magnate neoyorquino presionó fuertemente para lograr designar a Amy Coney Barrett en su lugar.

La flamante integrante de la Corte Suprema, Amy Coney Barrett, católica y conservadora.

Se trata de una jueza conservadora que, tras la confirmación de su nombramiento el pasado 26 de octubre, viene a engrosar la afinidad al Partido Republicano dentro de la Corte Suprema. Antes de la designación de Barrett, 5 de los magistrados eran reconocidos como conservadores, mientras que 3 se identificaban con un perfil más progresista.

Esta diferencia se amplió de 6 a 3, y podría ser fundamental en una posible judicialización de las elecciones.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias