Clases presenciales, un conflicto que estalla antes del primer recreo - Política y Medios
04/12/2020 - Edición Nº4690

25 DE MAYO

Clases presenciales, un conflicto que estalla antes del primer recreo

Desde este miércoles, 302 estudiantes se vuelven a sentar en los pupitres, con barbijo y a prudente distancia. Para los maestros, que horas atrás protestaron frente a la Municipalidad, la vuelta a clases es un acto de irresponsabilidad. Y advirtieron: “Se van a tener que hacer responsables el intendente y el gobernador de lo que pueda pasar".

Por: Miguel Di Spalatro

 

25 de Mayo es uno de los lugares elegidos por el gobierno de la provincia para que estudiantes y docentes retornen a las aulas. El 26 de octubre se oficializó la implementación del Plan Jurisdiccional para un Regreso Seguro a Clases Presenciales que alcanza unos 6.700 alumnos de 15 municipios con baja circulación de coronavirus. Uno de esos distritos es “o era” 25 de Mayo.

En esta ciudad de poco más de 35 mil habitantes que gobierna el peronista Hernán Ralinqueo, 302 estudiantes de nivel primario y secundario se vuelven a sentar desde este miércoles en los pupitres, con barbijo y a prudente distancia, en 13 escuelas veinticinqueñas. El protocolo establece que cada chico cuente con la menor cantidad de útiles escolares, presente su declaración jurada, participe de la clase y regrese a su domicilio. Son 20 las personas que se desempeñarán por turno. El distanciamiento entre cada alumno será de 1,5 metros y con el maestro o profesor de 2 metros.

La inspectora jefa distrital Claudia Suárez, dice que está prevista la incorporación de otros establecimientos durante las semanas venideras, siempre trabajando sobre la base de alumnos que no hayan tenido conectividad alguna con sus docentes desde el inicio de la pandemia.

Para Ralinqueo abrir las escuelas casi a fin de año “es un desafío como comunidad pensando en el 2021” y aclara que “es menos de un 30% de toda la población educativa” la que se movilizará.

Para los maestros, que este lunes protestaron en la plaza Mitre, frente a la Municipalidad, la vuelta a clases es un acto de irresponsabilidad. “25 de Mayo no tiene las condiciones para volver a clases”, repite Daniel López, delegado de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires. “Se van a tener que hacer responsables el intendente y el gobernador de lo que pueda pasar en 25 de Mayo”, agrega.

Es que para UDOCBA, algunos datos no están del todo claros. En una nota elevada a las autoridades solicitan al Ministerio de Salud la evaluación epidemiológica del nivel de riesgo del distrito, particularizando en qué situación se encuentra el partido de 25 de Mayo. También quieren los datos registrados en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina (SISA) y en el Sistema de Gestión de Camas (SIGEC), sobre los casos nuevos de las últimas dos semanas y las dos semanas anteriores y saber el nivel de ocupación de camas, identificando cuáles son los hospitales de referencia para el traslado y la internación de casos de Covid-19.

Desde el inicio de la pandemia, el municipio de 25 de Mayo registra trescientos cuarenta y ocho casos positivos, doscientas setenta y nueve personas recuperadas y trece fallecimientos. También se descartaron seiscientos cinco casos y hasta el martes trescientas veinte personas permanecían aisladas.

La preocupación docente es comprensible. Ayer se produjo un brote en el Geriátrico Renacer, que fue confirmado por su directora, la doctora Inés Muñoz, quien no quiso dar datos de la cantidad de infectados, pero expresó su preocupación “porque hay mucho personal afectado por el virus. Hemos tenido una baja importante de trabajadores y eso es preocupante en lo que respecta a la asistencia de los abuelos”.

En el interior bonaerense la circulación comunitaria ya es un hecho desde hace varias semanas y por cada caso que se registra hay al menos dos más que no se suman a las estadísticas.

Es por eso que el gremio docente también pide información sobre los distritos que limitan con 25 de Mayo, especialmente Roque Pérez, Saladillo, General Alvear, Bolívar, 9 de Julio, Chivilcoy y Bragado.

“Yo no voy a permitir que pongan en riesgo a nuestros compañeros docentes y menos a los alumnos y a las familias que se han venido cuidando de una manera ejemplar en 25 de Mayo porque se quieren sacar una foto con la apertura de escuelas”, concluyó López planteando un conflicto que comienza antes de que el timbre anuncie que es hora de entrar al aula.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias