Análisis semanal: el Gobierno envía señales económicas y simbólicas para enfrentar la crisis - Política y Medios
30 de noviembre de 2020 - Edición Nº4687

DESDE CASA ROSADA

Análisis semanal: el Gobierno envía señales económicas y simbólicas para enfrentar la crisis

El gobierno volvió a enviar señales al mercado empoderando a Martín Guzmán como timonel del área económica y apurando el Consejo Económico Social sin que el Congreso lo haya refrendado. Y, para calmar las aguas del Frente de Todos, apuesta a lo simbólico: folklore peronista y homenaje por los 10 años de la muerte de Néstor Kirchner.

Por: Emiliano Russo - Especial para PolíticaYMedios desde Casa Rosada

 

Si la única verdad es la realidad, la economía está tomando nota de la máxima peronista y, ante tamaño desafío, el gobierno volvió a enviar señales al mercado empoderando a Martín Guzmán como timonel del área económica y apurando el Consejo Económico Social sin que el Congreso lo haya refrendado. Y, para calmar las aguas del Frente de Todos, apuesta a lo simbólico: folklore peronista y homenaje por los 10 años de la muerte de Néstor Kirchner con entronización de estatua mediante.

Pero la vuelta de tuerca al relato simbólico incluye una jugada arriesgada: el posible envío por parte del Ejecutivo del mentado proyecto para legalizar el aborto, una promesa de campaña de Alberto Fernando que venía postergando por la emergencia. Se trata de un debate de un tema sensible que, como lo demostró en 2018, divide a la sociedad, aunque le otorgue réditos en el frente interno. Ya un aliado como la Iglesia salió con los tapones de punta: “Enviar el proyecto de aborto es oscurecer gravemente el horizonte que propone el Papa en Fratelli Tutti (la reciente encíclica). Es insostenible discutir una ley de estas características en la situación actual”, expresó el Episcopado.

La referencia a Francisco no es ingenua: de buen diálogo con Fernández, ha sido un puente con la cúpula del FMI que benefició la exitosa renegociación con la deuda privada extranjera. Los curas villeros, cuya referencia “Pepe” Di Paola tiene diálogo fluido con Roma, han contenido la emergencia económica y social devenida de la pandemia en los barrios. “No es el momento”, confió un funcionario con buena llegada a la Iglesia que ve un posible “disparo en el pie”. Pero el presidente parece haber decidido que sí es el tiempo de cumplir con su palabra. Sus voceros insisten en que el tema “está hablado con el Papa”, con emisarios tales con Juan Grabois, pero esa argumentación carecería de profundidad: con el IVE no hay dobleces, no se espera un gesto del Sumo Pontífice similar al que dio en las últimas horas con la unión civil entre homosexuales.

Desde comienzos de semana hubo algarabía en Casa Rosada por el triunfo en Bolivia de Luis Arce, el candidato del desplazado Evo Morales. “Un golazo”, repetían figuras del oficialismo emparentadas con la Patria Grande. A esa épica apuntará el planificado homenaje que se llevará a cabo el martes 27 a cumplirse los 10 años de la desaparición física de Néstor Kirchner. En el CCK, que lleva su nombre, tendrá lugar el acto dónde se espera que el presidente Fernández acompañado por Cristina Fernández de Kirchner descorra el velo de la estatua de bronce del fallecido ex presidente, la misma que fue removida por Lenin Moreno de la sede la UNASUR en Quito.

Para completar el cerco simbólico en torno al Jefe de Estado, se espera que en diciembre próximo asuma la presidencia del Partido Justicialista, algo que no se anunció en el acto por el Día de la Lealtad pero que sigue más que vigente.

En otra semana en al que el dólar paralelo no dio respiro, en el oficialismo esperan que “maduren” las medidas adoptadas por el empoderado ministro Guzmán. El titular del Palacio de Hacienda insistió en que “no va a devaluar” la cotización oficial de la divisa y que la semana próxima ofrecería nuevos instrumentos financieros para calmar a los operadores. Pero la incertidumbre continúa.

Tal vez para aquietar la ansiedad del mercado el Ejecutivo sorprendió el lunes la convocatoria de hecho al acuerdo social cuando los ministros Matías Kulfas (Producción) y Claudio Moroni (Trabajo) sentaron a empresarios y sindicalistas a una mesa para intentar diseñar políticas de desarrollo. La reunión parió las mesas sectoriales, las mismas que intentó sin éxito la administración macrista, que tuvo su primer capítulo el miércoles con la del rubro automotriz. La semana próxima se esperan la convocatoria a los sectores de la industria textil, de la indumentaria, del cuero y calzado y la alimenticia.

Con los gobernadores concentrados en atender la emergencia sanitaria por el COVID-19, Alberto Fernández no desatiende su vínculo con los intendentes. Como hizo Kirchner en 2005, profundizó el vínculo con los gobiernos locales con el plan Municipios de Pie con una asistencia de $1086 millones que promete agrandarse en 2021. Justamente la primera etapa prevé el giro de recursos para obras a 24 distritos de la Provincia, 20 de los cuales son gobernados por el Frente de Todos, la mitad del GBA.

El plan fue presentado en momentos en que se conocieron las primeras pujas para definir la nueva conducción de la Federación Argentina de Municipios (FAM), que en los papeles sigue a cargo de la vicegobernadora Verónica Magario. El jueves al anochecer se juntaron intendentes oficialistas de la primera y tercera sección electoral, la que a la postre le dio el triunfo al FdT en 2019, para intentar aquietar las aguas y darle un respaldo a gobierno nacional.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias