Renunció una embajadora tras el apoyo de Argentina al Grupo de Lima ante la ONU - Política y Medios
23 de octubre de 2020 - Edición Nº4648

RELACIONES INTERNACIONALES

Renunció una embajadora tras el apoyo de Argentina al Grupo de Lima ante la ONU

Alicia Castro, la embajadora de la Federación Rusa, envió una carta presentando una renuncia al cargo, por estar en desacuerdo “con la actual política de relaciones exteriores”.

Este martes, en el marco del 45° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la Argentina votó a favor de dos resoluciones que alertan sobre la situación de los Derechos Humanos en Venezuela.

Tras esta definición, Alicia Castro decidió presentar su renuncia al frente de la embajada rusa, con una extensa carta en la cual sienta posición respecto a su desacuerdo con la política de relaciones exteriores del país.

Luego de “agradecer al gobierno nacional, en especial a nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, por haberme honrado con la designación”, informó su decisión y expuso las razones que la llevaron a pegar el portazo.

“El voto de Argentina acompañando la Resolución del Grupo de Lima constituye un dramático giro en nuestra política exterior y no difiere en absoluto de lo que hubiera votado el gobierno de Macri”, lanzó la diplomática.

En esa misma línea, recordó: “el Grupo de Lima fue creado durante la restauración neoliberal por un grupo de gobiernos de extrema derecha, alentados y financiados por los Estados Unidos con dos objetivos explícitos: Promover un “Cambio de Régimen” en Venezuela -con idéntica matriz de los operados por EE. UU. en Oriente Medio- y desarticular el bloque regional”.

Cabe recordar que la ex funcionaria se desempeñó como embajadora ante la República Bolivariana de Venezuela entre 2006 y 2011, y ante el Reino Unido entre 2012 y 2015.

La ex funcionaria dejó clara su perspectiva en las redes sociales.

[Los artículos en cuestión]

Durante el consejo, la Argentina votó por la Resolución L.55, que destacaba la importancia de mantener el diálogo y la cooperación con Venezuela, buscando “reforzar su capacidad de cumplir las obligaciones que le incumben en materia de derechos humanos”.

Dicha normativa expresa, entre otras cuestiones, su preocupación por la situación de los Derechos Humanos y la práctica democrática en el país caribeño, aunque, según apreció Castro, “promueve y alienta la participación democrática”.

Pero la Resolución L.43, promovida por el Grupo de Lima, no tuvo fue considerada de la misma manera por la ex embajadora.

“Además de condenar enérgicamente a Venezuela, en consonancia con las expresiones de la oposición, promueve la franca injerencia en los asuntos internos. Decide prorrogar por dos años el mandato de una ‘Misión Internacional Independiente’ que fue constituida por tres personas sin representación alguna, designadas por el Grupo de Lima”, disparó la diplomática.

Cancilleres y representantes de países americanos durante la Declaración de Lima, el 8 de agosto de 2017.

En este sentido, también describió como una “muestra de cinismo” la preocupación por el tratamiento de la pandemia en Venezuela, resaltando que, según datos de la OMS, la nación bolivariana presenta “un mejor desempeño, seguimiento y cuidado de la salud pública que los países que apoyan la Resolución 43, incluído el nuestro”.

Esto fue expuesto como demostración de “la falta de rigor de los argumentos expuestos en la Resolución”. También incluyó en su análisis la indiferencia del organismo ante los diferentes casos de violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos en otros países de la región.

“Cabe preguntar por qué al gobierno de los EE. UU. y al Grupo de Lima no les preocupan las flagrantes violaciones de los Derechos Humanos en Chile, en Bolivia, en Brasil, en en Honduras, o en Colombia- donde se han asesinado a 250 líderes sociales firmantes de los Acuerdos de Paz”, cuestionó.

Al respecto, sentenció: “Argentina podría haber optado por abstenerse, en todo caso, si no quería comprometerse con ninguna de las dos Resoluciones”.

[Nostalgia por la unidad regional de principios de siglo]

En uno de los pasajes de la carta, Castro recordó: “En la década pasada tuve el honor de participar – como diputada y como embajadora- del maravilloso proceso de forja de la unidad regional junto a Néstor Kirchner y a Cristina Fernández de Kirchner y los líderes progresistas de la Región”.

Entre los protagonistas de aquel lapso histórico, mencionó a Hugo Chávez, Lula da Silva, Fidel Castro, Pepe Mujica, Rafael Correa, Evo Morales, Daniel Ortega, y destacó su unidad “en la diversidad”.

En esa línea, manifestó su convicción de que “la unión de Sudamérica es la clave de nuestra soberanía política e independencia económica”, y recordó: “En la UNASUR logramos una institucionalidad supranacional densa y eficaz que logró evitar dos golpes de estado en la Región y luego conformamos la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC)”.

Alicia Castro junto al canciller argentino, Felipe Solá.

Por otro lado, evaluó que “Rusia es un país estratégico en la construcción de un mundo multipolar”, y consideró “que podría servir con lealtad, eficiencia y patriotismo, hasta obtener logros concretos y reconocimiento para nuestro país”.

Al respecto, precisó: “Mi mayor ambición es que Argentina se integre a los BRICS y dar con ello un salto cualitativo, tanto geopolítico como económico y comercial”.

No obstante, reiteró su “renuncia como embajadora plenipotenciaria en la Federación Rusa, declino el alto honor y los privilegios que deparan tan alto e importante cargo”, y enfatizó que “no podría seguir instrucciones de Cancillería que no comparto y que considero reñidas con el interés de la Nación”.

Hacia el final, aclaró que no se irá del Frente de Todos, “al que el Kirchnerismo aportó tanta energía, tantos esfuerzos y la mayoría de los votos. ¡Y construyó con tantos sueños!”, y sentenció: “Mi posición y mi ideal de construcción de la Patria Grande es hoy, como fue durante los dos gobiernos Kirchner, y seguirá siendo, firme e inclaudicable”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: