Polémica en Berisso: Fabián Cagliardi privatizó el cobro de las tasas municipales - Política y Medios
23 de octubre de 2020 - Edición Nº4648

COMO EN LOS '90

Polémica en Berisso: Fabián Cagliardi privatizó el cobro de las tasas municipales

En una sesión virtual, el Concejo Deliberante de Berisso aprobó la privatización del cobro de las tasas municipales. El proyecto generó una gran polémica y, desde la perspectiva de la oposición, es un "cheque en blanco" para Cagliardi y sus amigos. Los detalles.

Por: Pedro Domínguez

 

Este miércoles, el Concejo Deliberante de Berisso trató y aprobó la privatización del cobro de las tasas municipales. El intendente Fabián Cagliari envió la propuesta desde el Ejecutivo y necesitaba el apoyo de sus ediles que, tras una gran resistencia hacia el interior del bloque, finalmente dieron el visto bueno a una iniciativa que genera polémica y traerá un perjuicio para los vecinos.

Según se conoció en las últimas horas, se trata de una empresa que llegaría a cobrar las tasas de servicios Generales Urbanos y Rurales, Seguridad e Higiene, Derechos de Construcción, Publicidad y Propaganda, Ocupación o uso del espacio público e instalación de antenas de Celulares. El pliego aprobado no establece tope de remuneración por el servicio, es decir, en la ordenanza no dice a quién se le va cobrar ni cómo y deja abierto para que le cobren las tasas municipales a cualquier vecino.

Los concejales del Frente de Todos acompañaron la propuesta de Cagliardi con los ojos cerrados: las opiniones hacía el interiror del bloque eran dísimiles y no todos estaban de acuerdo con la propuesta. Incluso, hubo un fuerte rumor de que los ediles pidieron al Ejecutivo que de las explicaciones del caso y aclare el motivo de la controvertida ordenanza.  Finalmente, según trascendió, una charla puertas adentro logró conseguir  cierto consenso para apoyar la medida, que no estuvo exenta de una lista de cuestionamientos hacia el interior del oficialismo.

La bancada del Frente Renovador, en tanto, sacó un comunicado que explicaba su negativa ante la propuesta: “El dinero de los vecinos debe destinarse a la prestación de servicios y no al pago de una empresa. Le hemos solicitado a nuestro representante en el HCD, el concejal Agustín Celi no acompañar la iniciativa del Departamento Ejecutivo, por estar conceptualmente lejos de la tercerización impulsada, la que se encuentra más cercana a de políticas que combatimos”, dice el comunicado del FR de Berisso.

En esa línea, en su exposición de esta tarde, el propio Celi aseguró: “Nosotros a través de esta ordenanza estamos contratando a una empresa privada para que asesore al Municipio pero que, a su vez, se llevará un gran porcentaje por ello”.

“Esta no es una tarea que deba asumir una empresa privada cuando somos nosotros quien debemos defender al Estado local, ya que hablamos de recursos propios que provienen del Municipio y los vecinos de Berisso”, señaló.

Por otro lado, argumentó que “el pliego es muy específico en cuanto a la empresa que se va a ocupar de ello, la cual será beneficiaria del porcentaje de un 25 o 30 por ciento”.

Además, “no se incluye el rol del pequeño contribuyente; por eso me pregunto por qué no se incluyó en la Ordenanza para que el mismo se quede tranquilo y sepa que no van ir a buscarlo”, completó el edil massista. Por estos motivos, Celi pidió abstenerse de la votación.

En tanto, según la perspectiva de Cagliardi, los trabajadores del área de recaudación del Municipio no tienen la suficiente formación para realizar esa tarea, algo que fue criticado por la oposición, que incluso pidió llamar a los gremios para discutir sobre el tema.

“Los empleados del área de Ingresos Públicos están capacitados para realizar esta tarea sin recurrir a una empresa privada, por lo que creemos necesario escuchar también a los gremios emitir opinión ya que puede afectar la fuente de trabajo de los empleados municipales”, aseguraron desde Juntos por el Cambio.

En el marco de una pandemia que llevó comerciantes y vecinos a perder sus trabajos y bajar las persianas de sus negocios; en un año en el que el peronismo reinvindicó las banderas de la estatización de los servicios, el gobierno de Berisso toma una decisión que va a contramano de los miramientos de Nación y la Provincia.

La aprobación de la medida genera una enorme controversia en Berisso y las miradas están puestas en el Concejo Deliberante, un espacio que ya estaba convulsionado tras las rupturas dadas en Juntos por el Cambio y, donde, de ahora más se observa de reojo la puerta del Frente de Todos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: