Argentina lidera rankings mundiales de evasión fiscal: está al nivel de Paquistán - Política y Medios
26 de octubre de 2020 - Edición Nº4651

CIFRAS QUE PREOCUPAN

Argentina lidera rankings mundiales de evasión fiscal: está al nivel de Paquistán

Según diversos estudios realizados alrededor del mundo, en Argentina se evaden anualmente sumas que representan el 5% del PBI. Esto significa, aproximadamente, un total de U$S 21.000 millones a valores del PBI de 2018.

Por: Vázquez del Faro - Economista. Grupo San Juan

 

Argentina es el país de la región donde mayores niveles de evasión se reportan. Según diversos estudios realizados alrededor del mundo, en la Argentina se evaden anualmente sumas que representan el 5% del PBI. Esto significa, aproximadamente, un total de U$S 21.000 millones a valores del PBI de 2018.

Desde ciertos sectores siempre se habla de la “excesiva” carga tributaria que ejerce el Estado argentino, pero poco se mencionan los altísimos niveles de evasión que existen en nuestro país. Es que, a partir de la aparente exagerada presión del fisco, se oculta el hecho de que los que deberían ser grandes contribuyentes terminan siendo grandes evasores. Por este motivo siempre terminan pagando las clases populares y la clase media a través del IVA y la inflación.

Según el “ranking de evasión global” realizado a partir de estudios del Instituto Mundial de Investigaciones para el Desarrollo de la Universidad de las Naciones Unidas en Tokio –sobre datos del propio FMI- nuestro país se encuentra tercero en el mundo. La Argentina ocupa ese puesto junto a Comoras (unas islas africanas con menos población que Tandil), Guinea (un país saqueado por empresas mineras de hierro y aluminio), Zambia (uno de los países más pobres de una de las regiones más pobres del mundo) y Pakistán (una narcodictadura), de hecho, según el mismo estudio, los niveles de evasión en Argentina sólo son superados por tres países: Malta, Guyana y Chad. El altísimo nivel de evasión fiscal que se registra en la Argentina sextuplica valores de países vecinos como Uruguay y Bolivia. Mientras tanto, en la otra punta del continente americano –y de la tabla- Canadá presenta niveles de evasión del 0,27% de su PBI.

En Argentina una gran parte de lo evadido se va por la vía del comercio exterior. No es novedad: la aduana y los puertos han sido históricamente para nuestro país el trampolín de salida sin retorno de recursos naturales y divisas (grupo al que se le deben sumar los bancos).

Según información de la CEPAL, la evasión en el comercio internacional en Latinoamérica, derivada de la manipulación de precios de ventas y compras, fue del 1,8% del PIB regional (alrededor de 760.000 millones de dólares) entre 2004 y 2013. Según la misma fuente, dos tercios de ese monto corresponden a la sobrefacturación de las importaciones y un tercio a la subfacturación de las exportaciones. No es un detalle menor recordar que por la Hidrovía pasa la mayor parte del comercio internacional de nuestro país (legal e ilegal).

Como se ve en los gráficos –según información de la CEPAL- la evasión tanto sobre rentas de personas físicas como sobre la renta de sociedades en Argentina suma más del 5% del PBI. Esto nos ubica no sólo en el podio de la evasión latinoamericana, sino ladeados por la República Dominicana y Costa Rica, ambos dos pequeños países caribeños que juntos suman menos de un tercio de nuestra población y representan menos del 5% de nuestro territorio, siendo Costa Rica un país que ni siquiera posee fuerzas armadas.

Con relación a los bienes inmuebles y la evasión la, CEPAL ha hecho estimaciones recientes –en base a datos del Banco Mundial- sobre los valores de terrenos y propiedades en Latinoamérica. A partir de ese estudio, y en base al carácter primario de la economía de nuestra región, esa entidad estima que se podría aumentar más de un 100% los ingresos fiscales de nuestros países en ese rubro si las tierras y las edificaciones rurales estuvieran incluidas efectivamente en la base imponible. Este aumento en los ingresos por impuestos a bienes inmuebles –según la misma fuente- lejos estaría de expoliar a los propietarios, sólo llevaría los niveles de recaudación a valores similares a los de algunos países de Europa, dado que en los países de América Latina el promedio de recaudación por este tipo de impuestos está por debajo de la mitad del viejo continente.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: