La Policía de Río Negro reclama mejoras salariales: analizan acuartelarse en las próximas horas - Política y Medios
27 de octubre de 2020 - Edición Nº4652

SIGUE EL CONFLICTO POLICIAL

La Policía de Río Negro reclama mejoras salariales: analizan acuartelarse en las próximas horas

Tras la resonante protesta de la Policía Bonaerense, los agentes de Río Negro amenazan con comenzar un acuartelamiento, Aseguran que las autoridades no dan respuestas a sus demandas y que, tras una asamblea, fueron castigados "con sanciones y traslados". La palabra de los protagonistas, en exclusiva para PYM.

La Policía de Rio Negro está peticionando una recomposición salarial para los agentes policiales y penitenciarios, al tiempo que exigen se deje de "castigar y sancionar a los agentes" que días atrás se reunieron en asamblea para reclamar un aumento salarial. En este contexto, existe un fuerte rumor de que en las próximas horas protagonicen medidas de fuerza que podrían incluir un acuartelamiento. 

El 14 de septiembre en la ciudad de Bariloche, los agentes policiales de la provincia junto con los penitenciarios se reunieron en Asamblea junto con un mediador, con el objetivo de elevar un petitorio a la gobernadora Arabela Carreras.  Los puntos que se solicitaron fueron una recomposición salarial, eliminar las sanciones internas iniciadas por reclamar el salario justo, el maltrato y castigos por parte de la jefatura de Policía de la provincia por manifestarse y la conformación de una mesa de diálogo con propuestas serias y adecuada a la realidad de la familia policial.

Según contaron a PolíticaYMedios fuentes cercanas al sector policial, muchas esposas, hermanos y familiares de agentes están encabezando el reclamo debido a que, luego de las demandas, los efectivos fueron castigados por las autoridades. En este contexto, vale aclarar que, a la fecha, un policía está cobrando de bolsillo $32,000, trabajando 12 horas o más. El número es significativamente bajo si se tiene en cuenta que la canasta básica en Rio Negro supera los $45,500.

De este modo, el sector policial está en una situación de emergencia y hartazgo. Según pudo averiguar PolíticaYMedios, los efectivos dicen estar cansados de los maltratos institucionales y “la falta de apoyo con políticas claras de seguridad”, según mencionó a este portal Claudio Vasquez, referente patagónico del Movimiento de Unidad Popular (MUP), agrupación que rápidamente se hizo eco de la problemática en Rio Negro. 

“Muchos agentes de la provincia nos comentaron lo que estaban viviendo y, por mi docencia en Institutos de Seguridad Ciudadana, enseguida me solidaricé con esta situación que amerita urgentes acciones por parte de la gobernación de Rio Negro”, explicó el hombre. Y completó: “Los agentes policiales, están siendo castigados por manifestarse. De hecho, se están haciendo traslados de agentes de una punta a la otra de la provincia: los están haciendo dejar a sus familias en el medio de la pandemia, por el solo hecho de reclamar y solicitar recomposición salarial”. 

Por caso, uno de los efectivos comentó que, pese a que las autoridades policiales prometieron que no habría "traslados ni sanciones", en las últimas horas se le comunicó la noticia de que sería trasladado de Cipoletti a Sierra Grande. 

En este contexto, Vásquez consideró: “El agente policial y penitenciario es un ser humano que tiene cuentas que pagar y una familia, y en esta pandemia, se le ha exigido muchas horas de trabajo en pos de cuidar a la comunidad”. “¿Por qué las autoridades no contemplaron ese desgaste y ofrecieron una recomposición salarial digna?”, se preguntó.

Por estas horas, el petitorio se encuentra en el despacho del Jefe de policía de la Provincia de Rio Negro esperando ser analizado, pero todavía no hay respuestas. Así las cosas, los agentes y sus familias están impacientes y en cualquier momento podrían comenzar con un autocuartelamiento, “porque es insostenible la situación”, según comentó a este portal otra fuente cercana al conflicto. 

La situación genera preocupación en toda la comunidad. Es que, después de la rebelión que protagonizó la Policía Bonaerense pocos días atrás -que incluyó una protesta en las puertas de la Quinta de Olivos- un nuevo levantamiento de agentes podría encender alarmas en todo el país. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: