Los abogados de la madre de Facundo Castro denuncian intimidaciones de la bonaerense - Política y Medios
27 de octubre de 2020 - Edición Nº4652

INVESTIGACIÓN

Los abogados de la madre de Facundo Castro denuncian intimidaciones de la bonaerense

Uno de los defensores de Cristina Castro recibió una carta documento de un Comisario Inspector, intimándolo a “rectificarse” por presuntas ofensas contra policías de la fuerza.

Tras el hallazgo del cuerpo de Facundo Astudillo Castro, la investigación del caso continúa su curso, cobrando cada vez más fuerza el posible involucramiento de efectivos de la policía bonaerense.

Las sospechas, vigentes desde aquel último contacto del joven con su madre, en el marco de una demora policial, han ido creciendo en estos últimos meses, hasta llegar al último indicio el viernes pasado.

En aquella ocasión, se informó sobre el hallazgo, en un patrullero de la Policía Local de Bahía Blanca, de una piedra que Facundo usaba como colgante al momento de su desaparición, el 30 de abril pasado. Se trata de un vehículo que estaba secuestrado para su pericia, ya que se determinó que había estado el 8 de mayo pasado a unos 800 metros del sitio donde se encontró el cadáver.

[¿Intimaciones o intimidaciones?]

Este lunes, el abogado defensor de Cristina Castro, Leandro Aparicio, informó a través de su cuenta personal de Twitter que había recibido una carta documento, expedida el jueves pasado por el Comisario Inspector de la bonaerense, Miguel Ángel Reynoso.

“No quisiera terminar en un cementerio clandestino de la bonaerense acompañada de cadáveres sin identificar como Facundo. Ni ser empalado como Natalia Melmann, ni desaparecido por negarse a robar como Luciano Arruga o en una comisaria como Miguel Bru. Pero esto es para reírse…”, escribió el letrado, publicando una foto del documento.

La incisiva respuesta de Aparicio, mencionando casos históricos de ciudadanos bonaerenses que murieron a manos del accionar criminal de efectivos policiales, antagoniza con las exigencias del Comisario, que fueron recibidas como un apriete desde sectores asociados a los Derechos Humanos.

El posteo de Aparicio.

“Procedo a intimarlo a que, en forma inmediata a partir de su recepción, se abstenga de realizar actos o expresiones que resulten ofensivas y agraviantes para los integrantes de las Policías de la Provincia de Buenos Aires”, inicia la carta documento. A continuación, le advirtió que considerará “su comportamiento incurso en los delitos de Calumnias e Injurias”.

Además, le requirió: “deberá rectificarse por esta vía, por los medios periodísticos y por las redes sociales que usted utilizara, en relación a todas y cada una de las menciones” a efectivos de la fuerza. Al respecto, le otorgó un plazo de “48 horas hábiles de recibida esta intimación” para hacerlo.

Por último, Reynoso advirtió que “ante silencio, negativas y/o evasivas” acudirá a los fueros en lo Criminal y Correccional, y en lo Civil y Comercial, “según corresponda”. Según expresó, solicitará “el dictado de medidas cautelares, en resguardo de los agravios y perjuicios ocasionados”.

[Una causa que arrastra varios amedrentamientos]

En el lapso que lleva la investigación de la desaparición (ahora muerte) de Facundo Astudillo Castro, no se trata del primer “apriete” que denuncia la querella.

El otro abogado defensor que lleva adelante la causa, Luciano Peretto, denunció días atrás la presencia de un patrullero estacionado en la puerta de su casa. El jurista, a través de su perfil de Facebook, evaluó la situación como “una clara actitud intimidatoria”, e incluso se mudó de domicilio temporalmente.

Pero esta no fue la primera señal de amedrentamiento recibida por Peretto. El pasado 11 de julio, ante el hallazgo de restos óseos en un basural de la localidad de Mayor Buratovich, el abogado acudió al lugar, encontrándose con efectivos de la bonaerense, a esa altura ya apartada del caso.

El patrullero de la Policía Local de Bahía Blanca donde se encontró un objeto de Facundo Astudillo Castro.

Ante semejante escena, el legista les recordó que “debían retirarse de allí”, ya que los elementos de la investigación no eran de su competencia.

“Vos quédate tranquilo, que yo me estoy guardando todos los links de los medios en los que estás hablando y cuando todo pase yo se bien lo que tengo que hacer”, advirtió el Subcomisario Pablo Reguillón a modo de respuesta.

Pareciera que la investigación de la desaparición y posterior deceso de Facundo Astudillo Castro no cae cómoda entre las filas de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que hace menos de 2 semanas reclamaba aumentos salariales por “dejar la vida” en el cumplimiento de sus funciones.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias