01 de octubre de 2020 - Edición Nº4626

Fernán Quirós: “Si en los próximos días se sostiene la tendencia de la curva, vamos a pedir un último esfuerzo a los ciudadanos”

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires analizó la situación epidemiológica del distrito tras una jornada con más de 1.000 contagios. Además, aseguró que el gobierno porteño “entiende” las manifestaciones de la ciudadanía.

 

En medio del pleno incremento de la curva de contagios en el Área Metropolitana de Buenos Aires, esta mañana el titular de la cartera sanitaria porteña dio una conferencia de prensa donde describió algunas realidades que atraviesan diferentes segmentos sociales. Además advirtió que, de mantenerse la tendencia de contagios, se le pedirá “un último esfuerzo a la gente” para superar la situación crítica sin colapsar el sistema sanitario.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires confirmó en el día de ayer 1.007 nuevos casos de coronavirus, registrando 20.081 desde el inicio de la pandemia en el país.

Profundizando en los números de la pandemia en Capital, Quirós señaló que en los barrios vulnerables hay hasta el momento 7.765 confirmados, de los cuales 4,160 han sido dados de alta y 77 fallecieron, con una letalidad del 1%.

Respecto a los geriátricos, precisó: “son 483 en total, y 134 han tenido al menos un caso de COVID-19. Esos 134 establecimientos han sumado 804 confirmados y lamentablemente han fallecido 109 personas”.

Los operativos DETECTAR han jugado un importante papel en la prevención del colapso de los asentamientos urbanos.

Por otro lado, el funcionario porteño valoró el trabajo llevado adelante con el programa DETECTAR, inicialmente en los barrios vulnerables y más recientemente extendido a diversos puntos del distrito. Además, se destacó la importancia de la “búsqueda serológica sistemática” que se lleva adelante con los trabajadores de la salud pública y de geriátricos.

Los serológicos son tests rápidos, que no tienen validez para diagnosticar, pero sí identifican un contacto con el virus a través de la detección de agentes inmunológicos. A partir de estos, se testea con PCR (hisopados) a quienes arrojen resultados positivos para detectar posibles casos activos.

“En los geriátricos ya hemos realizado prácticamente 4 mil testeos serológicos, de los cuales hemos tenido 154 positivos, y de ellos hemos identificado 14 personas con la enfermedad activa”, detalló Quirós.

Respecto a los trabajadores de la salud pública afirmó: “hemos testeado 21.888 trabajadores del sistema, de los cuales han dado 649 positivos, en base a los cuales hemos realizado una cantidad de 705 PCR y 96 de ellas han dado positivo”. En este sentido, resaltó la importancia de estas detecciones, ya que se trata de personal en contacto con personas de riesgo.

Además, el ministro expresó que junto a la Provincia de Buenos Aires se trabaja “en diálogo permanente, y compartiendo la información”. En esta línea aseguró: “ambos conocemos muy bien la información que hay en el área metropolitana y es esencial la coordinación de ello”.

Los gobierno nacional, porteño y de la Provincia de Buenos Aires han articulado de manera conjunta desde el inicio del brote en el país.

Al ser consultado por la decisión respecto a las restricciones de la cuarentena, Quirós explicó: “vamos viendo el índice de contagiosidad, que siempre que está por encima de 1 significa que está progresando. Nuestro R al día de hoy es 1.13, es decir que esta progresando pero a una velocidad relativamente contenida”.

Sin embargo, advirtió: “si la curva sigue progresando sistemáticamente siempre hemos comunicado que en algún momento íbamos a tener que pedirle un último y un mayor esfuerzo a la gente, y poder superar el peor momento de la curva”.

Cuando se mencionó la cuestión de las movilizaciones en pleno aislamiento, el funcionario porteño señaló que tenemos “una cuarentena larguísima, extremadamente exitosa en evitar una catástrofe sanitaria y mucho dolor social en nuestro país”, y la describió como “una gran ventaja respecto a otros países, que sufrieron situaciones “extremadamente más complejas”.

Sin embargo, reconoció que la medida “ha traído como consecuencia que la ciudadanía en términos económicos, sociales, afectivos, de la salud mental, ha ido perdiendo su capacidad de poder acompañar”. Y en este sentido, aseguró que desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires entiende el reclamo.

“Los gobernantes no nos podemos enojar con la realidad, la tenemos que comprender y tenemos que colaborar. Porque somos los que tienen que estar atrás del cuidado colectivo.

Dado ese escenario, y dado que esta pandemia es tan dolorosa y genera tanto daño en los derechos individuales de la gente, nos parece que las expresiones públicas son un elemento absolutamente entendible”, sentenció.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: