01 de octubre de 2020 - Edición Nº4626

Avanza la investigación contra la AFI por el apriete de dos agentes al juez Carzoglio

Un fiscal federal solicitó una serie de medidas para que se investigue el "apriete" de agentes de inteligencia al suspendido juez en el caso Pablo Moyano. Uno de los espías mantiene vínculos políticos con Daniel Angelici.

Avanza el pedido para investigar el papel de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en el apriete a jueces con causas sensibles para el Gobierno. El fiscal federal Ramiro González dispuso una serie de medidas para conocer el motivo de la visita que dos agentes de inteligencia hicieron al juzgado del suspendido juez Luis Carzoglio para solicitarle la detención de Pablo Moyano.

El fiscal solicitó a la AFI que elabore un "informe amplio" acerca de las visitas y comunicaciones que los agentes Sebastián De Stéfano y Fernando Di Pasquale habrían mantenido con el suspendido juez para instarlo a que proceda a la detención del dirigente gremial, en el marco de una causa que investigaba una presunta asociación ilícita en conjunto con la barra brava del Club Atlético Independiente.

Además, según publicó la periodista Irina Hauser hoy en Página12, González pidió a la Comisión Bicameral que realiza un seguimiento de la tarea de los organismos de inteligencia que remitan una copia de la versión taquigráfica de la reunión a la que asistieron los titulares de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, en la que admitieron la visita de los agentes al despacho de Carzoglio en Avellaneda.

Aunque en dicha reunión Arribas y Majdalani justificaron la visita de los agentes al juez como modo de prever situaciones de conflicto ante una eventual detención del líder gremial, en la denuncia pública que meses atrás había realizado Carzoglio, el entonces juez de Garantías dijo que le habían manifestado el interés de Mauricio Macri en que la detención se concrete.

Cabe recordar que en octubre de 2018 Carzoglio rechazó el pedido de detención que realizó el fiscal Sebastián Scalera sobre Pablo Moyano. Resolvió que no había pruebas suficientes como para presumir que lideraba una asociación ilícita junto a la barra del club de Avellaneda e inmediatamente el procurador bonaerense, Julio Conte Grand, activó un pedido de juicio político que hoy mantiene suspendido a Carzoglio.

Antes, Carzoglio denunció que desde la Procuración se impulsaba un lobby, en conjunto con medios de comunicación, para presionar en pos de la detención de Moyano y apuntó directamente contra Conte Grand. Fue la primera manifestación pública acerca de la intromisión del gobierno en causas judiciales sensibles, que después ganó visibilidad a partir del caso D´alessio.

El abogado que encabeza la defensa de Carzoglio, Diego Raidán, celebró en diálogo con Política&Medios que "nos gusta saber que lo que venimos diciendo desde hace casi un año hoy se empezó a investigar".

Los vínculos de un agente con Daniel Angelici

Días atrás se conoció que uno de los agentes que recomendó a Carzoglio avanzar en la detención de Moyano comparte actividad política con el operador judicial del macrismo, Daniel Angelici. Según reveló el portal El Destape, Sebastián De Stéfano encabezó junto al presidente de Boca Juniors un acto del radicalismo porteño el 16 de septiembre.

De Stéfano es director de Asuntos Jurídicos de la AFI y es uno de los apuntados por "apretar" a Carzoglio en el marco de la causa investigaba a Moyano. La relación directa con Angelici confirma que la palabra que le llevó junto al tesorero de la AFI, Fernando Di Pasquale, a Carzoglio podría haber sido un pedido expreso de Mauricio Macri.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias