30 de septiembre de 2020 - Edición Nº4625

La grieta en el Frente Renovador: el triunfo de Bolsonaro ¿es un llamado a la unidad o a la profundización del antikirchnerismo?

El massismo se debate entre la ancha avenida del medio y la unidad con el resto del peronismo. Mientras tanto, Sergio Massa empieza a recorrer la provincia y a sumar voluntades. ¿La próxima? Rosana Bertone.

El aplastante triunfo del candidato pro militar en Brasil, Jair Bolsonaro, dio tela para cortar en la política argentina. Fundamentalmente, en sectores del peronismo que se debaten desde hace cuatro años una estrategia electoral. En el Frente Renovador, la elección brasilera puso de manifiesto las dos visiones internas acerca de la ingeniería electoral adecuada para enfrentar al macrismo.

Los protagonistas de esta discusión fueron Felipe Solá, Facundo Moyano y Graciela Camaño. Para esta última, el triunfo de Bolsonaro refuerza la teoría massista de la ancha avenida del medio. Conocidos los resultados, publicó en su twitter: “Brasil nos enseña: LAS SOCIEDADES NO VOTAN PASADO CON PRONTUARIO. Tampoco votan ajuste. Es necesario construir inteligentemente el futuro de los argentinos, sin ajuste, sin mentira, sin prontuario”.

Un poco más tarde, Felipe Solá publicó en la misma red social que lo sucedido era “un duro llamado de atención” y llamó a un gran acuerdo para “los que queremos otro camino”. Ahí incluyó al kirchnerismo, al peronismo federal y a distintos sectores por fuera del justicialismo. Camaño no tardó en cruzarlo y le espetó que “de las derrotas no se aprende nada”.

Y en clara referencia al pasado, que asocia con el kirchnerismo, dijo que “lo que enseña Brasil es que los únicos que miran por el espejo retrovisor son algunos políticos”. Quien se encargó de continuar la discusión fue Facundo Moyano. Le adjudicó a Camaño seguir “haciendo anti kirchnerismo mientras Macri empeora todos los problemas que dejó el gobierno anterior”.

El debate reflejó dos líneas internas en el espacio liderado por Sergio Massa. El tigrense se ubicó nuevamente en su histórica estrategia de la “ancha avenida del medio”. Ni kirchnerismo, ni macrismo. Ni pasado corrupto ni presente con ajuste, como manifestaban en su alianza con Margarita Stolbizer, que lo dejó fuera de la Cámara Alta.

Sin embargo, el ex intendente de Tigre deja que su espacio debata. O, al menos, no intercede públicamente. El jueves se presentará en Bahía Blanca, hoy bastión macrista, y adelantó que podría participar de su visita la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, quien podría sumarse a Argentina Federal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias