Viernes 23 de agosto de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
LOCALES | 9.17.2017

La Plata: El intendente Julio Garro no da respuestas a los cooperativistas municipales que reclaman por la fata de trabajo

Desde marzo el gobierno municipal no recibía a los cooperativistas, que piden la ejecución de obras públicas para poder trabajar. Ante la falta de respuestas, los movimientos sociaes que nuclean a los cooperativistas (CCC, Barrios de pie y CTEP), se movilizaron a las puertas del muncipio.

Después de más de un mes sin respuestas, funcionarios municipales recibieron a los trabajadores de cooperativas agrupados en la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Los cooperativistas se habían movilizado hasta el municipio para exigir al ejecutivo que genere puestos de trabajo para el sector, a través de la puesta en marcha de la obra pública, como habían acordado.

Luego de la extensa reunión con funcionarios, llegaron a un principio acuerdo respecto a la obra pública y comenzarían a trabajar en la reparación de escuelas. Sin embargo, referentes de los cooperativistas contaron que no se firmó nada, ni se resolvieron otros planteos vinculados a la crisis social que atraviesan los sectores populares por la falta de empleo y de changas.

Rodrigo Bernales del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) señaló que el acuerdo de los cooperativistas con el gobierno municipal fue que se realizarían obras públicas como refacción de escuelas y reacondicionamiento de veredas, pero eso quedó "en palabras y reuniones con buenos modales."

Ramiro Berdesegar, integrante de la CCC agregó que lo que plantean es "trabajo genuino para que los trabajadores cooperativistas puedan salir del esquema de 4 mil pesos mensuales que es lo que paga la municipalidad y la mayoría de los planes nacionales de cooperativas."

Berdesegar afirmó que en el último año y medio se han incorporado a los movimientos sociales "trabajadores calificados de las empresas de la región que han sido despedidos u obreros de la construcción que al acabarse las changas han dejado de tener un ingreso para poder sostener su familia."

"Con todos estos trabajadores estamos en condiciones de realizar las distintas obras públicas que nuestra ciudad necesita, en vez de que se realice con empresas tercerizadas", agregó el dirigente platense de la CCC.

Berdesegar dijo que la crisis social en los barrios es preocupante: "A los comedores llegan entre 100 y 150 de personas por día. Antes era mas frecuente que los niños vengan a retirar sus viandas y ahora son las familias enteras las que vienen. Los comedores han pasado a tener un rol fundamental en el desarrollo y en la vida de los barrios, porque resuelve la necesidad vital de la alimentación. Esto se logra por el esfuerzo de los vecinos que generan recursos para comprar los alimentos, porque el aporte del muncipio es de apenas 4.500 pesos por comedor."

En el mismo sentido, Bernales del MTE expresó que "Garro tiene que resolver el problema de cientos de familias platenses que la están pasando muy mal, que hay hambre, que van a los comedores y merenderos de nuestras organizaciones" y agregó que esas familias se pueden incluir con más trabajo.

Cuando el intendente platense, Julio Garro, abrió las sesiones en el Concejo Deliberante afirmó que iba a haber una revolución de la obra pública, que parece quedará en manos de los empresarios. "Para el sector cooperativista estas obras no llegan, pasan a hacer todas para los privados y dejan a un montón de familias sin trabajo", concluyó Bernales.