Viernes 23 de agosto de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 8.17.2017

Bancarios con horario reducido y paritarias libres en peligro

Este jueves y viernes los trabajadores de entidades bancarias llevarán adelante sus tareas con horario reducido. Es para resolver un plan de lucha que derivaría en un paro nacional, en reclamo de la no homologación por parte del gobierno del acuerdo paritario resuelto en noviembre entre empresarios y empleados.

El gremio La Bancaria expresó en un comunicado que este jueves 9 y viernes 10 realizarán “asambleas preparatorias de un gran paro nacional” del sector, que se aplicará “con cese de actividades y de acuerdo con la modalidad a determinar por cada seccional”. El mismo, firmado por los secretarios general, Sergio Palazzo, y de Prensa, Eduardo Berrozpe, indica que la medida de fuerza que decidirán mañana incluiá “manifestaciones en cada una de las 53 filiales bancarias”.

El conflicto se originó cuando el ministerio de Trabajo, conducido por Jorge Triaca, no firmó la homologación del convenio paritario con fecha del 23 de noviembre de 2016, celebrado entre el sindicato y los empresarios del sector. El mismo fijaba una suma fija de $ 2.000 más un aumento salarial del 10%, cercano a un aumento del 19,5% para el sueldo inicial. A principios de febrero los bancarios debían comenzar a cobrar un aumento promedio del 15% a cuenta de la paritaria 2017, pero el gobierno lo impidió.

Los motivos que tendría el gobierno para frenar este acuerdo serían dos: por un lado, fijar un techo común de paritarias que permita un margen de negociación a la baja de salarios estatales, y por otro lado, la presión de bancas extranjeras para no pagar el aumento. En declaraciones radiales, el ex ministro de Trabajo Carlos Tomada señaló respecto a este punto que “de cómo se resuelva el conflicto de los bancarios, depende el futuro de las paritarias libres”.

Desde La Bancaria también fueron tajantes en el rechazo al accionar del ministerio de Trabajo, y manifestaron en el comunicado que el gremio “rechaza la decisión de no acatar a la justicia respecto de la orden de no interferir de manera alguna”, y justificaron la medida del jueves y viernes tras “el vencimiento del plazo legal”.

Aunque el gobierno cuestionó el arreglo en la justicia laboral, un fallo de segunda instancia lo ratificó y dictaminó que las entidades bancarias tenían plazo hasta el lunes 6 de febrero para empezar a pagar el aumento. Desde el sindicato que dirige Sergio Palazzo, indican que los únicos bancos que acataron el fallo judicial son el Credicoop, de La Pampa, del Chaco, de Corrientes, de Formosa, Cabal, Bica, Bradesco, Imfc, Cajas Profesionales de Córdoba de Salud, de Abogados, de Ingenieros y Notarial.