Lunes 11 de noviembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 24.17.2017

Dirigentes del peronismo revolucionario repudiaron las escuchas ilegales a CFK

Marcelo Koenig, de Descamisados, Quito Aragón, de la Martín Fierro y Patricia Fernández, del Peronismo 26 de Julio, criticaron con dureza al gobierno de Macri y aseguraron que este hecho es otra muestra de la persecución que el gobierno ha desatado contra los opositores políticos.

Tras conocerse las escuchas ilegales a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, dirigentes de organizaciones del peronismo revolucionario criticaron con dureza al gobierno de Mauricio Macri, y manifestaron su repudio ante un hecho que evidencia la persecución y el hostigamiento a los opositores políticos.

El dirigente de la Corriente Peronista Descamisados, Marcelo Koenig, aseguró que “la derecha es formalista cuando está fuera del gobierno y se lleva puesta las instituciones cuando le toca ejercer. Las escuchas ilegales a los opositores políticos representan todo lo contrario a lo que plantea el republicanismo”.

“Se le cae una máscara más al macrismo. Cambiemos se paraba en el republicanismo para criticar al kirchnerismo y ahora se viola los principios básicos de la república, para ejercer el poder lo más crudamente posible”, concluyó Koenig.

Por su parte, Jorge “Quito” Aragón, referente de la Corriente Nacional Martín Fierro, afirmó que “esto evidencia cuál es la política del gobierno sobre la oposición. Si son capaces de poner gente que está escuchando en todo momento a la ex presidenta, solo hay que imaginarse lo que pueden hacerle a cualquier hijo de vecino”.

“Esta gente se cree que son dueños de nuestro país y que pueden violar cualquier ley que no les va pasar nada, total tienen la protección de los grupos concentrados económicos y de los medios de comunicación”, aseguró.

Aragón remarcó que “esta gente es la misma que ha sostenido y bancado la dictadura, los mismos que han bombardeado la Plaza de Mayo, los mismos que han desaparecido a 30 mil compañeros. No tienen ningún límite, lo único que les interesa es ver cómo pueden ganar más plata en el menor límite de tiempo”.

En la misma línea, Patricia Fernández, de Peronismo 26 de Julio, manifestó “el absoluto repudio a las escuchas ilegales a la ex presidenta. Es una falta institucional muy grave, que da cuenta de la falta de un Estado de derecho”.

“Esto también nos hace reflexionar sobre lo que ha pasado desde el fin de la dictadura genocida y de las dificultades que tenemos para recuperar la democracia real. En la medida en que estamos jaqueados y hostigados por los servicios de inteligencia, no lo vamos a poder hacer. Esta es una gran deuda de la democracia”, aseguró.

Fernández remarcó que, “viendo que pichan teléfonos, que espían a ex presidentes y que hacen un circo de un diálogo entre compañeros, se evidencia que el gobierno está apostando por la ‘no política’, por un Estado mafioso”.

Por último, la dirigente destacó que “luego de haber perdido a 30 mil compañeros, nos merecemos una república en serio y no las falsas republicas de las Carrió y los Macri”.