Viernes 14 de agosto de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
ECONOMIA | 28.16.2016

La caída en la construcción “tiene un impacto multiplicador de la pobreza”

Lo aseguró el economista Andrés Asiain, en referencia a los datos del Indec, que indican que la construcción cayó un 19,6 por ciento.

Por Héctor Bernardo

Según señaló el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), la construcción registró una caída del 19,6 por ciento. A esto se suma la caída de la actividad industrial que llegaría al 6,4 por ciento, según los indicadores del instituto oficial.

En diálogo con Política&Medios, el director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, Andrés Asiain, señaló que la caída en la construcción “tiene que ver con la parálisis de la obra pública y el desarme de programas como el Procrear, que fue relanzado, pero con una lógica que en realidad achica mucho el programa y apunta, principalmente, a la compra de viviendas preexistentes”.

Asiain afirmó que “la obra pública estuvo parada los primeros seis meses de 2016 y, si bien ahora hubo una reactivación en materia de presupuesto, esos recursos tardan mucho tiempo en llegar a la obra. Con mucha suerte, ese impacto se va a ver en la construcción recién a comienzos del año que viene”.

“Esta parálisis de la obra pública, más la desarticulación de programas como el Procrear, sumado a la caída de los ingresos de la población que frena la autoconstrucción y todo lo que sea construcción más informal, golpea fuertemente a ese sector”, aseguró el economista.

Por último, Asiain remarcó: “La caída de la construcción afecta, por un lado, a nivel de industria e insumos a todo lo que es materiales, cementeras, vidrios, cerámicos, industria metalmecánica. Por otro lado, al perderse salario y mano de obra, provoca la caída de consumo en los barrios. La mano de obra de la construcción pertenece a un sector social que habita en los barrios populares, por lo que esto tiene un impacto multiplicador de la pobreza”.