Jueves 14 de noviembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 24.16.2016

Aseguran que 15.000 estatales bonaerenses pueden perder el trabajo por un decreto de Vidal

Así lo señaló el secretario adjunto de ATE, Carlos Díaz. La gobernadora firmó la medida, que fue publicada este viernes en el Boletín Oficial.

A través de la publicación en el Boletín Oficial del decreto 618, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, formalizó la decisión de suspender por el plazo de un año las designaciones de personal de planta permanente y transitoria en la administración pública provincial.

En este sentido, en charla con Política&Medios, el secretario adjunto de la Asociación de Trabajos del Estado (ATE), Carlos Díaz, aseguró: “La publicación en el Boletín Oficial del decreto 618 de congelamiento de las vacantes de planta permanente y planta transitoria en el Estado provincial, cierra el círculo del andamiaje jurídico que sostiene el ajuste que María Eugenia Vidal viene ejecutando en la provincia de Buenos Aires. Con ello descarga sobre los trabajadores la crisis que afecta a la provincia”.

“Este hecho es gravísimo y se suma al decreto 230, a la Ley de Emergencia administrativa y tecnológica, a la Ley de Modernización del Estado, que no hacen más que poner al servicio de los empresarios amigos del poder la intervención del Estado provincial. Esto significa la desarticulación y el desguase del Estado”, aseguró.

Díaz también remarcó: “En consecuencia ya hemos definido la convocatoria a un paro para el 12 de julio. Este se realizará junto a otras organizaciones que venimos transitando el camino de la unidad, como los gremios de la CTA Autónoma, la Asociación Judicial Bonaerense, la CICOP, SOEME, UDOCBA, SUTEBA y otros”.

El dirigente aseguró: “Quienes han pregonado el cambio y mejorar la condición de los bonaerenses, y en particular de los trabajadores estatales, no hacen más que garantizar salarios de hambre y falta de trabajo. Hoy tenemos más de 15 mil trabajadores temporarios en la provincia de Buenos Aires, que con el decreto 618 corren el riesgo de perder la fuente laboral. La mayoría de estos contratos finalizan el próximo 31 de diciembre, otros el 31 de agosto, y por eso nos encontramos en estado de alerta y movilización”.

Por último, Díaz señaló: “Este decreto también bloquea próximas incorporaciones de trabajadores en áreas sensibles, que van desde la administración pública hasta la salud. No comprendemos cómo se va a sostener el Estado bonaerense en este contexto, a no ser que ya la gobernadora Vidal haya toma la decisión política de achicar aun más el Estado”.