Lunes 21 de octubre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
SOCIEDAD Y CULTURA | 28.15.2015

Viceministro de Salud llamó a defender avances en atención sanitaria ante amenaza de las farmacéuticas

El viceministro de Salud, Mario Rovere, afirmó hoy que "no se puede bajar los brazos en la defensa de los derechos obtenidos" en materia de acceso a atención sanitaria y llamó a "recuperar la ética médica y los valores perdidos a instancias de la industria farmacéutica y biotecnológica", durante el encuentro de bioética que se realizó en el Hospital de Clínicas de la ciudad de Buenos Aires.

"El derecho a la salud es una construcción que avanza casi en una lucha de fronteras y nunca de forma irreversible, es decir que no se puede bajar los brazos en la defensa de los derechos obtenidos”, subrayó al disertar en el encuentro organizado en ese hospital bajo la consigna "Salud con dignidad, un derecho sin precio”.

Rovere advirtió que "así como hay gente esperando un cambio de gobierno para ver si puede voltear leyes, también hay quienes están esperando a ver si pueden debilitar lo que se ha conseguido en acceso a la salud”.

"Hace más de 10 años que se intenta instalar el concepto de que la responsabilidad del Estado es limitarse al financiamiento de la salud y no a la prestación de salud como un derecho. La nueva receta neoliberal viene con ese enunciado”, puntualizó al afirmar que hace falta “una ciudadanía extremadamente alerta” para defender el acceso igualitario a esos servicios.

Tras condenar "el mercantilismo" de corporaciones farmacéuticas para fijar precios de medicamentos, en especial los biotecnológicos, destacó que en los últimos años la cartera sanitaria nacional “fue protagonista de una importante recuperación de la soberanía sanitaria”.

Por su parte, Juan Carlos Tealdi, director del Programa de Bioética del Hospital de Clínicas, rechazó "las prácticas globales sustentadas en la noción de Estado mínimo y mercado máximo, las promesas de beneficios dudosos y las amenazas a los derechos fundamentales de las personas”.

"Los ministros de Salud del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela) repudiaron la extorsión de laboratorios farmacéuticos, cuyo interés corporativo sin límites se refleja en altos precios, y asumieron el compromiso de hacer compras conjuntas, es decir una concentración de la demanda frente a la concentración de la oferta”, destacó.

El periodista Horacio Verbitsky, quien también participó del encuentro, dijo acompañar "la iniciativa del comité de bioética de los hospitales públicos", y llamó a la reflexión. "Estamos ampliando las acciones porque la salud es uno de los derechos fundamentales que hacen, por un lado, al bienestar de la población, y por el otro, a la dignidad de la profesión médica, que en este contexto de mercantilización está subordinada a poderes de mercado que la desvirtúan absolutamente”, enfatizó.

Fuente: Télam