Domingo 19 de mayo de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 31.15.2015

“Néstor nos conmovió como generación”, señaló Marisol Aranguren

La candidata a senadora por la octava sección electoral e integrante de la Mesa Nacional del MUP firmó para integrar la lista de candidatos por la ciudad de las diagonales.“Nunca nos había pasado de estar identificados con una figura política”, agregó.

Marisol Aranguren integra el tercer lugar en la lista de candidatos a senadores de la Sección Capital. Oriunda de Santa Fe, llegó a Buenos Aires en el medio de la crisis del 2001. “Cuando cambié el domicilio supe que ya no iba a volver”, dirá sobre su permanencia en el territorio bonaerense. Desde el Movimiento de Unidad Popular (MUP) forma parte del armado joven del FpV. En diálogo con La Tecla cuenta quién es y por qué quiere ser senadora

-¿Cómo fueron tus primeros pasos en la militancia?

-Vengo militando en el Movimiento de Unidad Popular desde el 2003. Mis inicios
en la organización son los inicios del movimiento, que tiene que ver con el trabajo territorial, el trabajo social. Los que empezaron con el movimiento lo hicieron desde muy jóvenes, como universitarios, en un contexto muy distinto del que tenemos hoy: mucho conflicto social, con una situación económica muy enrarecida, de mucha pobreza, y un Estado que no figuraba en la vida cotidiana de la gente. Yo recién llegaba del sur de Santa Fe. Había mucho ruido en la universidad, era el año 2001. Todos estábamos envueltos en la discusión por el arancelamiento, así que el primer contacto que tuve con la universidad fue un volante que me invitaba a una asamblea. Luego, cuando uno sale de la vida universitaria, surgen nuevas inquietudes y ve que la si-tuación que nos preocupaba a nosotros, la defensa de la educación pública y gratuita, era sólo un aspecto de lo que estaba pasando. Y ahí surge la necesidad de participar desde otro lugar, el social.

-Y luego, la política.

-En ese momento no teníamos la puerta de la política abierta, teníamos una participación más territorial. En ese entonces encontramos en la CTA un espacio para empezar a nuclearnos, a dar un debate. Comenzamos a dar discusiones más de fondo, sobre cómo era la situación del trabajador en ese lugar, cuál era el rumbo que se tenía dar, y empezamos a hablar con el Estado. Eso nos permitió comenzar a ver que se estaba gestando algo nuevo desde el Estado. La asunción del Néstor Kirchner la vimos medio de re-ojo, pero vimos que tenía un perfil distinto. Con el paso de los años empezamos a ver que había compañeros ahí adentro, no des-de la definición peronista, sino con los que se podía trabajar en conjunto, con los que se podía discutir, que tenían un proyecto político, y que Néstor estaba convencido de eso. De a poco fuimos acercándonos, y el resto
es conocido, porque Néstor nos conmovió como generación.

-¿En qué momento se suman al FpV?

-En 2004, 2005 tomamos la decisión política de estar dentro del FpV; nunca nos mo-vimos, siempre estuvimos convencidos de que éste era el camino que debía retomar la Argentina. Acompañamos todos los mo-mentos del kirchnerismo, algunos muy difíciles, como la discusión con las patronales agrarias. Creo que hay algo que ca-racterizó a los compañeros del FpV, particularmente de Néstor y Cristina, que fue la voluntad de avanzar, superar situaciones y seguir para adelante.

-¿Cuándo surgió la idea de trabajar ya no sólo en territorio sino en la gestión?

-Uno siempre sabe que ése es el rumbo, o por lo menos nosotros lo sabíamos. Si bien es la política desde donde se transforma la realidad, nuestra posibilidad de hacerlo era desde lo social, desde la organización popular. Faltaban que nos abrieran las puertas para poder asumir un rol más político, des-de la dirigencia. Uno se va formando en es-to, y vimos que las puertas estaban abiertas para asumir ese rol. Se abrió un escenario, donde la conducción del FpV vio en la juventud la posibilidad de trascender la política, porque nunca nos había pasado de estar identificados con una figura política. Hubo una decisión de abrir el juego a la juventud.

-Esta apertura inspiró a otros partidos que están yendo por el mismo camino.

-Sí. Esto tuvo un eco en otros espacios po-líticos, no solamente en el nuestro. Espacios políticos y ámbitos en general, porque la participación política no se da solamente desde hacerse cargo de un lugar en el Es-tado. Ahora, el Senado y la Cámara de Diputados dejaron de ser lugares donde se va a jubilar gente. Se nos está dando la posibilidad de hacernos visibles como jóvenes en lugares con representación política, porque hay una decisión de hacerlo.

Fuente utilizada: La Tecla