Jueves 13 de agosto de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 20.20.2020

Irán: ejecutan a un hombre condenado por practicar espionaje para Estados Unidos e Israel

El gobierno iraní castigó con pena de muerte a un ex traductor que había sido condenado por tareas de espionaje. Según afirmaron, habría filtrado información acerca de movimientos del general Soleimani (asesinado a principios de año) y el ejército del país.

El asesinato del General Qasem Soleimani sacudió al país de medio oriente a principio de año, y motivó una gran escalada de violencia. Durante días se temió por el inicio de una guerra potencialmente desastrosa entre Irán y Estados Unidos, ya que el asesinato fue efectuado por orden directa de la Casa Blanca.

Este lunes, con la disputa entre Washington y Teherán mucho más atenuada, se conoció la noticia de que el ex traductor Mahmud Musavi Majd fue ejecutado tras haber sido encontrado culpable de espionaje.

Según afirmaron fuentes gubernamentales de la nación persa, el condenado había sido acusado de haber facilitado a la CIA y al Mosad información de importancia sustancial. Puntualmente, se precisó que había filtrado datos sobre las fuerzas iraníes en Siria y los movimientos del general Qasem Soleimani.

Imagen de los bombardeos de Irán a bases militares estadounidenses en Irak, en represalia al asesinato de Qasem Soleimani.

A través del sitio web oficial de la justicia del país de medio oriente, Mizan Online, expresaron: “La condena de Mahmud Musavi Majd fue ejecutada el lunes por espionaje para que el caso de su traición hacia su país quede cerrado para siempre”.

En junio publicaron un comunicado donde se detalló que el proceso judicial que atravesaba Majd había comenzado “mucho antes” del asesinato de Soleimani, y que no estuvo implicado en la operación que terminó con su vida en las afueras del aeropuerto de Bagdad.

El informe de la justicia indicó que el condenado había emigrado a Siria en la década de 1970 con su familia, y comenzó a trabajar en una empresa como traductor entre inglés y árabe. Una vez que inició la guerra en el país, su familia se fue, pero él continuó allí.

“Su conocimiento del árabe y su familiaridad con la geografía de Siria le acercaron a los consejeros militares iraníes y tomó responsabilidades en grupos situados en Idleb y Latakia”, cuenta el documento.

El presunto espía ejecutado, Mahmud Musavi Majd.

Si bien aclaran que no era un miembro oficial de los Guardianes de la Revolución, mencionaron que “se infiltró en numerosas zonas sensibles con su cobertura de traductor”.

Las acusaciones que pesaban sobre Majd incluían el haber recibido pagos en dólares “por revelar información sobre los convoyes de los consejeros, el equipamiento militar y los sistemas de comunicación, los comandantes y sus movimientos, las zonas geográficas importantes, los códigos y las contraseñas”. El sujeto había sido detenido el 10 de octubre de 2018 por esta causa.

Por otro lado, las autoridades iraníes anunciaron el martes pasado la ejecución de otro ciudadano del país. Se trata de Reza Asgari, que trabajó para la división aeroespacial del ministerio de Defensa.

De manera análoga, las acusaciones rondaban en torno a la “venta de información” sobre misiles del ejército oriental, nuevamente con la CIA como destinataria. También habían condenado a muerte a Amir Rahimpur en febrero, por haber intentado filtrar información “sobre el programa nuclear”.

Fuente: Agence France-Presse.