Martes 14 de julio de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 25.20.2020

"Deberíamos cerrar 15 días y restringir la circulación para evitar un colapso", dijo Magario

La vicegobernadora sostuvo que la preocupación es que "siguen aumentando los muertos y la ocupación de camas". "Si nosotros cerramos ahora la circulación y algunas aperturas, podríamos bajar la cantidad de casos por día, pero solamente a partir de que hagamos ese cierre, en 15 días se producirá recién el estancamiento de crecimiento de casos", refirió.

La vicegobernadora Verónica Magario apeló a la responsabilidad ciudadana con la intención de aplanar la curva de crecimiento de contagios diarios y aseguró que "si nosotros no vamos para atrás en este momento, estaremos en una situación crítica que no queremos ver".

En el marco de debate sobre cómo continuará el aislamiento en en el AMBA, Magario calificó el escenario actual como "muy complejo". "Venimos viendo desde la semana pasada el aumento de la cantidad de casos. Les quiero dar un dato para que la población dimensione: un mes atrás, el 23 de mayo, la Nación tenía 11.000 casos, la Provincia 3800 y CABA 5000. Hoy estamos en 45.000 casos, la provincia pasó a 20.000 y CABA también a 20.000", precisó.

Magario mostró su convencimiento de que este crecimiento de los contagios es resultante de la circulación y las aperturas dispuestas. “Nuestra preocupación es que siguen aumentando los muertos y la ocupación de camas”, enfatizó.

En ese sentido, sostuvo: "La Provincia de Buenos Aires dispone de 27.000 camas, pero el Conurbano cuenta con 18.000 en total, integrando el sistema público y el privado, de las cuales el 51% están ocupadas y las de terapia intensiva en más del 52%".

"Decimos -continuó- que a este ritmo de aumento que se viene produciendo, en siete semanas colapsa el sistema sanitario. Los primeros días de la semana pasada el ritmo era de 700 casos y hoy está proyectado ya en 1200 en el Conurbano", alertó Magario.

Y agregó: "Si nosotros cerramos ahora la circulación y algunas aperturas que se dieron, podríamos bajar la cantidad de casos por día, pero solamente a partir de que hagamos ese cierre, en 15 días se producirá recién el estancamiento de crecimiento de casos".

 

 

Más adelante, la vicegobernadora fue concluyente al advertir: “Si no cerramos ahora, en poco tiempo más vamos a ver las mismas imágenes que hemos visto en otros países y realmente no lo queremos ver”.

Posteriormente hizo hincapié en el trabajo conjunto entre la Nación, la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires, y en ese marco se refirió a la desventaja comparativa que hoy presenta el Conurbano respecto a CABA. "Primero, porque CABA tiene 20.000 casos y una población de 3 millones de habitantes, mientras que el Conurbano posee 9 millones de habitantes y tiene 20.000 casos. Tiene para creer muchísimo más", calculó.

"No se va a salvar la Ciudad de Buenos Aires sola si el Conurbano sigue creciendo en cantidad de casos", afirmó, al destacar una mirada integral del AMBA.

Magario hizo, además, un llamado de atención sobre una peculiaridad que deriva de las estadísticas con que cuentan las autoridades provinciales: "Lo que detectamos rápidamente es que todos los distritos que están alrededor de la Ciudad de Buenos Aires son los más afectados en cuanto al índice de casos por cantidad de habitantes", afirmó.

También esgrimió que el virus no distingue “si el distrito es grande o es chico, si tiene mayor dimensión, y además, estamos demostrando que no solo está afectando a los barrios más vulnerables, sino que está entrando en todos los barrios con distintas características”.

Y fundamentó los beneficios de haber implementado la cuarentena en forma temprana: “Primero, nos sirvió para achatar la curva; segundo, permitió preparar el sistema sanitario, y tercero, nos dio la posibilidad de buscar tratamientos, como por ejemplo el plasma. Un enfermo recuperado puede donar plasma cada 15 días y por cada uno recuperamos cuatro, salvamos cuatro vidas, imagínense lo importante que es”, afirmó.