Lunes 13 de julio de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
LOCALES | 22.20.2020

Denuncian desidia y abandono en el Bio Parque de La Plata, con malas condiciones para trabajadores y animales

Trabajadores de la Institución le reclamaron a Julio Garro una intervención "urgente" para modificar las pésimas condiciones del ex Zoo. Denuncian que los ejemplares son mal alimentados y la comida es escasa (lo cual ha desencadenado en muerte de algunos), así como malas condiciones de infrestructura edilicia, seguridad e higiene en el predio.

Las malas condiciones del ex zoo han sido noticia a lo largo de los años, y lamentablemente en la situación actual no es la excepción. A pesar de haberse convertido en un Bio Parque, presuntamente más favorable para la calidad de vida de los animales que lo habitan, el personal encargado de su cuidado advierte que las condiciones en las que viven, así como las de trabajo, son preocupantes.

Ante esta situación, los trabajadores se han reunido en asambleas desde fines de mayo, y mantuvieron encuentros por vías remotas para definir las acciones a tomar con el objetivo de generar “un cambio estructural y definitivo” tanto en sus condiciones laborales como en las de vida de los ejemplares.

Los reclamos elevados a la Municipalidad de La Plata a través de una carta firmada por los asambleístas a fines de mayo incluyen una serie de ítems relativos al cuidado y la infraestructura para los animales, a las condiciones de trabajo de los recursos humanos, y a la irregular situación de las remuneraciones del personal.

En lo referente a los “ejemplares de la colección”, señalaron la necesidad de mejorar su alimentación, y aseguraron que además de que se registran faltantes, el aprovisionamiento es irregular. A raíz de esta situación, indicaron que muchos se encuentran visiblemente malnutridos, lo cual ha desencadenado en la muerte de “los más vulnerables” y hasta a la alimentación de algunos con cadáveres de los fallecidos (sucesos ocurridos durante la cuarentena).

Algunos animales, como esta leona, han sido trasladados del predio. La asamblea de trabajadores denuncian que estas acciones responden a un vaciamiento institucional, que pone en riesgo su fuente laboral.

Además, el documento describe la necesidad de mejorar la infraestructura de hábitat de los animales, así como la requerida para su atención veterinaria adecuada e higiénica. Por último, se menciona la crítica situación de seguridad de los mismos, los cuales a menudo son atacados (y en ocasiones asesinados) por animales domésticos o robados por intrusos, subrayando también el “favorecimiento del oportunismo vandálico”.

En lo relativo al “recurso humano”, advirtieron la necesidad de mejorar la infraestructura edilicia, así como la de seguridad para el contacto con los animales (extintores, bengalas, guantes de cuero, etc.), la provisión de ropa, calzado de trabajo y elementos de higiene para el cuidado personal.

Respecto a la situación de las remuneraciones, las exigencias giran en torno a: la reapertura de paritarias para una actualización salarial acorde a los aumentos del año corriente; el cobro del plus salarial adecuado para los trabajadores que “desempeñan sus actividades con riesgo laboral en el predio”; el cobro del bono correspondiente a los trabajadores “que asistieron a realizar sus tareas laborales en situación de cuarentena”, y “la ampliación del régimen horario de 42 horas para todos los empleados aún no afectados a esta medida”.

Por último, se le dedicó una sección de la carta a las consideraciones respecto a la ordenanza municipal 11535. En este sentido, destacaron el “caso omiso” de las autoridades respecto de la mayoría de sus artículos asociados a “la finalidad de la Institución”, que tiene que ver con “la permanencia y el bienestar de los planteles residentes”.

Luna, la yaguareté del Bio Parque, es uno de los tantos ejemplares en riesgo.

Además, se destaca que la garantización de la continuidad del espacio, y de sus actividades, se encuentra estrechamente ligada a la continuidad de las fuentes laborales de los trabajadores.

En relación con esto, el documento concluye resaltando la “urgencia” del abordaje de la situación por parte de las autoridades comunales, aclarando que ya se han enviado “innumerables notas del mismo tenor” sin recibir respuesta alguna.