Lunes 01 de junio de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 31.20.2020

Polémica en México por el saludo de AMLO con la madre del “chapo” Guzmán

Se conoció en redes sociales un video donde el presidente mexicano, que viene siendo ampliamente cuestionado por su pasividad frente a la pandemia de coronavirus, le da la mano a la progenitora de uno de los narcotraficantes más importantes de la historia de México.

 

En el día del cumpleaños de Ovidio, el hijo del “chapo”, Andrés Manuel López Obrador visitó la ciudad de Badiraguato, de donde es oriunda la familia del famoso narco que se encuentra en prisión en Estados Unidos. Si bien la visita oficial tuvo como objeto el encuentro con el Gobernador de Sinaloa y el recorrido por una obra en una ruta, el contacto con Consuelo Loera y con el abogado de los Guzmán despertó críticas desde el arco político y social.

En un registro fílmico se puede observar como López Obrador se acerca a la mujer, que lo esperaba en una camioneta y le extiende la mano. A su vez, se escucha que le dice “recibí tu carta”. A continuación, se aleja caminando, acompañado del abogado de los Guzmán, José Luis González.

Desde luego el polémico encuentro no tardó en generar controversias, en una coyuntura donde la imagen del presidente mexicano no se encuentra en su punto álgido precisamente. Es que, más allá de las críticas políticas obvias y habituales de los detractores, el mandatario viene sosteniendo una actitud despreocupada y casi negligente ante el avance del COVID-19 en el país norteamericano.

El momento del saludo entre López Obrador y Consuelo Loera.

En conferencia de prensa, ante la pregunta de una periodista, el presidente declaró: “Sí, la saludé. Hicieron también un escándalo ¿No?, nuestros adversarios, los conservadores. Fui a la supervisión de un camino que estamos construyendo de Badiraguato a Guadalupe y Calvo, cerca de donde vive la señora. Ella fue, me dijeron que quería saludarme y me bajé de la camioneta y la saludé".

“Es una señora de 92 años. Ya dije, la peste funesta es la corrupción y no un adulto mayor, que merece todo mi respeto independientemente de quién sea su hijo. A veces le tengo que dar la mano, porque ése es mi trabajo, a delincuentes de cuello blanco que ni siquiera han perdido su respetabilidad. ¿Cómo no se lo voy a dar a una señora, cómo le voy a dejar la mano tendida?”, explicó López Obrador.

El gesto, además, rompió con el protocolo de distancia social que prevalece ante la proliferación del coronavirus en México. Al respecto, señaló que, más allá de que está evitando dar la mano en los actos oficiales, y que “es lo que más le duele”, hubiera sido “irrespetuoso” no darle la mano a Loera. “Me es muy difícil humanamente, no soy un robot. Tengo sentimientos”.

Una postal de Culiacán el día que fue tomada por el cartel de Sinaloa buscando la liberación de Ovidio.

Respecto a la carta de la que hablaron, indicó: “Me entregó una carta, porque tiene 92 años, es una mujer grande y, me pidió que ayude a gestionar para que el gobierno de Estados Unidos le permita viajar para ver a su hijo, que hace 5 años que no lo ve y no se quiere morir sin verlo. Y voy a hacer el trámite, pero desde luego esto depende del gobierno de los Estados Unidos”. A continuación, añadió que “lo haría por cualquier ser humano”.

En octubre del año pasado, el cartel de Sinaloa tomó la ciudad de Culiacan a punta de armas, generando un caos total en represalia por la detención de Ovidio Guzmán. En esos insólitos días, los niveles de violencia se elevaron de tal manera que el gobierno tomó la decisión de liberarlo para contener la surrealista transgresión de todo límite institucional.

En relación a aquellos hechos, el mandatario sentenció: “Yo me reúno con la señora, la saludo. Y un gobierno conservador negoció con el hijo de la señora, y no dicen nada. De veras que son hipócritas, esa es la verdadera doctrina del conservadurismo. Que acepten que no somos iguales, nosotros no establecemos relaciones de complicidad con nadie”.