Martes 31 de marzo de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 23.20.2020

El primer político argentino en contraer coronavirus aseguró haber tenido contacto “con un sinfín de gente”

Se trata de Ricardo Argentino Bussi, quien informó recientemente que el test de coronavirus le dio positivo, y para colmo declaró haber participado de muchas reuniones.

El concejal de San Miguel de Tucumán por el partido Fuerza Republicana es el primer funcionario en dar positivo en COVID-19, y tras informarlo originó críticas y repudio por su actitud irresponsable mientras esperaba por los resultados del testeo enviados al Instituto Malbrán.

En el comunicado emitido, el legislador expresó: "En el día de la fecha, recibí los resultados de los análisis que me realicé y quiero comunicar que dieron positivos". No obstante, en un pasaje del texto señaló: "en los últimos días, estuve en contacto con un sinfín de personas que acudieron a mi oficina por audiencias que tenían programadas y que por diversas razones debía atender"

Como si fuera poco, el hijo del ex interventor de la Provincia durante la última dictadura militar, Antonio Domingo Bussi, aclaró que ahora sí se encuentra “respetando la cuarentena” que le correspondía, evidentemente, desde al menos varios días. “Quiero llevar tranquilidad a toda la comunidad e informarles que me encuentro en buen estado de salud, sin fiebre, tomando todos los recaudos necesarios”, agregó.

Más irónico aún es que Bussi recientemente había realizado declaraciones criticando las acciones de las autoridades provinciales para contener la pandemia. Según el concejal, las medidas tomadas en el aeropuerto y la aduana no eran las adecuadas.

 

 

Luego de enumerar una serie de manejos que consideraba negligentes, señaló “la falta de preparación del actual gobierno para estar a la altura de las circunstancias”. A continuación, había sentenció: “Comprendo la buena voluntad pero resulta no sólo insuficiente sino muy riesgoso este desmanejo de la crisis”.

Como no podía ser de otra manera en este festival de irresponsabilidades de todo tipo de actores sociales que signó el proceso de control de la pandemia de Coronavirus, el caso del primer político infectado se vio envuelto de contradicciones e hipocresía, siguiendo la tónica de diferentes actores de la sociedad.

Primero fueron los “pillos” que emprendieron camino a la costa atlántica, generando largas filas en los accesos a balnearios. Luego dio la nota Marcelo Tinelli, viajando a una región turística para pasar la cuarentena, y le siguieron una catarata de detenciones insólitas a lo largo y ancho del país por violar el aislamiento obligatorio.

Ricardo Bussi, el primer político infectado, también dio cátedra sobre todo lo que no se debe hacer en tiempos de crisis sanitaria nacional, mientras la inmensa mayoría del país se recluye para acatar las medidas dispuestas por especialistas y autoridades nacionales.