Martes 31 de marzo de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
INTERNACIONAL | 19.20.2020

Un médico español denuncia censura por exponer la emergencia sanitaria y criticar al gobierno de Pedro Sánchez

Se trata de Jesús Candel, un profesional de Granada que se hizo famoso en las redes sociales por narrar cómo se vive día a día la crisis por el Coronavirus en su hospital, y fue entrevistado por un masivo programa de TV. Durante el intercambio arremetió contra ciudadanos, periodistas y hasta el presidente.

 

El joven médico trabaja en el Hospital San Cecilio de Granada, y se hizo conocido recientemente en su país por los videos que sube a sus diversos perfiles en redes sociales (bajo el seudónimo “Spiriman”) detallando la delicada situación en materia de salud que le toca vivir, al menos en su nosocomio.

“Yo llevo 4 días que mi hospital se ha transformado completamente. He visto cómo todos los profesionales de la sanidad pública se han tomado esto con la gravedad que merece. Nuestros políticos desgraciadamente no han hecho que estemos tranquilos”, señaló Jesús Candel en uno de los pasajes del programa Sálvame, emitido el pasado lunes 16.

El testimonio durante el primer rato fue conmovedor y estremecedor. En primera instancia, se mostró “indignado” por la actitud de sus conciudadanos: “Salgo al trabajo y veo la autovía llena de gente. No sé qué pasa en este país que la gente no se entera de que se tienen que encerrar, es más serio de lo que incluso los médicos de España nos imaginamos”.

El especialista también aseguró: “No he visto una contagiosidad tan bestial, en mi hospital estamos cayendo como “chinches”. Veo a compañeros enfermos en sus casas, que nos estamos quedando sin personal, y cómo la gente está saliendo a la calle, cuando lo importante no es sólo evitar el pico y que se colapsen los hospitales, sino la carga viral”.

Jesús Candel, el joven médico que denuncia la crítica situación sanitaria de Granada.

Al respecto, explicó que una de las situaciones más delicadas se da cuando el contagio proviene de más de un enfermo, lo cual es más probable cuanto más se expanda el virus y en la medida que la gente continúe circulando en espacios públicos. “Si tu te contagias de varias personas, tu carga viral hará que enfermes más grave. Hay gente incluso que no tiene patologías previas, y se les pone el pulmón como se lo pone el hígado a un cirrótico. Se lo come”, expresó.

A continuación, Candel resaltó que los hospitales se están quedando sin recursos, así como sin profesionales, casi entre lágrimas, y criticó la posición de tranquilidad que se promueve desde medios de comunicación y de las clases políticas. “Yo no sé qué hacen los funcionarios asistiendo a reuniones”, soltó, y hasta arremetió contra el conductor del programa, Jorge Javier: “Deberías estar solo en ese estudio”, le indicó.

A esta altura, el médico había levantado temperatura, y para colmo en el panel lo trataban de alarmista, y ahí fue cuando perdió los estribos contra el relato de “perfecta normalidad” que se comunica de manera oficial.

“La gente dice ¿Por qué no lo dice el presidente? No le tienen que hacer caso al presidente, le tienen que hacer caso a los médicos, o los profesionales que nos enfrentamos a algo nunca visto. Lo estamos avisando porque vamos a trabajar de guardia y estamos viendo cómo ha cambiado nuestra vida, y estamos acojonados (atemorizados)”, exclamó.

Recientemente una enfermera de 52 años del País Vasco falleció a causa del COVID-19. Es la primera víctima del sistema de salud.

En un determinado momento, tras contar sobre la falta de recursos y elementos básicos en los hospitales, Candel explotó contra el presidente Pedro Sánchez (no sin antes criticar a las autoridades de Granada) y disparó: “Es un mierdas”. Tras este exabrupto, el conductor llamó a una propaganda publicitaria y al retorno el panel ya no estaba en contacto con el joven profesional.

Sin embargo, “Spiriman” continuó su cruzada en sus redes sociales al otro día y aseguró que “no quería salir en Sálvame” ya que se encontraba por demás nervioso, pero accedió por la insistencia de la producción y de allegados. “Por mi boca pueden salir barbaridades y como a los políticos no se les puede criticar y no podemos llamarles ’mierdas’...” señaló respecto al abrupto corte en la comunicación.

También apuntó contra la empresa televisiva, e irónicamente le dio “las gracias a Mediaset, por ser cobardes”. A continuación, explicó: “En su propia página han bloqueado mi entrevista. Yo no tengo ningún miedo a que me veáis como me visteis ayer, porque lo que salió de mi boca es lo que sentimos yo y miles de profesionales. Es vergonzoso que un programa como ‘Sálvame’ censure una entrevista”.

Por último, volvió a apuntar al presidente español: “Que tome las medidas judiciales oportunas por cómo le he llamado, pero se lo vuelvo a decir: Es un mierda, un cobarde y un mentiroso que está engañando a este país, como la oposición ha hecho también”.