Lunes 01 de junio de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 12.19.2019

A sólo dos días de que Ritondo y Burrlich dejaron sus cargos cayó una banda narco: "Estaban protegidos", aseguran

¿Se abrió la caja de Pandora?

Tras una intensa campaña electoral en la que el macrismo levantó como una de sus banderas principales "la lucha contra el narcotráfico", esta mañana hubo un operativo que arroja muchas sospechas sobre las políticas contra el delito desarrolladas hasta este lunes. No sólo a nivel provincial (donde fue responsable Cristian Ritondo), sino también a nivel nacional (con Patricia Bullrich a la cabeza) y en municipios como La Plata, administrada por Julio Garro y con Darío Gandiglia como secretario de Seguridad. 

No sólo el peronismo y la izquierda criticaron el desempeño de Cambiemos en esas áreas: Elisa Carrió y Luis Juez, entre otros referentes macristas, también: "A la ministra, la Gendarmería le entrega cada tanto algún decomiso para que salga en los diarios", señaló oportunamente la líder de la CC-ARI. 

Y a tan sólo dos días de que Ritondo, Bullrich y el mencionado Ganduglia (tan cercano a Garro que encabezó la lista de concejales en su distrito) dejasen sus cargos, la Policía Bonaerense realizó un operativo que pedían a gritos en toda la zona norte de La Plata, al realizar un allanamiento a  una peligrosa y conocida banda de narcos. 

Los delincuentes (ahora detenidos) habían logrado manejar a punta de pisitola el tráfico de pastillas y drogas "pesadas" en localidades como City Bell, Gonnet, Gorina, Villa Elisa y Arturo Segui.

Pero se sabe que además de armas hacen falta conexiones para vender estupafacientes.

Una vecina de el barrio "El Rincón" posteó en su cuenta de Facebook una reflexión breve. "Si toda la zona norte de La Plata sabía que los chicos que andan como zombies a la noche compraban porquerías en los de Los Tucumanos, ¿cómo no se enteraron las autoridades del municipio y las de la provincia? ¿Y cómo no sabía la delegada comunal, que también maneja a los punteros del PRO en Viilla Elisa, lo que todo el mundo veía que hacían descaradamente?". 

Tras el operativo, más allá de las armas, el dinero y la droga decomisada, en la capital bonaerense comenzó a discutirse el desparpajo con el que el macrsimo "dejó hacer" en el tema narcotráfico. 

Según fuentes a las que accedió Política y Medios, altos oficiales de la policía de la provincia decidieron acabar con la banda narco "para evitar que las causas penales" caigan en el futuro sobre ellos.

Otra versión más peligrosa para Garro, Ritondo y Ganduglia empezó a circular en forma de rumor en la localidad de Villa Elisa, donde los uniformados lanzaron el operativo: hay un acuerdo en la fuerza que hace temblar al PRO. La versión indica que el primer acusado por el nuevo gobierno o la justicia de encubrir a las bandas narcos "va a hablar y aclarar que los políticos que manejaron el área son los rsponsables de lo que se hace o se deja de hacer" en la bonaerense. 

"Ya aguantamos bastante los discursos sobre purificaciones y despidos supuestamente necesarios de compañeros de la fuerza, que siempre son los que ponen el pecho, no los políticos", dijo a este portal un ex comisario que por estas horas aparece como la voz cantante de los policías que podrían verse involucrados por no ver, ni escuchar ni saber.

Es claro: saben que el hilo siempre se corta por lo más delgado, y esta vez quieren que haya responsabilidades penales "desde arriba hacia abajo", según la fuente consultada.

Por último, vale aclarar que este portal intentó comunicarse con Darío Ganduglia (el ex hombre de Garro en el área y actual miembro de la "mesa chica" del PRO La Plata) y obtuvo un silencio escandaloso: "No tiene nada que hablar porque ya no tiene nada que ver con el cargo que tenía", dijo un colaborador. Desopilante. Y también un tema que recién comienza a destaparse, que ya preocupa en Juntos por el Cambio, y que pronto puede arrojar novedades.