Jueves 23 de enero de 2020
Facebook Twitter Instagram RSS
PROVINCIALES | 6.19.2019

El director de IOMA trató de evitar una protesta refugiado durante 7 horas: mirá cómo lo despidieron

"Vamos a pagarles", dijo con una mueca que intentaba simular tranquilidad. Lo tuvo que retirar la policía. Las deudas de IOMA con los acompañantes terapéuticos que brindan servicios para la obra social rondan, en muchos casos, los 300 mil pesos por prestador, sobre todo las de aquellos que no cobran desde 2018.

La promesa que lorgó mencionar (con voz de funcionario compungido) tan sólo se trató de una descarada mentira: en pocos días el titular de IOMA,  Pablo Di Liscia, habrá dejado el cargo, y la mora en los pagos de la obra social continuarán. No hay orden de cancelar ninguna deuda antes de que la gobernadora María Eugenia Vidal termine su mandato. 

Incluso, por otro tema la Agremiación Médica Platense había lanzado esta semana un corte de atención a la obra social bonaerense. Ayer jueves, los afiliados debieron pagar las consultas como particulares. Pero la AMP lorgó forzar a que autoricen el pago por los servicios prestados durante el último mes, y hoy la medida quedó sin efecto desde la primera hora. 

El problema de todas las otras deudas le queda de regalo al futuro Gobernador, Axel Kicillof. En diálogo con Política y Medios, representantes de los acompañantes terapéuticos que no cobran desde hace meses adelantaron: "El miércoles la seguimos con la próxima gestión, para que nos den un compromiso de pago que se cumpla, sino volvemos con todo. Porque ya no hay mas paciencia".

Este tema quedó al margen del balance que hizo Vidal de su gestión, como tantos otros. Pero más allá del reclamo, lo que llamó la atención de los trabajadores de planta de IOMA cuando comenzó a circular el video al que accedió este portal y que acompaña esta nota, es la falta de decoro del escurridizo  Pablo Di Liscia: "Vamos a pagarles". Mentir no cuesta nada.