Miércoles 11 de diciembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 22.19.2019

Escándalo en Maipú: la Junta Electoral bonaerense rechazó el pedido de nulidad de las elecciones

La Junta no dio lugar al pedido, ya que consideró que en la presentación el Frente de Todos acompañó un total de 21 denuncias de ciudadanos y en el escrutinio hubo 50 votos de diferencia entre el oficialismo y la oposición.

La Junta Electoral Nacional rechazó el pedido de nulidad de las elecciones municipales de Maipú tras un planteo realizado por el Frente de Todos, que denunció la retención de unos 150 documentos de identidad de empleados municipales y sus familias para que no puedan votar.

La medida la adoptó el organismo que integran los jueces César Álvarez (presidente de la Cámara Federal de La Plata), Adolfo Ziulu (juez federal electoral bonaerense) y Eduardo De Lázzari (presidente de la Suprema Corte bonaerense).

Según la resolución, los magistrados consideraron que en la presentación el Frente de Todos acompañó un total de 21 denuncias de ciudadanos a los que se les habría retenido el DNI el día del comicio.

Sin embargo, entendió que "admitiendo que los 21 ciudadanos privados de votar lo hicieran por el Frente de Todos, ello no podía suponer la reversión del resultado final de la elección".

Es que de acuerdo al escrutinio "surge que en el municipio en cuestión han sufragado 8.624 ciudadanos, correspondiéndoles, en la categoría de cargos municipales, 4.204 votos a la alianza Juntos por el Cambio y 4.154 a la alianza Frente de Todos", es decir que hay 50 votos de diferencia.

Tras las elecciones, el Frente de Todos denunció la sustracción de los DNI de unos 150 empleados municipales o sus familiares, y pidió la nulidad del proceso electoral, al alegar que el sufragio de estas personas podría haber cambiado la elección, en la que resultó ganador el actual intendente Matías Rapallini.

Más allá de esta decisión, aún está pendiente la decisión de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que deberá tratar el tema luego de que la Junta Electoral bonaerense le concediera al peronismo la apelación a su propio fallo en contra.

En tanto, el juez federal Adolfo Ziulu, con competencia electoral en la provincia, tiene en sus manos una denuncia penal relacionada con los hechos que reclama el Frente de Todos, y en los próximos días un fiscal podría pedir medidas de prueba.