Viernes 22 de noviembre de 2019
Facebook Twitter Instagram RSS
POLITICA | 21.19.2019

Ex soldados de Malvinas apoyan a Alberto Fernández: "La esperanza nuevamente está presente en nuestro pueblo"

Distintas organizaciones que agrupan a ex combatientes de Islas Malvinas, escribieron una carta dirigida a Alberto Fernández cuyo texto compartimos en forma completa en Política y Medios.

La misiva lleva la firma de La carta lleva la firma de Ex Soldados Conscriptos nucleados en la Mesa de Coincidencias Malvinas MECOMA de CABA, Avellaneda, Lomas de Zamora, Quilmes, Esteban Echeverria, Merlo, José C Paz, Cañuelas, Lujan, General Rodríguez, Navarro, Marcos Paz, Chacabuco, Bolívar, Carmen de Patagones, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Tierra del Fuego, Córdoba, Entre Ríos. También del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (CECIM La Plata) junto al Centro de Ex Combatientes (CEVECIM Berisso - Ensenada) y del Centro de Ex Combatientes CESCOMA (Lanús). Grupo Por Soberanía GPS.

 

Querido Alberto:

 

El próximo 27 de octubre tenemos la oportunidad de recuperar la Argentina, después de cuatro años de políticas que han devastado a todos los sectores, llevándonos a situaciones que pensábamos que nunca más ocurrirían, la esperanza nuevamente está presente en nuestro pueblo y es por ello que apoyamos las listas de todos los candidatos del Frente de Todos.

Si hay algo que sabemos, es ponerlo todo, sobrevivimos a los peores momentos y es así como comenzamos a buscar soluciones a problemáticas concretas allá por el 2003 con Néstor. Él tomó la decisión política de dar vuelta la página para que los ex combatientes no mendigaran más por la calle y el estado garantice un programa de salud digno.

Lo continuamos con Cristina profundizando el cambio de paradigma donde la cuestión Malvinas fue mucho más que una guerra decidida por una dictadura militar, encontrando en el marco regional e internacional apoyos impensados. Nos sumamos a la construcción del Museo Malvinas; se desclasificaron los archivos secretos escondidos bajo siete llaves donde aparece la verdad y el horror de la guerra como un aporte fundamental al proceso de Memoria, Verdad, Justicia y agregamos Soberanía; comenzamos el proceso de devolver la identidad a los soldados sepultados en el cementerio de Darwin Islas Malvinas, solicitando a la Cruz Roja su intervención para que las familias sepan cual había sido el destino final de sus seres queridos; abordamos la enseñanza de Malvinas desde la perspectiva de la defensa de los derechos humanos y la cultura de la paz; y los colimbas, recuperamos un espacio institucional de gestión que es la Comisión Nacional de Ex Combatientes de Malvinas sin ninguna injerencia militar.

Claro, todo esto cambió en los últimos cuatro años Alberto. Comenzaron utilizando un acuerdo humanitario para identificar las tumbas sin nombre como caballo de Troya y nos impusieron un acuerdo (Foradori – Duncan) disfrazado de comunicado conjunto a medida de los intereses británicos en el Atlántico Sur; violaron la constitución nacional, las leyes de pesca e hidrocarburos; entregaron información científica sobre pesca en detrimento de los intereses de los argentinos; acordaron vuelos a partir del 20 de Noviembre, que paradoja el día de la soberanía, para mejorar la logística en las Islas Malvinas donde está asentada una base militar que amenaza la paz de la Argentina y de la región y miran para otro lado cuando realizan ejercicios militares en forma ilegal e ilegítima en la fortaleza de Monte Agradable; desfinancian el desarrollo científico y tecnológico, el proyecto Pampa Azul, como así también el Instituto Antártico, poniendo en riesgo nuestra presencia en la Antártida Argentina; volvieron los desfiles con los torturadores y represores como si acá no hubiese pasado nada, con discursos negacionistas de los adoradores épicos de las balas; nos quieren imponer que la problemática de post guerra es un tema de “la defensa” creando estructuras que nada tienen que ver desde el abordaje socio-sanitario de la cuestión humana e improvisan, siempre improvisan entre otras cuestiones.